INTERNACIONAL
08/08/2018 07:44 CEST | Actualizado 08/08/2018 11:28 CEST

Tomar la calle, último cartucho de las argentinas para impedir que el Senado tumbe la legalización del aborto

Salvo sorpresas de última hora, 37 de 72 senadores votarán en contra de la despenalización del aborto aprobada por el Congreso.

EITAN ABRAMOVICH via Getty Images
Mujeres ataviadas con la ropa de la serie 'El cuento de la criada' se manifiestan a favor de la legalización del aborto junto al Congreso de Argentina.

Tomar las calles se perfila como el último cartucho del movimiento a favor del aborto en Argentina para evitar que el Senado del país tumbe este miércoles el proyecto de ley para la legalización del aborto, una histórica iniciativa que fue aprobada por un ajustado margen en la Cámara de Diputados hace dos meses.

Salvo que entre los senadores que se han posicionado en contra de la norma haya deserciones de última hora, el 'no' a la legalización del aborto tiene, como mínimo, 37 votos garantizados de un total de 72 escaños, con lo que ya sumarían mayoría. Mientras, el sí cuenta con 26 insuficientes apoyos. Otros dos senadores se abstienen y siete no se han pronunciado.

"Estamos haciendo todo para que la iniciativa se apruebe. Tenemos confianza en el movimiento de la calle. Creemos que muchos senadores se definirán en el momento de la votación", señalaba la víspera Julia Martino, una de las portavoces del grupo que promueve la legalización.

¿Cuál es la legislación actual sobre el aborto en Argentina?

La Cámara de los Diputados de Argentina aprobó el pasado 14 de junio una ley que busca despenalizar el aborto hasta el cumplimiento de la semana 14 de gestación, que es la que ahora pasa al Senado. El proyecto fue aprobado con 131 votos a favor, 123 en contra y una abstención. Hasta el último momento el resultado fue incierto por las posturas opuestas dentro del oficialismo y de la oposición.

El texto aprobado despenaliza cualquier aborto hasta la semana 14 de gestación —y no solo en los actuales supuestos por violación y peligro de salud de la madre—, y establece que si la gestante es menor de 16 años, se debe realizar con su consentimiento.

A favor y en contra

Según estimaciones oficiales, en el país austral se practican 354.627 abortos al año, es decir, 41 por hora. Sin embargo, grupos favorables a la despenalización destacan que en Argentina se producen alrededor de 500.000 abortos clandestinos al año, por lo que argumentan que la legalización se trata de "una cuestión de salud pública" que afecta especialmente a las mujeres más vulnerables y con menos recursos.

LightRocket via Getty Images
Marcha en contra de la legalización del aborto en Argentina.

Estos abortos clandestinos son la principal causa de muerte materna en 17 de las 24 provincias argentinas, causando unas cien muertes al año.

El movimiento a favor del aborto defiende además que la mujer es libre para decidir sobre su cuerpo. En frente, las voces contrarias se inclinan por "la defensa de la vida" del "niño por nacer", respetando las dos vidas reforzando la educación sexual.

¿Cuándo se sabrá el resultado?

La sesión en el Senado, que arranca a las 10.30 hora local (15.30 hora española), se prevé intensa y larga, y la votación, reñida, como ya ocurrió el pasado 14 de junio, cuando la Cámara Baja terminó dando el visto bueno al proyecto de ley tras un debate que se extendió casi 24 horas.

En esta ocasión, sin embargo, se espera que la sesión sea algo más corta al tratarse de 72 senadores (frente a 256 diputados), por lo que lo más probable es que la votación tenga lugar en la madrugada del jueves, ya que primero los legisladores deben dirimir qué dictamen se aborda en el recinto, algo que no pudieron determinar al finalizar el debate en comisión por una disputa sobre el procedimiento.

Clamor en las calles

Ante el panorama desfavorable, los grupos que apoyan la iniciativa han intentado modificar el proyecto de ley para reducir de 14 a 12 semanas el lapso en el que se autorizaría el aborto y permitir la objeción de conciencia de los médicos, con el fin de lograr así el respaldo de algunos senadores. Pero su propuesta fracasó.

Por ello, su baza ahora es la movilización en la calle. Las manifestaciones que se han vivido en Argentina durante los últimos meses tanto a favor como en contra de la despenalización del aborto han sido multitudinarias. Y este miércoles no será menos. En una rueda de prensa celebrada esta semana, las integrantes de la campaña a favor de la despenalización anunciaron que esperan convocar a dos millones de personas gritando a favor del aborto legal, seguro y gratuito en Argentina.

Agustin Marcarian via Getty Images
Una marcha a favor del aborto el pasado julio en Argentina.

Un lado de la plaza del Congreso se teñirá del color celeste que caracteriza al autodenominado movimiento "pro vida" -contrario a la legalización- y el otro acogerá a quienes están a favor, con los ya emblemáticos pañuelos verdes de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, que desde hace 13 años impulsa este proyecto.

Tercer país de América Latina

Si se aprobase, Argentina se convertiría en el tercer país de América Latina que permite la interrupción voluntaria del embarazo, después de Cuba y Uruguay.

El aborto también es legal en Ciudad de México y se permite en la mayor parte de los países latinoamericanos en caso de riesgo para la vida de la mujer, cuando es producto de una violación o cuando hay inviabilidad de la vida extrauterina. Pero está totalmente prohibido en El Salvador, Honduras y Nicaragua.

Si el proyecto es rechazado, no podrá presentarse nuevamente hasta dentro de un año.

EL HUFFPOST PARA AQUARIUS