INTERNACIONAL
28/08/2018 18:35 CEST | Actualizado 28/08/2018 18:41 CEST

La ONU denuncia posibles crímenes de guerra de todas las partes en conflicto en Yemen

Los expertos constataron "un desprecio absoluto por el sufrimiento del pueblo yemení, a pesar de lo cual este conflicto ha caído en el olvido".

Todas las partes involucradas en el conflicto del Yemen, que pronto cumplirá cuatro años, han cometido potenciales crímenes de guerra y una parte de los responsables han sido identificados por un grupo de expertos de la ONU, según un informe presentado hoy.

Las acusaciones recaen en primer lugar sobre la coalición militar árabe que lidera Arabia Saudí y secunda Emiratos Arabes Unidos, cuyos bombardeos aéreos "han causado la mayoría de las víctimas civiles directas".

Las restricciones que han impuesto a la entrada de bienes al país han tenido, además, un terrible impacto en la población.

También serían responsables de los crímenes más graves que se pueden cometer en un conflicto armado las fuerzas progubernamentales, apoyadas por la coalición y por algunos países occidentales, en particular por Estados Unidos y el Reino Unido, que les proveen de inteligencia militar.

La coalición árabe suní y las fuerzas leales al Gobierno yemení combaten a los rebeldes hutíes chiíes, quienes son igualmente responsables de potenciales de crímenes de guerra en las amplias zonas que controlan, como Saná o la ciudad portuaria Al Hudeida.

Así lo ha constatado el grupo de expertos internacionales y regionales para el Yemen formado por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en 2017 y que expuso hoy el resultado de sus indagaciones.

De parte de todos los beligerantes, los expertos constataron "un desprecio absoluto por el sufrimiento del pueblo yemení, a pesar de lo cual este conflicto ha caído en el olvido", lamentó el presidente del grupo de expertos, Kamel Jendoubi, durante una rueda de prensa.

Por ello, reclamó el cese inmediato de la violencia, que se tomen medidas para proteger a los civiles y que se combata la impunidad campante para que las víctimas obtengan justicia.

"Donde fue posible, identificamos a personas responsables de los crímenes y presentaremos hoy una lista confidencial (con sus identidades) al Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos", anunció Jendoubi.

Los nombres se mantendrán bajo custodia de ese organismo de la ONU con el fin de que sean considerados por un tribunal que eventualmente investigue y juzgue las violaciones de los derechos humanos en el curso de este conflicto, al igual que está haciendo el Comisionado en el caso de Siria.

(Puedes seguir leyendo tras la foto...).

Salvatore Di Nolfi / EFE
Charles Garraway, uno de los miembros del grupo de expertos eminentes internacionales y regionales para Yemen de la ONU; Kamel Jendoubi, presidente de dicho grupo; y Alessandra Vellucci, directora del Servicio de Información de la ONU en Ginebra, durante la rueda de prensa.

Preguntado sobre quiénes han cometido los peores crímenes, el experto Charles Garraway dijo: "no podemos poner porcentajes en términos de culpa, sino establecer patrones de violencia", según los cuales todas las partes han violado el derecho internacional.

Anotó, sin embargo, que no se pudo indagar el rol que ha tenido el grupo yihadista Estado Islámico en este conflicto.

No podemos poner porcentajes en términos de culpa, sino establecer patrones de violencia

Al exponer sus conclusiones, los expertos enfatizaron que su independencia siempre fue respetada, que pudieron visitar lugares donde ocurrieron ataques, así como centros de detención, e interrogar a víctimas y testigos, en un total de catorce misiones que efectuaron al Yemen.

Más de 6.600 muertos

El periodo considerado para la investigación empieza en septiembre de 2014, cuando los rebeldes hutíes tomaron Saná y provincias del norte y el oeste del país y expulsaron al Gobierno de la capital; aunque el conflicto recrudeció en marzo de 2015 con la intervención de la coalición dirigida por Riad.

A esta última se le atribuye la responsabilidad "de bombardeos contra áreas residenciales, mercados, funerales, bodas, prisiones, barcos civiles e incluso centros médicos", en los que no se respetaron los principios básicos de distinción, proporcionalidad y precaución.

Según la Oficina de la ONU para los Derechos Humanos, desde marzo de 2015 han fallecido en la guerra yemení 6.660 civiles y 10.563 han resultado heridos, aunque "la cifra real es probablemente significativamente más alta", recalca el informe.

La investigación también recoge el testimonios de víctimas y testigos que describen un comportamiento "agresivo generalizado" por parte de la milicia progubernamental Al Hizam al Amni y personal de Emiratos Árabes Unidos, que incluye violaciones de hombres y mujeres y violencia sexual contra personas desplazadas.

Photo gallery Bombardeo de autobuses infantiles en Yemen See Gallery

#YONOMEOLVIDO