NOTICIAS
01/10/2018 17:52 CEST | Actualizado 01/10/2018 18:40 CEST

Una "ameba comecerebros" mata a un surfista tras visitar una piscina de olas

El 98% de los casos de infección acaba en muerte.

Getty Images/iStockphoto

El surfista Fabrizio Stabile acudió el pasado 16 de septiembre a una piscina de olas para entrenar. A las pocas horas, se encontró mal. Un dolor de cabeza muy fuerte le acompañó durante dos días y ninguna medicina logró hacerlo remitir. El segundo día, despertó sin poder moverse y sin poder hablar de manera coherente. A las pocas horas de ingresar en un hospital, había muerto.

La culpable, como demostraron los análisis posteriores, era Naegleria Fowleri, un parásito "comecerebros" que pudo introducirse en su organismo en la piscina de olas de Texas (Estados Unidos), ahora clausurada para investigar la presencia de la bacteria en sus aguas.

Los análisis que se le hicieron a Fabrizio dieron positivo el 20 de septiembre, un día antes de su muerte. Según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), la meningoencefalitis amebiana primaria es una enfermedad extremadamente grave, con una tasa de mortalidad del 98%.

"La infección que afectó a Fabrizio solo ha sido diagnosticada 143 veces en los últimos 55 años en Estados Unidos. El peor escenario se desarrollaba ante nuestros ojos, especialmente cuando supimos que en el 98% de los casos resulta letal. Cuando Fabrizio fue diagnosticado ya era demasiado tarde para administrarle el medicamento que previamente se le había administrado a tres de los cinco únicos supervivientes registrados en Norteamérica. Además de eso, no es fácil acceder a esa medicina", han escrito amigos de Stabile en una página dedicada a su memoria.

La bacteria ha sido descubierta en aguas frescas, suelos, alcantarillado, lodo de aguas residuales, aguas de piscinas, arena, frotis faríngeos y/o nasales. También se han aislado del aire contaminado con polvo. Es capaz de resistir a temperaturas de 40-45ºC y es muy resistente en aguas poco cloradas.

El entorno del surfero muerto está tratando de recolectar fondos para crear una fundación que lleve el nombre del joven y trabaje por la concienciación sobre la infección por la Naegleria Fowleri.

NUEVOS TIEMPOS