TENDENCIAS
29/11/2018 11:55 CET | Actualizado 29/11/2018 12:01 CET

'ArmyChef': así moderniza el Ejército español su cocina

Estos días se celebra en Zaragoza una jornada de modernización que acaba con un concurso entre seis equipos de militares.

MADOC
Imagen de los militares cocinando en el remolque.

En un clásico en las misiones internacionales: los militares de todo el mundo se mueren de ganas de ir de visita a la base española. ¿El motivo? La comida de sus cantinas. Y no sólo bajo techo: en campo abierto, cuando hay que echar mano de las raciones individuales de combate, se intercambia una por cada tres o cuatro de las norteamericanas, por ejemplo.

Pero siempre hay que mejorar. Por eso, la Agrupación de Apoyo Logístico n.º 41 (AALOG 41) del Ejército de Tierra ha convocado estos días en el Acuartelamiento Capitán Mayoral (Zaragoza), una especie de MasterChef profesional, que ya se conoce familiarmente con el nombre de ArmyChef aunque su nombre más prosaico sea el de "Jornadas de actualización de alimentación en Campaña del Ejército de Tierra".

Según informan desde del Departamento de Comunicación de la Fuerza Logística Operativa, "se trata del desafío (fraternal) entre seis equipos, compuestos por dos miembros, que se enfrentan a una prueba de cocina, como colofón a la puesta en común de técnicas e intercambio de experiencias" en días previos.

Los concursantes proceden de cada una de las Agrupaciones de Apoyo Logístico del Ejército español: Madrid, Sevilla, Zaragoza, Valladolid y Tenerife, más otro del Grupo Logístico de la Brigada Aragón I, de Zaragoza.

(Puedes seguir leyendo tras las fotos...).

MADOC
Una de las concursantes, con repostería.
MADOC
En los fogones, con el uniforme.

Lo que buscan con estas jornadas es actualizar sus conocimientos sobre actividades desarrolladas en la alimentación en campaña, tanto en territorio nacional, en ejercicios, como en zona de operaciones, en misiones internacionales; normalizar los distintos procedimientos para la confección de menús y su posterior elaboración; instruirse en la confección de dietas equilibradas, adaptándose a las distintas necesidades nutricionales; adquirir destreza en el manejo de los equipos de campaña de dotación en las unidades, y capacitarse para hacer frente a las distintas necesidades dietéticas, como celíacos, intolerancias a determinados alimentos, así como menús confesionales.

La gracia está también en los fogones: en vez de un plató, trabajarán en un remolque cocina Arpa 2000, la herramienta móvil que emplean los miembros de las Fuerzas Armadas para estos menesteres.

La iniciativa cuenta con 525 euros de presupuesto, lo que permitirá cocinar para 260 personas. Elaborar un menú completo para un militar (con un primer y segundo plato, postre y bebida) cuesta 3,75 euros.

Y como en el concurso que presenta Eva González, hay un jurado que tiene que valorar diversos elementos: gusto, sabor y aroma, presentación e innovación, y el uso de ingredientes. Quienes deciden al ganador son Clara Arpa, consejera delegada del grupo ARPA (fabricante de las cocinas que emplea el Ejército), Diego Barbero, chef del hotel NH Ciudad de Zaragoza, Miguel Ángel Mosteo, crítico gastronómico, y Ángel Santos Ramírez, coronel veterinario (en la reserva) y experto en nutrición.

Una iniciativa divertida... porque una buena defensa también comienza por el estómago.

QUERRÁS VER ESTO

Probando la comida militar española.