TENDENCIAS
16/12/2018 09:25 CET | Actualizado 16/12/2018 09:25 CET

12 cosas que jamás deberías hacer al conocer a los padres de tu pareja

"Una primera impresión puede convertirse en una impresión duradera".

FG Trade via Getty Images

Conocer a los padres de tu pareja puede resultar intimidante. Es un paso importante en la relación y hay mucho en juego.

"Una primera impresión puede convertirse en una impresión duradera. Si muestras cualquiera de estas actitudes (negativas), corres el riesgo de que sus padres alcen barreras emocionales, lo que complicará la relación a largo plazo con ellos", comenta el terapeuta familiar Danny Gibson.

Para ayudarte a no dar una mala impresión en vuestro primer encuentro, la edición británica del HuffPost se ha puesto en contacto con Gibson y otros expertos con el fin de conocer los comportamientos que debes evitar frente a tus posibles futuros suegros.

1. Modera las muestras públicas de cariño

"Pese a que las muestras públicas de cariño pueden ser algo maravilloso, hay momentos y lugares apropiados para llevarlas a cabo. Esto no significa que tengas que adoptar una actitud fría, distante y robótica, sino que tienes que ser consciente de las personas a las que tienes delante. Muestras simples como daros la mano, alguna caricia ocasional o apoyar el brazo en sus hombros son formas estupendas de mostrar vuestro cuidado y respeto por la persona amada y a las personas que la han criado". ― Jamie Goldstein, psicóloga.

2. Nada de emborracharte

"No los vayas a conocer si has bebido ni bebas demasiado en el primer encuentro. La impresión que puedes dejar en los padres de tu pareja es que te falta autocontrol y tomas malas decisiones. Conocer a los padres de alguien por primera vez te exige estar presente y mostrar coherencia y autenticidad, y nada de eso es posible si has bebido demasiado". ― Gibson.

3. No saques temas de conversación controvertidos, como religión, política o sexo

"No hables de religión ni de política. Aunque tu pareja y tú compartáis las mismas perspectivas, no des por hecho que sus padres también. Aunque tengas la certeza de que tus creencias están en consonancia con las de los padres de tu pareja, algunas personas siguen considerando que es de mal gusto sacar ciertos temas. Es mejor conocerlos más antes de hablar de esos temas.

Tampoco hables sobre sexo, especialmente si se trata de tu vida sexual. Aunque a los padres de tu pareja les guste el humor sucio, es preferible que guardes tus aportes hasta que hayas desarrollado una relación más cercana con ellos. Dicho eso, probablemente prefieras omitir cualquier referencia a tu vida sexual. A la mayoría de los padres no les apetece enterarse". — Gina Delucca, psicóloga.

4. No mientas ni finjas otra versión de ti para intentar quedar mejor

"Ser una persona falsa en vez de ser quien eres es un error que no le gustará a tu pareja. También es probable que que te descubran tarde o temprano y es posible que, cuando suceda, dañe seriamente vuestra relación. Si tu pareja te ha aceptado como eres, también debería ser suficiente para sus padres". — Kurt Smith, psicólogo.

5. Deja en paz el móvil

"Evita estar pendiente del móvil, mandando mensajes, comprobando el correo o mirando las redes sociales. Los padres de tu pareja se pueden sentir ignorados y tal vez piensen que no te interesa conocerlos". ―Janet Brito, psicóloga y terapeuta sexual.

6. Aparca los chistes inapropiados

"Probablemente sea mejor que te abstengas de contar chistes inapropiados, sexuales o racistas. Los padres quieren que sus hijos salgan con personas cariñosas y empáticas. Si ya sueltas chistes inapropiados en el primer encuentro, demuestras falta de respeto por otras personas y mal juicio". ― Gibson.

7. No tengas la mente cerrada

"Tu pareja es una persona distinta de ti y con un trasfondo también distinto. Debes ir a cualquier encuentro con la mente abierta, sin esperar que los padres de tu pareja sean como los tuyos. Si eres intolerante o impaciente con sus formas de pensar, puedes dañar o incluso destruir la ocasión de tener algún día una relación cercana y cariñosa con ellos". ― Samantha Rodman, psicóloga.

8. No dejes que recojan y limpien todo después de comer

"No te acomodes en la silla después de cenar. Ofrécete para ayudar a recoger y limpiar. Si no lo haces, los padres de tu pareja pensarán que no te gusta trabajar en equipo". ― Brito.

9. No hables de dinero

"Comentar que sus padres tienen una buena casa es una cosa. Preguntarles cuánto ha costado es otra cosa bien distinta. Sacar el tema del dinero suele ser considerado de mal gusto y puede percibirse como algo maleducado. Una vez establecida una buena relación, hay gente a la que no le importará decirte cuánto les ha costado un reloj, pero con alguien a quien acabas de conocer es mejor mantener fuera de la conversación los asuntos financieros". ― Smith.

10. No vayas desaliñado/a

"No vayas en chándal ni con aspecto de haber salido de la cama hace un momento. Demuestra que te tomas en serio conocerlos y que los respetas lo suficiente como para preocuparte por tu aspecto". ― Brito.

11. No hables solo sobre ti

"Aunque los padres de tu pareja probablemente estén muy interesados en conocerte, tampoco quieren pasarse todo el rato escuchando cómo les cuentas toda tu vida. Trata de encontrar un equilibrio en la conversación haciéndoles preguntas que muestren que también te interesa conocerlos a ellos". ― Delucca.

12. Tampoco te quedes sin palabras

"Puede resultar intimidante conocer a los padres de tu pareja, pero no te quedes en silencio. Intenta tratarlos como a cualquier otra persona a la que respetes, como tu jefe o los amigos de tus padres. Sé amable y sígueles la conversación". ―Tina Tessina, psicoterapeuta.

Este artículo fue publicado originalmente el en 'HuffPost' Reino Unido y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.

Photo gallery Padres que lloran en bodas See Gallery