POLÍTICA
21/01/2019 18:25 CET | Actualizado 21/01/2019 19:09 CET

Errejón y el doloroso tatuaje de Podemos

Deja su escaño en el Congreso pero seguirá militando en el partido morado: "Lo he fundado y lo llevo tatuado en la piel"

EL HUFFPOST

Han sido unos días duros, pero está convencido de que está haciendo lo correcto. Ha escuchado "gruesas" declaraciones de compañeros en la dirección de Podemos. No quería más dramas, deseaba que se acabase. Si el gran problema era su escaño, ahí lo tienen ya.

Íñigo Errejón se ha despedido este lunes del Congreso de los Diputados, ha dicho adiós tras tres años intensos, en plena guerra cainita de Podemos y muy lejos de aquella postal idílica de amigos-compañeros-fundadores con Pablo Iglesias que llegaban a la Cámara Baja el 20 de diciembre de 2015 y rompían para siempre el bipartidismo.

Para los suyos, un héroe que quiere ampliar la base social de Podemos y alcanzar la Puerta del Sol. Para sus enemigos internos, un político que no supo perder el congreso de Vistalegre II, que siempre ha deseado ser el líder y que ha traicionado a las siglas que él mismo llegó a crear.

Errejón se va del Congreso, pero se queda en su partido. Seguirá siendo militante: lo lleva "tatuado en la piel", como ha dicho al mediodía. Y, además, confía en que al final la dirección regional de Ramón Espinal termine sumándose a Más Madrid, la plataforma creada a nivel municipal por Manuela Carmena que se extiende también a la Comunidad. Ahora: a luchar por la Puerta del Sol.

Han sido días duros pero Errejón está bien

Varias jornadas de tiras y aflojas. Con Podemos pidiéndole a Errejón que renunciara a su acta en el Congreso. Pero nadie le ha llamado directamente, como él mismo ha confesado, para hacerle expresa esa petición. Y, mientras, Errejón y su entorno han tenido que soportar palabras que les han dolido mucho. Especialmente, las de Pablo Echenique, quien el pasado viernes decía que el diputado se aferraba al Congreso porque tenía que vivir de algo hasta mayo.

Errejón ha dicho literalmente en su despedida en el Congreso: "Pago muy tranquilo el precio de haber tomado la decisión correcta". En el entorno del exdiputado dicen que lo ven "bien" y avisan de que se ha tocado "una tecla" en la Comunidad de Madrid que hacía mucho que no sonaba.

Los 'errejonistas', según fuentes consultadas, siguen pensando que al final Podemos irá con ellos. "¿Qué van a hacer? ¿Ir a un acto por la mañana de Carmena y no ir a otro por la tarde de Más Madrid? ¿Por qué renunciar a una plataforma liderada por uno de Podemos?", se preguntan en el entorno de Errejón.

Además, en los últimos días sienten que la decisión es la correcta por el feed back que les llega. Fuentes del entorno de Errejón, ponen de relieve el dato de audiencia del pasado sábado de La Sexta Noche con la entrevista con el político (el programa tuvo una cuota de pantalla de tres puntos más que la semana anterior).

En este sentido, los 'errejonistas' están contentos porque desde el pasado 16 de enero se han sumado 800 voluntarios a Más Madrid y han crecido en unos 6.000 los simpatizantes. Además, dicen, por la calle la gente les muestra su "ilusión" por el paso dado al frente.

Errejón también tiene claro que no deja Podemos, aunque le hayan enseñado la puerta. "No podría abandonar Podemos aunque quisiera. Lo he fundado y lo llevo tatuado en la piel", ha recalcado este lunes. Casualidades de la vida, le sustituirá en el Congreso Sol Sánchez, de Izquierda Unida, que fue motivo de discusión entre pablistas y errejonistas durante el intento de pactar la lista regional.

Los 'errejonistas' confían en una misma lista

Desde el entorno de Errejón también argumentan que creen que Podemos podría entrar finalmente en Más Madrid por lo que está sucediendo en Barcelona. Allí Ada Colau ha frenando el sistema de elección que pretendía Pablo Iglesias y Podem no hará primarias internas propias, sino que participará directamente en las de Barcelona En Comú.

Lo que sí supone este lunes para Errejón es dejar la política nacional. Él lo fue (casi) todo en Podemos, el 'número dos del partido' hasta ese congreso de Vistalegre II. Iglesias ganó aquella votación y se inició un tiempo nuevo en febrero de 2017, pasando a tomar las riendas Irene Montero y Pablo Echenique. Pero, los 'errejonistas' piensan que el tiempo les ha dado la razón y, al final, Iglesias ha creado espacios de entendimiento y apoya a Pedro Sánchez desde el Parlamento. Muy lejos ha quedado aquella "cal viva" que gritaba el líder morado.

Pero con esta despedida de la Carrera de San Jerónimo, según explican desde su círculo, se quiere acabar ya con este ruido, relajar este drama, irse con buenas palabras del Congreso... y empezar ya a hablar de la campaña. "No quería meterse con nadie", indican las fuentes, que señalan que quería salir de ese bucle. "Él está bien y con ganas de hacer muchas cosas", relatan. Poner fin a este cúmulo de declaraciones y acusaciones. Poner tranquilidad.

Para ello ha querido mandar un mensaje a sus compañeros en el Congreso minutos antes de oficializarlo ante la prensa. "Hola compañer@s, Comunico ahora que entrego mi acta de diputado. Gracias por todo este tiempo, por lo aprendido, por lo compartido, por las risas y por las discusiones. Nos encontramos en la lucha. Un abrazo a to@s y ánimo con los presupuestos".

Errejón comienza una nueva vida fuera del Congreso. Y con el doloroso tatuaje de Podemos.