TENDENCIAS
17/03/2019 09:18 CET | Actualizado 17/03/2019 09:18 CET

¿Es normal tener mareos tan a menudo?

La causa no siempre está clara.

Hay motivos muy conocidos por los que surgen los mareos, ya sea porque vas en barco y el mar está agitado o porque has dado demasiadas vueltas. Otras veces el motivo no está tan claro. Los mareos también pueden estar provocados por problemas de salud subyacentes o por no beber suficiente agua. También tiene que ver la edad. Si no eres capaz de encontrar la razón, aquí puedes descubrir otras causas frecuentes y cómo poner solución.

Te has puesto de pie demasiado deprisa

JGI/Jamie Grill via Getty Images

Cuando te levantas demasiado rápido después de haber pasado un tiempo sentado o tumbado y la sangre no viaja igual de rápido a la cabeza, puedes notar una sensación de mareo en la cabeza. "Médicamente, este término se conoce como 'hipotensión ortostática', que consiste en un descenso drástico de la tensión arterial al ponerte de pie", expone Sherry Ross, obstetra, ginecóloga y experta en salud de la mujer del centro médico Providence St. John's de Santa Mónica (California, Estados Unidos).

La especialista señala que no suele ser motivo de preocupación: "Nuestro organismo es capaz de regular este problema siempre que esté sano y bien hidratado".

Hay un problema en el oído interno

Según el doctor Ilan Danan, neurólogo deportivo del Kerlan-Jobe Center for Sports Neurology y especialista en medicina para el dolor en el Cedars-Sinai Kerlan-Jobe Institute de Los Ángeles, una causa frecuente de mareos es un problema conocido como vértigo posicional paroxístico benigno (VPPB).

"El VPPB está provocado por un error de funcionamiento transitorio de los canales del oído interno que provoca mareos intensos y movimientos rápidos e involuntarios de los ojos conocidos como nistagmo", explica.

Katharine Miao, directora médica del centro de urgencias médicas CityMD, señala que los pacientes con este problema suelen indicar que de repente sienten que "la habitación se pone a girar a su alrededor" cuando se levantan de la cama. "Esta clase de vértigos se debe a un desequilibrio en el oído interno y los pacientes apuntan con frecuencia que los síntomas empeoran con el movimiento", comenta. El problema se suele solucionar por sí solo con el paso de unos pocos días, pero también puede tratarse con medicamentos si es necesario.

Otras causas de los vértigos son los problemas en el oído interno, como la enfermedad de Ménière (con síntomas como la pérdida de audición, pitidos en los oídos, mareos frecuentes y sensación de tener el oído taponado); laberintitis o neuronitis vestibular (con síntomas como mareos intensos, náuseas, vómitos, pérdida de concentración y visión defectuosa), así como golpes o migrañas.

Como regla general, "si el mareo empeora al mover la cabeza, me hace pensar en problemas del oído interno", indica el neurólogo Clifford Segil.

Tienes migrañas

Carlo107 via Getty Images

El doctor Constantine W. Palaskas, otorrinolaringólogo del Instituto Sueco de Neurociencias, indica que las migrañas también provocan mareos. "Las migrañas son un trastorno muy común y, aunque a veces se caracterizan por dolores de cabeza, muchas personas que sufren migrañas experimentan también vértigos", advierte.

Palaskas señala que los vértigos asociados a la migraña pueden durar horas o días. "Los indicios son una mayor sensibilidad a los estímulos, como las luces muy brillantes o los sonidos o tener historial familiar de migrañas", explica.

Tener el azúcar en sangre bajo

"Puedes tener el azúcar bajo si no has comido", comenta Palaskas, quien añade que este problema provoca mareos. Intenta meter nutrientes en el organismo lo antes posible. "Si así se soluciona el problema y no vuelve a suceder, probablemente sea ese el motivo. Si no se soluciona o tienes otros síntomas, como dolor torácico, ve al médico sin pensártelo", advierte.

Otros síntomas del nivel de azúcar bajo en sangre (hipoglucemia) son irritabilidad, hambre, frío, sudores, nerviosismo y ritmo cardíaco acelerado.

Tensión arterial baja

Cuando la tensión está baja, provoca mareos o sensación de ligereza, afirma Tania Elliott, del centro médico New York University Langone Health.

El doctor Richard Wright, cardiólogo del Providence St. John's de Santa Mónica, señala que "la tensión arterial se mide con la sistólica, que es el número más alto (por ejemplo, 12), y la diastólica, que es el número más bajo (como por ejemplo, 8)".

Wright explica que el motivo más frecuente por el que una persona se marea o se desmaya es porque su tensión está temporalmente demasiado baja como para permitir que le llegue el flujo sanguíneo al cerebro. "Suele suceder cuando la presión sistólica está por debajo de 8", indica.

Los medicamentos que tomas

Maskot via Getty Images

Según Elliott, algunos medicamentos (sobre todo los antidepresivos y demás fármacos de uso psiquiátrico, relajantes musculares y analgésicos) pueden provocar mareos. Lee el prospecto, habla con tu médico o investiga con otras fuentes médicas fiables para descubrir la causa.

Te haces mayor

Quizás la edad tenga la culpa. "Los desajustes son muy comunes entre las personas de avanzada edad debido a la degradación de la vista, del oído y del cerebro", explica el doctor Anil K. Lalwani, otorrinolaringólogo y presidente de los administradores científicos de la fundación para la salud auditiva Hearing Health Foundation.

Además, los ancianos suelen tomar más medicamentos de los que provocan mareos.

Te has deshidratado

No tener suficiente agua en el organismo es un gran desencadenante de mareos. Cuando el organismo no recibe suficiente agua, "se reduce el volumen de sangre y baja la tensión, lo que impide que le llegue suficiente sangre al cerebro y provoca esa sensación de ligereza", según Harvard Health.

Ross apunta que otros problemas como la diarrea grave, los vómitos, el exceso de sudoración y los desequilibrios de electrolitos pueden provocar una importante pérdida de líquido, lo cual es un potencial desencadenante de mareos. "Los diuréticos, los medicamentos para la tensión, la marihuana y otras drogas psicotrópicas son otros posibles causantes de este fenómeno", enumera.

Tienes déficit de hierro

Westend61 via Getty Images

Un nivel bajo de hierro suele deberse a la anemia, que puede provocar síntomas como mareos o fatiga, según Palaskas. Un análisis de sangre te dirá tu nivel de hierro.

La falta de hierro puede tratarse con suplementos de hierro, pero asegúrate de consultarlo primero con tu médico. En estos casos también conviene incrementar tu ingesta de hierro incorporando a tu dieta alimentos como judías, espinacas, acelgas, lentejas, edamame, avena, quinoa y almejas.

Tienes un catarro

"Todas las infecciones, hasta el enfriamiento común y la gripe, son capaces de provocar mareos a cualquier edad, pero más entre las personas mayores", advierte Miao.

Cuando el organismo sufre un ataque, el sistema inmunitario desencadena automáticamente una respuesta que provoca múltiples síntomas. "Aparte de mareos, la gente sufre con frecuencia dolores de cabeza, fiebre, debilidad y escalofríos", añade.

Miao señala que la mayor parte de las veces esta clase de infecciones son virales, pero es difícil distinguirlas de las bacterianas. "Si no lo sabes con seguridad, consúltalo con tu médico para una mejor evaluación", recomienda.

Tienes mareos por movimiento

Este es obvio, pero aun así conviene mencionarlo. Montarte en una montaña rusa, viajar en coche o dar vueltas con tu hijo pequeño en ocasiones provoca síntomas como mareos, náuseas, vómitos, dolor de cabeza y palidez.

Si no sueles sentir mareos, no hay motivo para la preocupación, según la doctora Kim Langdon, asesora médica de Medzino, una empresa de medicina y farmacia en línea. Para hacer frente a un mareo ocasional, Langdon sugiere "tumbarse hasta que se pase, dejar de hacer cualquier tipo de movimiento rápido, descansar y beber mucha agua, así como evitar el tabaco, el café y también las drogas y el alcohol hasta que se pase".

Sin embargo, si el problema empeora o se vuelve más frecuente, Langdon sugiere que vayas al médico de cabecera. Si los mareos se producen con fiebre, dolor torácico, falta de respiración, dolor abdominal, náuseas o vómitos, busca tratamiento inmediatamente, avisa Miao.

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' Estados Unidos y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.

EL HUFFPOST PARA TOYOTA