17 cosas que no sabías de Corinna

Ha pasado de ser la amiga entrañable del rey a convertirse en la peor pesadilla del emérito.
Corinna con Carlos de Inglaterra
Corinna con Carlos de Inglaterra

Culta, atractiva, inteligente, emprendedora... así definen los que la conocen a Corinna, la ‘princesa alemana’ que se ha convertido en el azote de la Casa Real.

¿Quién es esta atractiva rubia que está dispuesta a contar cosas que nadie sabe del rey emérito? ¿Cuál es su pasado? ¿Y su presente? ¿Quién es su familia? ¿Y sus amigos?

Aquí te contamos 17 cosas que a lo mejor no sabías de ella:

1. Corinna Larsen nació el 28 de enero de 1964 en Frankfurt, Alemania -aunque su padre era de origen danés-. Tiene 56 años pero cuando apareció en la escena pública española como “amiga especial del rey Juan Carlos” tenía 48.

2. Corinna zu Sayn-Wittgenstein es su nombre de casada y su verdadero apellido es Larsen. A pesar de estar divorciada desde 2005, utilizó el apellido así como el título de princesa de su segundo ex marido hasta que este se casó en junio de 2019.

3. Corinna se ha casado dos veces. Con 25 años contrajo matrimonio con el empresario britànico Philip Adkins con el que tuvo una hija. En 2000 se casó con el aristócrata alemán Johann Casimir zu Sayn-Wittgenstein-Sayn, una de las sagas aristocráticas más antiguas de Alemania, con quien tiene un hijo, Alexander.

Corinna y su hijo Alexander
Corinna y su hijo Alexander

4. La primera vez que en España escuchamos hablar de Corinna zu Sayn-Wittgenstein fue en abril de 2012 cuando, durante una cacería en Botswana, el rey sufrió un percance que le llevó a pasar por quirófano en un hospital de Madrid. Cuando se revelaron quiénes eran los que acompañaban al monarca en ese viaje, apareció el nombre de la empresaria alemana.

5. Corinna mantiene una excelente relación con su primer marido, Philip Adkins, que también formaba parte del safari de Botswuana. En una entrevista concedida a la revista Vanity Fair, la defendía así: “Ella no es una escaladora social, eso es ridículo y la gente que diga eso, son las peores personas del mundo. Corinna es una mujer guapísima, siempre va bien vestida, tiene los mejores modales, la mejor educación. Ha tenido y tiene una vida súper interesante y es muy divertida. Es el tipo de mujer que cualquier hombre, incluyendo Ernest Hemingway, perseguiría. No es ninguna escaladora social”

6. A pesar de que nunca quiso convertirse en una celebridad, ha concedido varias entrevistas a importantes publicaciones. En The New York Times, en septiembre de 2012, la princesa alemana aclaraba que había acompañado en varios ocasiones al Rey Juan Carlos como asesora estratégica del Gobierno español en temas relacionados con Oriente Medio.

Corinna y el Rey Juan Carlos
Corinna y el Rey Juan Carlos

7. En febrero de 2013, meses después del polémico viaje del rey emérito a Botswana y después de que Diego Torres, socio de Iñaki Urdangarín, sacase a la luz unos correos en los que figuraba su nombre, Corinna protagonizó una excepcional portada en la revista Hola… En el interior, en una extensa entrevista dejaba claro que al rey emérito le unía una estrecha relación, pero lo que de verdad dio que hablar fue la pulsera que lucía en las fotos. La joya estaba valorada en unos 3.500.000 euros y su diseño era casi idéntico a un brazalete de aguasmarinas de la reina Victoria Eugenia.

8. Don Juan Carlos y Corinna mantuvieron una relación de diez años durante los cuales, según la periodista Pilar Eyre, el rey le prometió que se divorciaría de la reina doña Sofía y se casaría con ella. “Y el Rey –olvidando sus noches de pasión, ese lugar de Barcelona en el que vivían como dos burgueses, sus promesas, sus proyectos de futuro, sus aventuras financieras– puso el pulgar hacia abajo y dos miembros del CNI llevaron con lo puesto a Corinna y a su hijo al aeropuerto y le dijeron: ‘No vuelvas más’. ¡A una mujer que hasta pensó que iba a casarse con el rey de España!”, escribía Eyre.

10. En 2013 se convirtió en la sombra de Charlene de Mónaco, esposa de Alberto de Mónaco. Como asesora de la primera dama monegasca, la acompañó en viajes de estado o a desfiles de moda donde ocupaba un lugar privilegiado en el front-row. Su relación con el matrimonio Grimaldi fue idílica hasta que, de la noche a la mañana, Corinna desapareció del Principado.

11. Además de en Mónaco, la “princesa alemana” ha vivido en París, California y Londres. En 2009 compró un apartamento de 240 metros cuadrados en uno de los mejores barrios de la capital británica que tardó dos años en reformar y que mostró orgullosa a la revista Point de Vue.

12. Durante cuatro años, y mientras mantuvo su relación con el monarca, Corinna vivió en Madrid, concretamente en la localidad de El Pardo. Ella y su hijo ocuparon la antigua casa del guardia forestal situada en la finca La Angorrilla, con acceso directo desde La Zarzuela.

13. La alemana mantiene un círculo social de ricos y poderosos. Entre sus más destacadas amistades están Maria Elisabetta Casellati, la presidenta del senado italiano, Alekséi Leonídovich Kudrin, ministro de finanzas ruso y hombre de confianza de Putin, y la modelo Natalia Vodianova, la mujer de Antoine Arnault, heredero del imperio LVMH.

Corinna en el front row de un desfile
Corinna en el front row de un desfile

14. Hace un año precisamente que Corinna se unió a Vodinova para lanzar Elbi, una aplicación solidaria que permite hacer pequeñas donaciones. Y es que, como ella misma afirmaba en una entrevista, “La filantropía ocupa el 50% de mi tiempo. El otro 50% lo ocupo con mis actividades comerciales”.

La 'dolce vita' de Corinna

15. En julio de 2018 salieron a la luz unas grabaciones realizadas por el comisario Villarejo en las que Corinna afirma que en 2015 Juan Carlos la utilizó como testaferro para ocultar patrimonio y propiedades en el extranjero y que contaba con cuentas en Suiza a nombre de su primo.

16. En el mes de marzo de este año Corinna iniciaba la batalla contra el rey de España y la corona. Es entonces cuando la “amiga entrañable” del exmonarca amenazó con denunciar ante el tribunal de Londres al emérito por amenazas y acoso por parte de agentes del CNI para que no revelara altos secretos de Estado.

17. En las últimas semanas, las noticias en torno a los supuesto regalos que el rey le hizo a Corinna durante sus años de relación han estado en boca de toda la opinión pública. “Pienso que me ofreció ese dinero por gratitud y por amor. Era consciente de que había hecho mucho por él y que había estado muy presente cuando le anunciaron su enfermedad”, afirmó Corinna respecto a los 65 millones de euros que el emérito regaló a la aristócrata alemana.