INTERNACIONAL
17/06/2020 18:36 CEST | Actualizado 17/06/2020 20:10 CEST

Alerta en Alemania: un brote de coronavirus en un matadero deja, al menos, 650 contagios

El contagio masivo lleva a tomar medidas drásticas: 7.000 personas han sido puestas en cuarentena.

Peter Zelei Images via Getty Images

No solo Pekín vive inquieta ante el nuevo rebrote de coronavirus en un mercado local. Alemania se enfrenta a un foco de infección que afecta, por el momento, a al menos 650 personas de un matadero y una planta de empaquetado de la empresa cárnica Tönnies ubicados en Guetersloh. Este miércoles, Alemania ha registrado 30 fallecidos y 345 contagios, frente a los nueve fallecidos y los 378 contagios de la jornada anterior.

De los 983 tests realizados hasta el momento han dado positivo 657, aunque no se descarta que el número pueda ir en aumento, ya que en las instalaciones de la empresa han trabajado hasta 7.000 personas en los últimos meses.

El contagio masivo ha llevado a tomar medidas drásticas: Tönnies ha anunciado esta tarde el cierre total de la planta para evitar nuevas infecciones, mientras que los trabajadores contagiados y las personas con las que han estado en contacto —tanto compañeros de trabajo como familiares— tendrán que guardar cuarentena.

Además, de acuerdo con el jefe de distrito Sven-Georg Adenauer, todos los colegios y guarderías cerrarán, aunque no se producirá un confinamiento generalizado, según afirmó en una rueda de prensa cuando el número de positivos todavía se cifraba en torno a 400.

Según el canal de televisión NTV, muchos de los empleados de la planta cárnica de Gütersloh proceden del este de Europa y están alojados en instalaciones comunales, aunque la cadena también indicó que según estudios científicos el virus se transmite con más facilidad en entornos refrigerados.

No se trata del primer brote de estas características en un matadero alemán; el 8 de mayo una planta en la localidad de Coesfeld (oeste del país) cerró tras detectar 129 casos de Coid-19.

En una intervención al término de una reunión con los jefes de los distintos estados federados, la canciller Angela Merkel “saludó” que el distrito hubiera tomado rápidamente y sin dudar medidas como el cierre de las escuelas: “Esta es la estrategia que planteamos para que el virus no se extienda más: estar preparados para reaccionar siempre, porque podemos tener un evento infeccioso incontrolado en cualquier momento”. 

Mataderos y plantas de procesamiento

La pandemia ha puesto de manifiesto la dificultad de cumplir las medidas de distancia e higiene en el contexto de las condiciones laborales existentes en el sector cárnico, lo que el mes pasado llevó al gobierno a anunciar una reforma estructural del ramo, caracterizado por la mano de obra temporal e inmigrante. 

Los brotes en los mataderos y las plantas de procesamiento se suceden desde hace semanas en Alemania, donde sin embargo, el incremento de nuevos positivos de coronavirus continúa a la baja en comparación con semanas anteriores, según los datos del instituto Robert Koch. En las últimas 24 horas, el centro de referencia del país contabilizó 345 nuevos contagios, lo que eleva la cifra total desde el inicio de la epidemia a 187.184. El número de muertos asciende a 8.830 en Alemania; 30 de esas muertes se produjeron este martes y elevan la tasa de mortalidad a 4,7%.

Los repuntes de casos en mataderos no es algo exclusivo de Alemania y también se ha notado en España, con el caso principal de Binéfar (Huesca). Fernando Simón considera que puede deberse al personal que trabaja en ellos, por tratarse de personas con mayor riesgo por sus condiciones sociosanitarias.

El Gobierno alemán dio este fin de semana por terminados los controles fronterizos que introdujo para controlar la propagación del coronavirus y que han quedado suprimidos desde la madrugada del lunes.

La relajación sobre los controles impuestos a mediados de marzo en relación con la pandemia comenzó el pasado miércoles, pero el Gobierno alemán decidió proseguir con los bloqueos establecidos previamente para frenar la migración ilegal en la frontera con Austria.

Con el levantamiento de la medida, personas procedentes de los países limítrofes podrán volver a ingresar a Alemania sin tener que dar un motivo especial. Los controles para extranjeros que lleguen en avión procedentes de España serán levantados el 21 de junio.

 

HEINEKEN PARA EL HUFFPOST