Anticorrupción se querella contra los empresarios que vendieron mascarillas al Ayuntamiento de Madrid

La Fiscalía cree que hay comisiones "exageradas" en la compra de material sanitario para el Consistorio madrileño.
El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida.
El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida.
Carlos Lujan/Europa Press via Getty Images

La Fiscalía Anticorrupción ha presentado una querella ante los juzgados contra los empresarios Luis Medina y Alberto Luceño Cerón por cobrar comisiones millonarias al “inflar” el precio de la compra de material sanitario para la pandemia tras firmar tres contratos con la Empresa de Servicios Funerarios y Cementerios de Madrid.

En el documento a la que ha tenido acceso Europa Press, se justifica su presentación por la presunta comisión de delitos de estafa agravada; falsedad en documento mercantil y blanqueo de capitales, sin perjuicio de que la calificación pueda variar “en el momento procesal oportuno”.

El escrito judicial tiene su origen en las diligencias de investigación incoadas por la Fiscalía el 19 de noviembre de 2020, y prorrogadas por Decreto del Fiscal General del Estado de 18 de noviembre de 2021.

Relata la querella que el 20 de marzo de 2020, el Ayuntamiento de Madrid suscribió un convenio con la Empresa de Servicios Funerarios y Cementerios de Madrid S. A. (participada al 100% por el Ayuntamiento de Madrid) por el que esta se comprometía a garantizar el suministro de material sanitario y de seguridad para el personal del Consistorio madrileño, organismos autónomos y empresas dependientes.

En torno a esa fecha, los querellados Alberto Luceño y Luis Medina Abascal “actuando de común acuerdo y con ánimo de obtener un exagerado e injustificado beneficio económico, ofrecieron al Ayuntamiento de Madrid la posibilidad de adquirir grandes remesas de material sanitario fabricado en China”.

“Amistad” con un familiar de Almeida

Luis Medina fue la persona que contactó con el Consistorio, aprovechando su condición de personaje público y su amistad con un familiar del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida. Así, se le facilitó el nombre de la coordinadora General de Presupuestos y Recursos Humanos del Área de Gobierno de Hacienda y Personal del Ayuntamiento de Madrid, como persona a la que se debía dirigir para concretar los términos de las operaciones.

Según la querella, esta persona era también consejera de la Empresa de Servicios Funerarios y Cementerios de Madrid. Desde este momento, las negociaciones se llevaron a cabo entre esta persona y Alberto Luceño, quien se presentó como “experto en importación de productos procedentes del mercado asiático, con fábricas en China a su disposición, y como agente exclusivo de la empresa malaya EEE, a través de la cual se iba a realizar la importación”.

Asimismo, aseguró actuar movido por el deseo de colaborar en la lucha contra la pandemia. “En realidad, ni tenía experiencia significativa en negocios de importación ni disponía de fábricas en China, del mismo modo que tampoco era agente exclusivo de ninguna empresa malaya ni actuaba movido por ninguna intención altruista, subraya el escrito de la Fiscalía.

La alcaldía de Madrid lo niega

Alcaldía de Madrid ha negado que un familiar de Almeida conozca al empresario Luis Medina y ello facilitará su intermediación para la compra de material sanitario en la pandemia. “Se pusieron en contacto con él a través de una tercera persona”, sostienen fuentes del Consistorio a Europa Press.

Desde el Ayuntamiento madrileño han precisado que “este familiar facilitó el mismo correo electrónico que se facilitaba a todos aquellos que contactaban con el Ayuntamiento para la venta de material sanitario”. “Todas las empresas debían seguir el mismo cauce”, han añadido.

Incluso desde la Alcaldía sostienen que el Consistorio “es el perjudicado por estos hechos y se personará si se demuestra que ha habido un quebranto a las arcas públicas”.

“Nosotros nos vamos a personar en la querella porque se imputa un delito de estafa. Ese delito de estafa sería al Ayuntamiento de Madrid y nosotros vamos a ejercer todas las acciones para recuperar el dinero que hubiera podido ser estafado”, ha expresado el alcalde.