Apostar por las Pymes, apostar por el futuro

No solo porque son más del 95% de las empresas que hay en nuestro país, sino porque generan dos de cada tres empleos. Son el principal motor de la economía española.
La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, junto al presidente de Pimec (agrupación de pymes catalana), Antoni Cañete.
La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, junto al presidente de Pimec (agrupación de pymes catalana), Antoni Cañete.
David Zorrakino/Europa Press via Getty Images

Cuando en España hablamos de impulsar y fortalecer nuestro tejido productivo, avanzando en digitalización, innovación, diversificación y sostenibilidad, para desarrollar un mayor crecimiento y recuperación de nuestra economía, sin duda, uno de los principales activos para lograrlo son las pequeñas y medianas empresas, las microempresas y los autónomos.

Según la Dirección General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa del Gobierno, correspondientes al mes de noviembre, el número de pymes en España es de 2.933.435. Pero no solo porque las Pymes son más del 95% de las empresas que hay en nuestro país, sino porque generan dos de cada tres empleos, son el principal motor de la economía española.

Por eso, el Gobierno de Pedro Sánchez ha tenido claro desde el inicio de la pandemia que centrar los esfuerzos en proteger, primero, e impulsar, ahora, a las pymes, es un objetivo prioritario de nuestra acción política.

Desde el principio, en marzo de 2020, el Gobierno puso en marcha un importante plan de medidas para ayudar a pymes y autónomos a superar la crisis económica como los avales ICO, que han movilizado 132.000 millones de euros alcanzando a 700.000 empresas, además de las ayudas directas y de los ERTE para proteger los empleos o las prestaciones por cese de actividad.

“Apostar por las Pymes es apostar por el futuro”

Todas estas medidas han evitado una caída del PIB superior al 25%, así como la destrucción de 3 millones de empleos, porque los ERTE que la derecha decía que serían los ERE de hoy en forma de miles de despidos, han funcionado con eficacia y España tiene ahora más de 20 millones de personas trabajando, el mayor número de personas empleadas de la historia.

Ahora, en la fase de reactivación económica y social en la que nos encontramos, el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia prevé una importante inversión para acompañar el proceso de digitalización de las pymes, la puerta del futuro para avanzar en la transformación y modernización del tejido empresarial.

Apostar por las Pymes es apostar por el futuro. Para ello, el Gobierno ha puesto en marcha el programa Kit Digital entre 2021 y 2023, que distribuirá más de 3.000 millones de euros del Fondo Europeo Next Generation en bonos de hasta 12.000 euros para que las pequeñas y medianas empresas y los trabajadores por cuenta propia transformen digitalmente sus negocios.

“Nunca antes un Gobierno había desplegado un plan tan ambicioso para apostar por nuestro tejido productivo”

El objetivo es que las Pymes puedan aumentar su competitividad, productividad e internacionalización para acceder a nuevos mercados y desarrollar todo su potencial con herramientas como la mejora de presencia internet, las tiendas de compra electrónica, la modernización en la gestión de clientes y proveedores, factura electrónica, presencia en redes sociales, comunicaciones seguras o el refuerzo de la ciberseguridad.

En esa línea, van también importantes proyectos normativos ya en trámite en el Congreso de los Diputados, como la Ley Crea y Crece, para el fomento y desarrollo empresarial, o la Ley de Startups, para el fomento de empresas emergentes, o la modificación de la Ley Concursal, para mejorar los procedimientos de insolvencia, que esta misma semana aprobó el Consejo de Ministros. Nunca antes un Gobierno había desplegado un plan tan ambicioso para apostar por nuestro tejido productivo porque nunca antes un Gobierno había creído tanto en las Pymes para dibujar un futuro de progreso para todos por igual.