POLÍTICA
29/10/2020 11:01 CET | Actualizado 29/10/2020 17:04 CET

Ayuso anuncia el cierre de la Comunidad de Madrid solo durante los próximos dos puentes

El Gobierno autonómico asegura que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, autorizó a la región el confinamiento a la carta.

EFE
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, el pasado 28 de octubre en Ávila.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha anunciado el cierre perimetral de la región solo durante los próximos dos puentes, el de Todos los Santos y el del día de la Almudena (patrona de la ciudad de Madrid).

La decisión de Díaz Ayuso contraria, en principio, el decreto del estado de alarma, ya que este solo contempla los cierres de frontera durante, al menos, siete días. Pero la realidad es que los madrileños no podrán abandonar la Comunidad los días 30, 31 y 1 de octubre, y 6, 7, 8 y 9 de noviembre. El Ejecutivo regional no ha concretado las horas a las que estará vigente la prohibición.

“No estoy conforme con cerrar Madrid y, de hacerlo, ya que no tengo ningún estudio sanitario que me demuestre que esto es mejor, quiero hacerlo los mínimos días posibles. Esta mañana he decidido ordenar el cierre durante el puente, pero solo por los días imprescindibles y hacer lo mismo en el siguiente”, ha asegurado Díaz Ayuso.

Además, fuentes oficiales de la Consejería de Sanidad madrileña aseguran a este diario que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, llamó al consejero Enrique Ruiz Escudero y le autorizó a cerrar perimetralmente el territorio de la autonomía solo los días de puente. “Le dijo que se podía solo los festivos”, sostienen estas fuentes. Pero el Gobierno ha asegurado que no modificará el decreto de alarma para cumplir los deseos de Madrid. Y la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, ha acusado a Sol de seguir una calculada estrategia para “crear confusión”.

Díaz Ayuso ha amenazado este jueves con dejar abierto Madrid si el Gobierno no deja “más opciones” que cerrar perimetralmente la región durante al menos 7 días, como contempla el decreto del estado de alarma que será convalidado previsiblemente este jueves en el Congreso. La jefa del Gobierno regional quiere elegir qué días cerrar la región. Por eso, solo la cerrará los días de puente. La dirigente popular sigue siendo el verso suelto de los responsables autonómicos del país, y contraria a su vicepresidente y socio de coalición, Ignacio Aguado, quien ha defendido el cierre de frontera con insistencia.

La jefa del Gobierno autonómico madrileño ha reiterado que es partidaria de cerrar el mínimo tiempo posible porque, ha asegurado, no tiene “ni un solo informe sanitario” que diga que un cierre perimetral es la mejor opción para frenar la propagación del coronavirus. Por el contrario, Díaz Ayuso sostiene que sus equipos de Salud Pública son tajantes: “cuanto más pequeños son” los cierres, mejor funcionan.

La presidenta ha sido preguntada en una entrevista radiofónica sobre si la Comunidad de Madrid quedará abierta si Sánchez le impide cerrar solo los días del puente. La respuesta de Díaz Ayuso ha sido clara: “Si no quedan más opciones, sí, va a tener que ser así”. Y ha confiado en recibir la respuesta del Gobierno a lo largo de la mañana de este jueves: “Según nos contesten, así obraremos”.

La presidenta autonómica ha detallado este jueves que, en su reunión de este miércoles con los presidentes de Castilla-La Mancha y Castilla y León, explicó a sus colegas que ella no es partidaria de cerrar, pero sí de buscar una “alternativa para que se cierre en el puente”, durante “el mínimo tiempo posible”, como ha terminado ejecutando.

“Por eso le escribí ayer a Sánchez, para que en vez de obligar a cerrar por siete días nos dé la potestad de cerrar por menos”, ha explicado. En la misiva se desmarcó de los otros dos presidentes porque, según ha comentado, no quería “comprometerles” puesto que ambos son partidarios de cerrar sus respectivas comunidades.

A nosotros no ha ido mejor cerrando por zonas pequeñas y no áreas grandesIsabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid.

“Yo les dije que quería buscar una fórmula para cerrar solo el puente, que iba a intentar cerrar por días, lo dejé abierto. No les quiero comprometer, pero yo necesito pelear hasta el final, porque a nosotros no ha ido mejor (cerrando por zonas pequeñas y no áreas grandes)”, ha justificado Díaz Ayuso.

La presidenta madrileña ha asegurado que el puente que está por venir es de “altísima movilidad”, pero que hay que atajarla tomando “medidas quirúrgicas”, con cierres de áreas pequeñas más afectadas. “Creemos que es mejor una selección pequeña, no cerrar en trazos gruesos”, ha recalcado.

No obstante, ha apuntado que con Madrid abierta o cerrada, se recomienda que la gente “esté lo menos posible en lugares frecuentados, que salga lo justo y que evite reuniones privadas o fiestas en entornos universitarios”.

Ayuso ha lamentado que después de tantos meses aún no haya una normativa nacional para regular este tipo de medidas, una “ley de pandemias que se venía prometiendo desde mayo”.

Y a este respecto, ha dicho sentir “envidia” de países como Francia o Alemania, cuyos presidentes “se han puesto al frente” y están debatiendo con sus regiones cómo aplicar medidas “para todos”, y con los criterios distintos que se dan en España.

A futuro, y aunque la pandemia puede cambiar de tendencia, la presidenta cree que las próximas oleadas serán “ondas más pequeñas” con “picos más bajitos” y será “más fácil conjugarlo todo” -salud y economía-, “pero para eso hay que hacer un gran esfuerzo en noviembre”

Photo gallery Las críticas más comentadas a Isabel Díaz Ayuso por su gestión de la pandemia See Gallery

NUEVOS TIEMPOS