INTERNACIONAL
13/05/2021 19:53 CEST

Biden afirma que el ciberataque a un oleoducto de EEUU provino de Rusia pero no de su Gobierno

El pirateo causó la interrupción de las actividades de la red de oleoductos durante varios días.

NICHOLAS KAMM via Getty Images
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha afirmado este jueves que el ciberataque que dejó fuera de juego durante varios días a la mayor red de oleoductos del país provino de Rusia, pero descarta que el Gobierno de Moscú esté detrás.

En declaraciones a la prensa de la Casa Blanca, Biden ha destacado que tiene “fuertes razones” para creer que los piratas informáticos residen en Rusia. En este sentido, ha explicado que su Ejecutivo ha mantenido “comunicaciones directas” con el Gobierno de Moscú con el fin de que actúen frente a los delincuentes. Y ha añadido que él mismo tiene intención de hablar con su homólogo ruso, Vladimir Putin, sobre la necesidad de actuar contra los ciberataques.

Así, el presidente ha afirmado que están trabajando para “intentar llegar a un punto donde tengamos una especie de estándar internacional, para que los Gobiernos que sepan que hay actividades delictivas en su territorio actúen”.

Por ello, el Departamento de Justicia de EEUU ha creado un grupo de trabajo dedicado a perseguir a los hackers que emplean ransomware, que es un programa que bloquea el acceso a la información y para liberarlo piden a cambio una recompensa. La misma estrategia empleada en el ataque a la red de oleoductos.

Por su parte, el FBI ha acusado al grupo de piratas informáticos Darkside, que tiene su sede en el este de Europa, de ser los responsables del ciberataque que se produjo el pasado viernes y que causó la interrupción de las actividades de la red de oleoductos, que controla Colonial Pipeline, durante varios días.

Colonial ya anunció el pasado miércoles la reanudación de sus operaciones, pero advirtió de que pasarían varios días hasta que su actividad volviera a la normalidad. La red proporciona combustible al 45% del mercado de la costa este de EEUU, y transporta al día hasta 2,5 millones de barriles de gasolina, diésel y combustible de aviación desde las refinerías del golfo de México al sur y el este de EEUU.

El mandatario americano adelantó que esperan que la situación comience a mejorar “hacia el fin de semana y principios de la semana próxima, con el retorno completo de los suministros de gasolina”. Además, hizo un llamamiento a la cordura para que los consumidores no se dejaran llevar por el pánico y no acaparan combustible en casa.

Photo gallery Las portadas de la investidura de Joe Biden See Gallery

EL HUFFPOST PARA AMBAR