INTERNACIONAL
24/12/2020 16:49 CET | Actualizado 24/12/2020 17:35 CET

Boris Johnson: “El acuerdo es bueno para nosotros y para nuestros amigos europeos”

El primer ministro británico se felicita por el Brexit, que en la práctica entrará vigor el próximo 1 de enero.

Hay acuerdo. Con estas palabras, el primer ministro británico, Boris Johnson, ha celebrado en Twitter el acuerdo de Brexit, más de cuatro años después del referéndum en el que Reino Unido votó por salir de la Unión Europea. 

De forma estratégica, ha sido Bruselas, con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, y el negociador europeo, Michel Barnier, quienes han comparecido primero para dar la buena nueva.

Instantes después, Boris Johnson ha tomado el relevo desde Londres. En palabras del premier, Reino Unido va a tener con la UE “un acuerdo al estilo de Canadá”.

Aunque todavía se desconocen los detalles del documento de más de 500 páginas que deja el Brexit por escrito, el acuerdo anunciado este jueves evita la aplicación de aranceles y tasas de importación, con lo cual facilitará los intercambios comerciales.

“Nuestra relación tal y como existía con la UE terminará”

“A partir del 1 de enero, estamos fuera de la unión aduanera, del mercado único. Las leyes británicas serán las únicas las que regirán en Reino Unido”, ha proclamado el inglés. “Hemos recuperado el control de nuestras leyes y de nuestro destino. Nuestra relación tal y como existía con la UE terminará”, ha señalado.

El país seguirá unido histórica, emocional, estratégica y geográficamente a Europa

Johnson se ha felicitado por haber logrado “un acuerdo bueno para nosotros y para nuestros amigos europeos”. En un tono conciliador, el británico ha destacado que la ‘separación’ no es total. “El país seguirá unido histórica, emocional, estratégica y geográficamente a Europa”, ha asegurado. ”No ignoremos el hecho de que hay muchos ciudadanos de la UE que seguirán residiendo en Reino Unido. Estáis en vuestra casa”, ha dicho.

El primer ministro británico ha reconocido que las “fricciones” que ha habido durante años, y especialmente en los últimos meses, dan ahora paso a “una amistad”. Johnson ha dado las gracias a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y a todo el equipo negociador, tanto de la parte europea como de la británica, por el enorme esfuerzo realizado para llegar al acuerdo antes del 31 de diciembre, la fecha límite para evitar un Brexit ‘a las bravas’. 

“Seguiremos siendo vuestro amigo, vuestro aliado, vuestro seguidor y, de hecho, no lo olvidemos, vuestro principal mercado”, ha señalado Johnson en referencia a la UE. 

La cuestión pesquera, resuelta

En los últimos días, el asunto de la pesca es el que más fricciones ha generado entre ambas partes, y el que ahora les ha permitido cerrar el acuerdo comercial.

Según ha anunciado esta tarde Boris Johnson, Reino Unido tendrá el control absoluto de sus aguas, y las partes han acordado que habrá un período de transición de cinco años (la UE pedía 14 y Reino Unido, tres, ha comentado Johnson). 

Adiós al programa Erasmus

Quienes probablemente lamentarán el acuerdo alcanzado serán los estudiantes universitarios o preuniversitarios, que a partir del próximo año perderán la oportunidad de irse de Erasmus, como han hecho tantos miles de británicos en los últimos años.

Con el Brexit, Reino Unido quedará fuera del programa Erasmus, y el país no podrá ser ni emisor ni receptor de alumnos dentro del plan europeo.

El programa Erasmus era muy caro”, ha argumentado Johnson, que para contrarrestar este anuncio ha asegurado que el país creará un nuevo programa de intercambio con el que los estudiantes británicos “tendrán la oportunidad de estudiar no sólo en la UE, sino en todo el mundo”.

Y Gibraltar, a la espera

El otro jarro de agua fría llega del lado de Gibraltar, no porque el acuerdo sea negativo, sino porque no lo hay, de momento. El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ha celebrado en Twitter el acuerdo comercial entre la UE y Reino Unido, pero ha recordado que no todo está escrito, al menos con España. “España y Reino Unido seguimos dialogando”, ha recordado Sánchez. 

Aún queda por dirimir la cuestión de Gibraltar. El reloj no se ha parado todavía.

Photo gallery Las cosas de Boris Johnson See Gallery

TERRITORIO PARADORES