POLÍTICA
04/03/2020 10:03 CET | Actualizado 04/03/2020 10:22 CET

Celaá reclama un pacto de Estado por la Educación: "Claro que es posible ponerse de acuerdo"

La ministra de Educación pide a los partidos que “traspasen esas barreras de religión sí o no, o de educación pública o concertada"

“Ponemos un texto encima de la mesa para alcanzar un Pacto de Estado. Y lo digo de manera genuina”. Un día después de presentar su proyecto de Ley Orgánica de Modificación de la Ley Orgánica de Educación (LOMLOE), aprobada este martes por el Consejo de Ministros, la ministra de Educación, Isabel Celaá, ha defendido -en la Cadena Ser- la necesidad de alcanzar un pacto de Estado por la Educación. “Claro que es posible ponerse de acuerdo en materia de educación. Si somos capaces de superar el ruido, podremos llegar a acuerdos”, ha argumentado. 

Celaá ha recordado que el proyecto de Ley aprobado este martes por el Consejo de Ministros entra en el Congreso con el mismo texto que en febrero, y que a partir de ese momento comenzará a recibir enmiendas de todas las fuerzas políticas. “Se trabaja mejor con un texto que con una lámina en blanco”, ha defendido la ministra de Educación, quien ha reclamado a los distintos partidos que “traspasen esa barrera de religión sí o religión no, también si educación pública o concertada, porque la ley no dice nada nuevo de esto más allá de lo que dice la Constitución”.

“Lo que me gustaría a mí es hablar de Educación, infantil, secundaria obligatoria, cómo organizar la primaria, etc... y estoy segura de que llegaríamos a acuerdos”, ha garantizado la titular de Educación.

“Nuestro sistema educativo es bueno” 

Celaá ha aprovechado también para salir en defensa de la educación española y de la necesidad de que la legislación educativa evolucione con el discurrir de los tiempos. “No es cierto que tengamos un sistema educativo malo. Es mejorable, a veces estancado, pero es un buen sistema educativo”, ha afirmado. 

Asimismo, ha justificado que haya habido ocho leyes educativas en democracia argumentando que “todo evoluciona y el sistema educativo no puede quedarse atrás”.

En este punto, Celaá ha puesto el foco en que la LOMCE, elaborada por el PP, se ha derogado porque “no era una buena ley”, ya que “ha provocado un gran retroceso”: “Es un lío impresionante entre las competencias del Estado y de las comunidades autónomas. Había ese compromiso de retirar la LOMCE porque no era buena. Hasta el PP suspendió bastantes aspectos de la LOMCE”, ha resaltado.

Exigencia de un profesorado formado 

En referencia a las escuelas que segregan por sexos, Celaá ha defendido que los centros “deben ser inclusivos y coeducadores, y tiene poco sentido que en el siglo XXI separen entre niños y niñas”. 

Celaá ha asegurado que esta ley “no podría haber sido concebida hace cinco años, porque conecta con los objetivos de la Agenda 2030”, algo que “exige un profesorado formado que pueda enseñar esto”.

En este punto, Celaá ha reconocido que el 20% de profesores interinos que hay en la actualidad no ayuda en este objetivo, por lo que se debe actuar en esa materia: “La interinidad no es buena para los proyectos del centro, porque se necesita un profesorado comprometido”, ha admitido.

Asimismo, la ministra ha resaltado la necesidad de que los profesores aprendan a trabajar con otros colegas, lo que facilita el tratamiento del talento de los alumnos: “El centro educativo debe tratar el talento que entra, porque todos los niños tienen talento, diferentes. Y el centro se debe pegar como un parche al talento”, ha defendido la ministra, quien ha considerado que “eso es lo que permite una enseñanza personalizada, utilizando distintas metodologías, con más alumnos en clase y más docentes trabajando al mismo tiempo, por ejemplo”.

En referencia a la religión, que deja de ser una asignatura obligatoria con la nueva ley, Ceaá ha justificado que no haya otra asignatura espejo porque “lo que es libertad para unos no puede ser obligación para otros”.

Debate intragobierno 

En cuanto a la Ley Orgánica Integral de la libertad sexual, aprobada también este martes por el Consejo de Ministros, y que ha provocado ciertas tensiones entre los dos partidos de coalición del Ejecutivo, Celaá ha argumentado que “los proyectos de ley hay que mejorarlos y lo que ha habido es un debate intragobierno: “Ahora es un proyecto del Gobierno. Todavía tendrá que tener enmiendas hasta llegar a su tramitación. Se enriquecerá”, ha afirmado.