POLÍTICA
20/01/2021 13:16 CET | Actualizado 20/01/2021 13:27 CET

Cientos de feministas y más de 80 colectivos impulsan un manifiesto por los derechos de las personas trans

“Ni la existencia ni los derechos de las compañeras trans nos ponen en peligro. Su presencia no hace menos seguros nuestros espacios, sino que nos hace más fuertes y más libres"

EL HUFFPOST
Feministas por los derechos de las personas trans

Si algo ha copado el feminismo en los últimos años ha sido el debate sobre la ley trans y la autodeterminación de género. Por eso, más de 500 mujeres y 80 colectivos han firmado un manifiesto por la inclusión de las personas trans en el movimiento feminista, la defensa de la autodeterminación del género y el impulso de una ley trans . 

El manifiesto Feministas por los derechos de las personas trans, que se ha publicado este miércoles, ha sido apoyado por 80 organizaciones como el colectivo Abrir Brecha Madrid, Plataforma 8M Tenerife, AMA Asturies, la Asamblea Feminista o Eskalera Karakola aunque también cuenta con el respaldo de ONG como Kifkif o la Asociación de Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) y ya ha recibido el respaldo de 500 personas.

El anuncio del Ministerio de Igualdad de que elaborará una ley trans que acabará con la despatologización de la transexualidad -que un médico tenga que acreditar el cambio de género- y permitirá la autodeterminación del género ha sido recibido de forma dispar por el movimiento feminista: mientras una parte la defienden y opina que los derechos humanos no son debatibles, otra se opone por considerar que no es una lucha del movimiento y que hay que acabar con el género porque oprime a la mujer.

“Las compañeras trans no nos ponen en peligro”

“Ni la existencia ni los derechos de las compañeras trans nos ponen en peligro. Su presencia no hace menos seguros nuestros espacios, sino que nos hace más fuertes y más libres. No necesitamos que nadie venga a vigilar qué es ser mujer. Queremos, por el contrario, ampliar su significado y las posibilidades de vivir de maneras diversas sin encajar en los moldes preestablecidos por el patriarcado”, proclama este manifiesto.

Asegura asimismo que el feminismo persigue que se garanticen los derechos de todas las mujeres y no puede utilizarse para cuestionar ni oponerse a los derechos de las personas trans, “que se enfrentan cotidianamente con el estigma y la discriminación”.

Se defiende en este documento la futura ley trans para garantizar la autodeterminación de género, “subsanar el desamparo normativo” y elimine la desigualdad que sufre este colectivo.

“Otorgar unos derechos por los que el movimiento LGTBI+ lleva mucho tiempo peleando -incluyendo la autodeterminación de género- no es un gesto en contra de las mujeres. Al contrario, creemos que mejorar las condiciones de vida de las personas trans profundiza y amplía la democracia, mejora nuestra sociedad y fortalece nuestra lucha contra unas normas de género que nos limitan”, se lee en el manifiesto. También se enfatiza que las mujeres trans han enriquecido el movimiento feminista con sus aportaciones desde hace décadas y “no podría entenderse sin su participación”.

Y a pesar de considerar que el debate fortalece al feminismo, denuncia que se ha vuelto difícil reflexionar sobre estas cuestiones complejas. “Por desgracia, este debate no es únicamente teórico y, desde luego, no es inofensivo, sino que contribuye a aumentar los niveles de violencia que viven las personas trans, en particular las mujeres trans, y legitima indirectamente esta violencia. (...) “Estamos radicalmente en contra del tono insultante y del menosprecio que se utiliza”, continúa.

“Nosotras, mujeres feministas, defensoras de un feminismo diverso, inclusivo, interseccional y desbordante, queremos recorrer este camino de la mano de nuestras compañeras trans”, concluye. 

NUEVOS TIEMPOS