El Gobierno desautoriza al ministro Garzón y evita pronunciarse sobre si debe dimitir

Rebelión en la granja...
Imagen de archivo de Alberto Garzón
Imagen de archivo de Alberto Garzón
Europa Press News via Europa Press via Getty Images

Las afirmaciones del ministro de Consumo, Alberto Garzón, en The Guardian sobre la calidad de la “mala calidad” de la carne que se exporta desde España han generado reacciones por parte del bloque socialista del Gobierno, que defiende el apoyo al sector ganadero, y de cinco presidentes autonómicos, alguno de ellos llegando a pedir su dimisión.

El primero en mostrar su rechazo a las palabras del titular de Consumo ha sido el presidente de Asturias, Adrián Barbón, que ha defendido el modelo de ganadería asturiano y ha criticado que algunos diputados no lo conozcan y se limiten a “decir y defender lo que les mandan desde Madrid”.

“Cuando me refiero a Madrid, me refiero a algún partido y los argumentarios que les envían a sus cargos autonómicos para que repitan una y otra vez”, ha escrito en un mensaje en la red social Twitter.

A Barbón le ha seguido el presidente aragonés, Javier Lambán, que ha señalado que quien hace estas declaraciones “no puede ser ministro de España ni un día más”.

“Estas desgraciadas e insensatas declaraciones son una agresión directa a una parte importante de la economía aragonesa, que se esfuerza por ser competitiva y sostenible”, ha censurado el socialista aragonés, que lo ha calificado de “insulto a la inteligencia”.

También se ha pronunciado su homólogo de Castilla-La Macha, Emiliano García-Page, que ha pedido a Garzón unas rectificación porque, según ha apuntado, “no se puede hacer propaganda negativa de un sector tan importante en el exterior”. “Nuestra carne cumple todos los estándares de control y es de primera calidad”, ha defendido.

El de Castilla y León, Alfonso Fernández-Mañueco, ha instado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que asistirá este domingo al acto del PSOE en Palencia, que lleve “la rectificación” o el “cese” del ministro de Consumo, Alberto Garzón, porque es “reincidente en sus ataques a la ganadería”.

Mañueco ha dado a Sánchez las opciones de Lambán y Page, el cese o la rectificación, porque “no puede mantener en su Gobierno a quien pone en peligro una actividad esencial”. En este sentido, el dirigente del PP ha avisado que las críticas de Garzón por su “defensa de las mujeres y los hombres del campo” no le van a frenar.

Por su parte, el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha reprochado al ministro del bloque de Podemos que contribuya a generar “mala reputación y eche por tierra la profesionalidad” de los ganaderos.

“No se entiende que un ministro del Gobierno de España contribuya a generar mala reputación y eche por tierra la profesionalidad de nuestros ganaderos”

- Juanma Moreno, presidente de la Junta de Andalucía

“No se entiende que un ministro del Gobierno de España contribuya a generar mala reputación y eche por tierra la profesionalidad de nuestros ganaderos. Y no es la primera vez. Es un sector muy serio que crea empleo y da de comer a muchas familias en España y Andalucía”, ha indicado Moreno tras esas palabras del ministro, al que ha reclamado “respeto” para este sector.

“Declaraciones a título personal”

La ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, ha desautorizado al ministro de Consumo, asegurando que sus declaraciones son opiniones “a título personal” y no del Gobierno, y ha evitado pronunciarse sobre si debe dimitir o no o rectificar sus palabras.

En este sentido y al ser preguntada durante una entrevista en La Sexta, recogida por Europa Press, si cree que el ministro debería dimitir como le ha pedido el sector, Isabel Rodríguez se ha limitado a decir: “eso se lo deberá preguntar a él”.

″Él hablaba a título personal”, ha insistido la ministra, quien ha recalcado que esa no es la posición del Gobierno, sino que las posiciones del Ejecutivo con relación a la ganadería son los acuerdos que salen del Consejo de Ministros y que el presidente Pedro Sánchez ha realizado declaraciones apoyando al sector ganadero del país.

En estos mismos términos se ha pronunciado la ministra de Educación y Formación Profesional, Pilar Alegría, que ha asegurado que “lo que todo el mundo conoce” es que España “es un país gran productor de alimentos de calidad” y en el que conviven tanto modelos intensivos como extensivos.

Garzón se explica

Por su parte, el ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha asegurado este martes que “por motivos de espacio” el periodista del diario británico The Guardian tuvo que excluir información de su entrevista y ha insistido en que “el bulo” sobre sus declaraciones en las que supuestamente ponía en tela de juicio la carne que se exporta desde España ha sido impulsado por el “lobby de ciertas grandes empresas que promueven macrogranjas contaminantes”.

Así lo ha explicado este martes Garzón a través de dos mensajes en su perfil de Twitter que ha acompañado de la transcripción completa de lo que dijo en la entrevista.

“Aprovecho para publicar la transcripción completa de lo que dije en la entrevista, pues por motivos de espacio el periodista tuvo que excluir algunos elementos que hoy, al calor del bulo y la mentira que ciertos actores promueven, salen realzados”, ha tuiteado.

Según el ministro, la entrevista tuvo lugar el 14 de diciembre y fue publicada en versión narrada el 26 de diciembre, pero “el bulo comenzó el 3 de enero impulsado por el lobby de ciertas grandes empresas que promueven macrogranjas contaminantes... y el resto ya lo sabéis”, ha señalado.

Preguntado sobre cómo lograr el apoyo de los ganaderos y cambiar la mentalidad de los españoles para reducir el consumo de carne, Garzón explica que hay que diferenciar entre la ganadería industrial y la extensiva.

“Esta es una ganadería ecológicamente sostenible y que tiene mucho peso en determinadas regiones de España como puede ser Asturias, parte de Castilla y León, incluso de Andalucía o Extremadura”, insiste, “pero esta es sostenible, la que no es en ningún momento sostenible es la que llaman las de las macrogranjas”.

Además, según la transcripción adjuntada, el titular de Consumo asegura que “nunca” ha dicho que no hay que comer carne, sino que hay que reducir su consumo. “Nosotros sabíamos desde el principio que era un tema que iba a ser polémico, pero que era necesario”, sostiene.

Y los ecologistas respaldan al ministro

Frente a las críticas, organizaciones ecologistas como WWF España, Greenpeace, Ecologistas en Acción o SEO/BirdLife han mostrado este miércoles su apoyo al ministro de Consumo. “Lo que dice el ministro Garzón tiene toda la razón. Ese no puede ser el modelo para nuestro país”, ha declarado a Europa Press el secretario general de WWF España, Juan Carlos del Olmo, quien apuesta por consumir menos carne y de más calidad, como defiende el titular de la cartera de Consumo.

“Lo que dice el ministro Garzón tiene toda la razón. Ese no puede ser el modelo para nuestro país”

- Juan Carlos del Olmo, secretario general de WWF España

Asimismo, Del Olmo ha explicado que la posición de la ONG es contraria al “modelo de ganadería intensiva, que se está imponiendo y que cuenta con todos los apoyos públicos oficiales, todas las subvenciones directas e indirectas”. “Todas los apoyos están dirigidos a la gran industria de las macrogranjas, de la carne rápida que tiene unos impactos medioambientales y sociales brutales”, ha destacado.

El secretario general de WWF España ha asegurado que la alternativa a este modelo es la ganadería extensiva y ha alertado de que ésta en España “se está muriendo por falta de apoyo, por falta de relevo generacional” y porque está “abandonada”.

“Todos los esfuerzos van a la producción de carne rápida porque España se está convirtiendo en el Bangladesh de Europa, es decir, toda la producción de carne de cerdos, de pollos, de vacas que nadie quiere en Europa, porque la normativa ambiental y de derechos de los animales es muy estricta, se ha desplazado a España”, ha insistido.

Según el secretario general de WWF España, el país tiene “unos problemas brutales” y “espectaculares” de contaminación de acuíferos y de ríos por nitratos. “Esta deriva es peligrosísima”, ha manifestado, al tiempo que ha señalado que la ganadería intensiva se alimenta de la soja que viene de la selvas tropicales que se están deforestando para estos cultivos.

Popular in the Community