NOTICIAS
10/03/2020 10:17 CET | Actualizado 10/03/2020 13:38 CET

Colas e histeria en los supermercados de Madrid ante el coronavirus: “Esto parece la guerra”

Los encargados hacen un llamamiento a la calma y aseguran que no va a haber desabastecimiento.

PABLO MACHUCA
Un supermercado madrileño a primera hora de la mañana

Madrid capital, 09.00 de la mañana. Horas después de que el Gobierno reconociera un cambio “a peor” del coronavirus en España y que se pasa a un escenario de “contención reforzada” en la capital, Vitoria y Labastida, la gente se ha echado a los supermercados madrileños. Literalmente.

Establecimientos de grandes cadenas como Mercadona o Carrefour han visto cómo, desde el lunes por la noche y especialmente a primera hora de este martes, habían volado ya de sus estantes papel higiénico, geles o, principalmente, como viene pasando desde hace semanas, los desinfectantes. “Son las 9.30 de la mañana y ya no quedan”, explica una dependienta de Mercadona de la zona de Las Rosas.

La gente tiene que saber que no va a haber ningún problema de desabastecimiento

“El repunte se está notando principalmente desde anoche y hoy. La gente tiene que saber que nos han reunido y no va a haber ningún problema de desabastecimiento. Puede que falte algún producto de manera puntual, pero nada más”, explica esta empleada del supermercado. 

Otra compañera lanza el mismo mensaje de tranquilidad: “No va a haber desabastecimiento. Nos hemos quedado flipando con la apertura, había una cola de gente en la puerta”, asegura. El cambio lo notó ya desde el lunes por la noche: “Hubo un repunte, pero que no hubo problemas”.

Los que han acudido a primera a comprar son conscientes de los momentos de pánico y locura que se están viviendo: “Ni para Nochebuena”, “Esto parece la guerra”, son algunos de los comentarios que dejan mientras arrasan con el papel higiénico, bandejas de carne picada o pollo. De hecho, la dependienta de la carne no oculta su sorpresa y admite, con tono divertido, que a este paso se va a poder ir a casa antes “porque no va a quedar nada”. Eso sí, trata de poner algo de sensatez: “Yo ya lo he vivido con la guerra de Kosovo, con las Maldivas. ¿Luego qué pasó? Que faltaba la comida. La gente con las casas llenas de comida”, dice esta dependienta de Madrid. 

PABLO MACHUCA
Un supermercado madrileño a primera hora de la mañana

En la otra punta de Madrid, en un Carrefour ubicado en el Paseo de la Castellana, la situación es muy parecida: la gente también está arrasando con productos como papel higiénico y, de manera totalmente anómala, a las 9.30 de la mañana las bandejas de pollo o carne están bajo mínimos. “De verdad, es que parece la guerra esto”, confiesa sorprendida una de las empleadas. El mensaje es el mismo: no va a faltar de nada, no va a haber desabastecimiento. 

La situación ha llegado a tal punto que las cadenas de supermercados han tenido que salir al paso y hacer un llamamiento oficial para dejar claro que no existe el riesgo de desabastecimiento en sus tiendas y apuntan a que el suministro está garantizado pese a registrar una mayor afluencia de clientes de lo normal. 

La Asociación Nacional Grandes de Empresas de Distribución (ANGED), que agrupa a compañías como Auchan Retail, Carrefour o El Corte Inglés, señala que “la cadena de suministro, logística, abastecimiento está garantizada y funciona bien”, y que trabajan siguiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

Las imágenes de estanterías vacías las atribuyen a ciertos momentos puntuales y a algunas zonas, pero no se trata en ningún caso de una situación generalizada. “Lejos de algún caso puntual en una tienda a última hora del día o de un producto concreto, las empresas tienen capacidad para funcionar”, destacan desde esta patronal. 

El consumidor debe estar tranquilo, las empresas están preparadas y el abastecimiento en las tiendas está garantizadoAurelio del Pino, presidente de ACES

Un diagnóstico en el que coincide la Asociación de Cadenas Españolas de Supermercados (ACES), que representa a los supermercados de Auchan, Carrefour, Eroski, Lidl y Supercor. “El consumidor debe estar tranquilo, las empresas están preparadas y el abastecimiento en las tiendas está perfectamente garantizado en cualquier región del territorio”, afirma Aurelio del Pino, presidente de la misma.

“Las empresas de distribución aseguran, gracias al trabajo con sus proveedores, la plena disponibilidad de todos los productos en las tiendas y el funcionamiento normal de las mismas”, enfatiza.

Sí que reconocen que la demanda ha crecido estos últimos días ante la expansión de la epidemia, especialmente después de que se produjera la comparecencia del ministro de Sanidad, Salvador Illa. “A última hora de la tarde de ayer [lunes] y esta mañana se ha producido una mayor afluencia de clientes a nuestros supermercados”, admite Del Pino.

Este martes las asociaciones prevén un aumento del número de clientes tras las medidas anunciadas por la Comunidad de Madrid. “Se espera más afluencia que un martes habitual en previsión de que los niños pasen más tiempo en casa, pero no se esperan problemas”, cuentan desde ANGED. 

Yo, por si las moscas, compro cosas básicas no perecederas

Aun así, la gente no se fía: “Yo, por si las moscas, compro cosas básicas no perecederas”, asegura un cliente de Carrefour. En su carrito lleva latas de conservas, litros y litros de leche y el tan deseado papel higiénico.

El mensaje es claro: abastecimiento, hay. Quizá algún producto se agote más rápido de lo normal, pero no hay que alarmarse porque se repondrán. Eso sí, otra cosa son las colas… Si tiene pensado hacer la compra, ármese de paciencia: la espera también está garantizada. 

Photo gallery El médico Miguel Marcos explica el coronavirus See Gallery

HEINKEN PARA EL HUFFPOST