Cómo se transmite el coronavirus por el aire y qué puedes hacer para protegerte

Aunque cada vez hay más evidencias, la OMS sigue sin asegurar esta vía de contagio.

Cada vez más investigaciones apuntan que el coronavirus puede sobrevivir en aerosoles —partículas diminutas que permanecen en el aire mucho tiempo después de hablar, toser o estornudar— e infectar a las personas que lo respiran.

Esto significa que la covid-19 se transmite por el aire y eso es un problema importante, ya que supone modificar buena parte de las recomendaciones de seguridad que llevan meses en marcha.

¿Se transmite el coronavirus por el aire?

La transmisión aérea se define como la difusión de un agente infeccioso causado por la expulsión de aerosoles que mantienen su capacidad infecciosa en el aire durante mucho tiempo y que pueden alcanzar mucho más de los dos metros de seguridad recomendados.

A día de hoy, todavía no se ha confirmado de forma oficial que el coronavirus se transmita de forma aérea. Sin embargo, el consenso es cada vez mayor. En julio, 239 científicos firmaron una carta abierta dirigida a la Organización Mundial de la Salud (OMS) para advertir de los peligros de subestimar la capacidad de transmisión aérea del coronavirus.

La OMS, que admite que el coronavirus se transmite por vía aérea en determinados procedimientos médicos, como una intubación a un paciente de covid-19, todavía no se atreve a asegurar si esa transmisión aérea se produce en otros lugares, como espacios cerrados con mala ventilación, pero es consciente de que es una posibilidad que “no se puede descartar”.

“La OMS admite que el coronavirus se transmite por vía aérea en determinados procedimientos médicos, pero no se atreve a asegurar si esa transmisión se produce en espacios cerrados con mala ventilación”

La OMS, que admite que el coronavirus se transmite por vía aérea en determinados procedimientos médicos, como una intubación a un paciente de covid-19, todavía no se atreve a asegurar si esa transmisión aérea se produce en otros lugares, como espacios cerrados con mala ventilación, pero es consciente de que es una posibilidad que “no se puede descartar”.

Recientemente, los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos actualizaron su página web para reconocer que el coronavirus también se transmite por vía aérea, pero días después borraron la actualización argumentando que se trataba de un borrador que habían “publicado por error”.

¿Puedo contraer el coronavirus si respiro aerosoles?

Un modelo de transmisión del coronavirus en espacios cerrados publicado en la revista especializada Physics of Fluids sugiere que aunque el riesgo de contraer el coronavirus a través de aerosoles existe, las probabilidades son muy bajas.

Este equipo de doctores de la Universidad de Ámsterdam utilizó tecnología láser para medir la distribución de los aerosoles expulsados al hablar o toser. Los voluntarios del estudio tuvieron que hablar o toser hacia un rayo láser y los investigadores utilizaron un pulverizador para simular gotículas más grandes. Posteriormente, los investigadores midieron la difusión de esas gotículas y los aerosoles y su potencial para transmitir el coronavirus.

Aunque los aerosoles que permanecen en el aire tienen la capacidad de transmitir la enfermedad, debido a su diminuto tamaño, contienen menos virus que las gotículas más grandes que expulsa una persona al toser, hablar o estornudar muy cerca de otra persona, afirma Daniel Bonn, uno de los autores.

“Aunque los aerosoles que permanecen en el aire pueden transmitir la enfermedad, tienen menos virus que las gotículas expulsadasal toser, hablar o estornudar”

Si una persona entra en un espacio cerrado minutos después de que un portador sintomático haya tosido o estornudado, la probabilidad de infección es “bastante baja”, afirman los investigadores. Si el portador sólo estaba hablando, la probabilidad de infección es aún menor.

Bonn señala que esta investigación sugiere que es “relativamente seguro” permanecer en interiores bien ventilados, como los aeropuertos, las estaciones de tren y las oficinas, ya que “los sistemas de ventilación modernos hacen que la infección por aerosoles sea poco probable”.

Por otra parte, el doctor Julian Tang, virólogo asesor de la Leicester Royal Infirmary, advierte que existen estudios sobre el virus de la gripe que sugieren que partículas más pequeñas de aerosoles pueden portar más carga viral que otras gotículas más grandes.

“Este estudio no excluye la transmisión por aerosoles”, avisa, “pero creo que se dan demasiadas cosas por sentadas al afirmar que esta vía o la otra es más eficiente para la transmisión del coronavirus”.

El profesor Ashley Woodcock, experto en medicina respiratoria de la Universidad de Manchester, está convencido de que los aerosoles no desempeñan un papel importante en la transmisión de la enfermedad. “No fabrico modelos, soy doctor en medicina respiratoria, y estoy absolutamente convencido de que los aerosoles son irrelevantes”.

Woodcock explica que los virus, como el sarampión y la varicela, que sí que se transmiten por aerosoles, tienen un R0 (número reproductivo básico) mucho mayor que el del coronavirus. El R0 del sarampión está entre 12 y 18, mientras que el del coronavirus ronda el 2.63. Cuanto mayor sea este R0, más contagiosa se considera una enfermedad infecciosa.

“En segundo lugar, en espacios cerrados como los aviones, apenas se han registrado casos de transmisión”, sostiene. La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) ha identificado 44 contagios vinculados a vuelos desde el inicio de 2020, de un total de 1.200 millones de pasajeros que han volado en ese periodo. Cabe destacar que los aviones cuentan con sistemas de filtrado del aire muy efectivos.

Woodcock sigue pensando que la principal vía de transmisión del coronavirus es el contacto con superficies y por ello enfatiza la necesidad de lavarse las manos, no tocarse la cara y desinfectar hogares, colegios, comercios y hospitales.

¿Cómo puedo mantenerme a salvo?

Para evitar la exposición al virus en aerosoles, se pueden leer esta serie de recomendaciones (en inglés). La idea general es evitar o reducir todo lo posible las situaciones en las que no quede otra opción que respirar el aire exhalado por otras personas.

  • Alejarse de espacios abarrotados
  • Mantener la distancia interpersonal
  • Evitar lugares mal ventilados y permanecer en ellos el mínimo tiempo posible
  • Alejarse de quienes no llevan mascarilla
  • No permanecer en lugares donde se habla en voz alta, se chilla y se canta
  • Evitar lugares donde se respira muy fuerte, como puede ser una clase dirigida en el gimnasio.

Una vez que el virus ya circula en el interior de un edificio, hay dos opciones, según la doctora Shelly Miller, experta en ingeniería mecánica de la Universidad de Colorado: abrir puertas y ventanas para que entre aire fresco o eliminar el virus del aire.

Los lugares interiores más seguros son los que permiten la entrada continua de aire del exterior, asegura Miller. “Sea cual sea el espacio, cuanta más gente haya dentro, más rápido habría que renovar el aire”, ha escrito en un artículo para The Conversation.

En Estados Unidos, los CDC recomiendan instalar purificadores de aire como medida preventiva contra el coronavirus: “Si se utilizan de forma correcta, los purificadores de aire ayudan a reducir los contaminantes del aire, incluidos los virus, en espacios cerrados”.

Pero no todos los purificadores son iguales y los científicos recomiendan conocer bien las propiedades del filtro, ya que muchos no son efectivos contra el virus.

El profesor Woodcock, por su parte, insiste en que no hay que distraerse tanto con vías secundarias de transmisión y centrarse en la que él considera más importante: el peligro de tocar una superficie contaminada y llevarse la mano a la cara.

“Me gustaría ver más campañas de limpieza para que todo el mundo limpie su casa y los colegios y todos se laven las manos. Solo hace falta agua y jabón”.

Este artículo fue publicado originalmente en el ‘HuffPost’ Reino Unido y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.

11 frases de Pedro Cavadas sobre el coronavirus