INTERNACIONAL
10/12/2019 08:09 CET

Corea del Norte insta a Trump a abandonar su lenguaje "insultante" si no quiere ver una catástrofe

Pionyang achaca los recientes comentarios beligerantes del presidente de EEUU al “nerviosismo” y “miedo” del presidente.

EFE
El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un.

El régimen norcoreano instó este martes al presidente estadounidense, Donald Trump, a abandonar su lenguaje “insultante” hacia el líder Kim Jong-un, y a “pensar dos veces” a partir de ahora, si no quiere ver “consecuencias catastróficas”.

Corea del Norte achacó los recientes comentarios beligerantes de Trump al “nerviosismo” y “miedo” del presidente, a medida que se acerca el plazo de finales de año que Pionyang ha dado a Washington para reconsiderar su postura en las estancadas negociaciones sobre la desnuclearización norcoreana.

“Puede que Trump esté muy nervioso, pero es mejor que acepte el statu quo que sembró, para que pueda cosechar, y piense dos veces, si no quiere ver mayores consecuencias catastróficas”, amenazó en un comunicado el vicepresidente del Comité Central del Partido de los Trabajadores, Ri Su-yong, considerado una figura cercana a Kim.

En el texto, publicado por la agencia estatal de noticias KCNA, Ri sostiene que “las palabras y expresiones recientes escupidas una detrás de otra por Trump suenan como una amenaza a simple vista, pero son una confirmación de que siente miedo por dentro”.

“Muy inquieto”

El vicepresidente del partido único norcoreano señaló que Trump parece “muy nervioso” y “muy inquieto” por saber qué está pensando y qué hará a continuación el régimen, e indicó que la decisión final, todavía “no aclarada”, será tomada por el líder del país pronto, a finales de año, según el plazo reiterado en las últimas semanas.

“Trump haría bien en abandonar un lenguaje insultante que pueda ofender aún más al presidente Kim”, quien se ha abstenido de usar “ninguna expresión irónica e irritante como está haciendo la otra parte”, añadió el alto cargo norcoreano.

La intensidad de los intercambios verbales entre Corea del Norte y Estados Unidos ha escalado desde la semana pasada, después de que el presidente Trump advirtiera de que su país no ha descartado la opción militar contra el régimen y volviera a llamar burlonamente a su líder “hombre cohete”, una retórica que ya mantuvo en 2017.

Aunque en un primer momento el inquilino de la Casa Blanca restó importancia al asunto y proclamó su buena relación con Kim, el anuncio de que Pionyang realizó un test en su centro de desarrollo de misiles el fin de semana lo llevó a advertir al líder norcoreano de que lo perderá “todo” si actúa de manera “hostil”.

Pionyank prueba un motor de misil 

El ministro de Defensa surcoreano, Jeong Kyeong-doo, confirmó este martes que el misterioso test que Corea del Norte realizó el fin de semana consistió en la prueba de un motor para proyectiles y expresó la preocupación de Seúl.

Jeong hizo el comentario en una rueda de prensa en Sidney, donde participó hoy en una ronda de conversaciones del mecanismo 2+2 (Defensa y Exteriores) de Australia y Corea del Sur, en lo que supone la primera confirmación de una fuente gubernamental sobre el ensayo realizado en la base de lanzamientos espaciales de Sohae.

“Los titulares de Defensa de la República de Corea (nombre oficial de Corea del Sur) y Australia expresaron su profunda preocupación con respecto a la prueba de un motor realizada en Dongchang-ri y a sus lanzamientos de misiles”, dijo Jeong en declaraciones que recoge la agencia Yonhap.

Dongchang-ri, la aldea más cercana a las instalaciones, es el nombre por el que también se conoce a la base de Sohae.

Al margen de la prueba del motor del sábado, Corea del Norte ha realizado 13 lanzamientos de proyectiles este año, el último de ellos el pasado 28 de noviembre, ante la falta de avances en el diálogo sobre desnuclearización con Washington.

Photo gallery Kim Jong Un haciendo cosas See Gallery