POLÍTICA
25/01/2021 14:54 CET

De "no presentada" a un 7,5: una funcionaria declara que cambió las notas de Cifuentes

Amalia Calonge afirma que un catedrático le pidió que modificara los resultados de la expresidenta madrileña.

El juicio por el caso máster contra la ex presidenta de la Comunidad de Madrid Cristina Cifuentes continúa este lunes. La funcionaria de la Universidad Rey Juan Carlos Amalia Calonge ha reconocido que cambió las notas: de “no presentada” a un 7,5. Eso sí, porque se lo pidió el catedrático Pablo Chico.

″¿Modificó usted las notas de Cifuentes de no presentada a 7,5 y también le puso 7,5 en la asignatura del TFM? ¿Quién se lo dijo?”, ha preguntado el letrado de la URJC, según recoge Europa Press. “Me llamó Pablo Chico y le dije que me lo mandara por correo y lo pusiera por escrito. Me dijo que tenía un notable y que había habido un problema y que procediera al cambio de las notas”, ha contado.

Calonge ha apuntado que ella no tenía competencia para pedir explicaciones de esas rectificaciones. Además, ha dicho que los catedráticos funcionaban “así” al ser preguntada sobre si no le extrañó la petición de Pablo Chico a pesar de que las asignaturas no eran suyas. “Yo no tengo por qué poner en cuestión a un catedrático de la universidad”, ha señalado.

Después fue el turno del catedrático y profesor Pablo Chico, quien impartió una de las asignaturas del máster. Chico ha afirmado que no instó a la funcionaria a modificar las calificaciones de Cifuentes y recalcó que las presiones que recibió cuando saltó la polémica procedían de la Comunidad de Madrid. 

“Esta señora faltó a la verdad”, ha subrayado el testigo en el juicio que se sigue contra Cifuentes y en el que ha manifestado que el interés de la ex asesora de Educación María Teresa Feito en recabar información tras publicarse la información era porque “había una rueda de prensa que tenía que dar la presidenta y necesitaba tener esa aclaración”.

El primero en comparecer a la vista de este lunes ha sido José Antonio Lobato, responsable administrativo de posgrado y título propios en la Universidad Rey Juan Carlos. Lobato fue, supuestamente, quien informó al rector de que el acta del TFM no existía. Además, ha asegurado que en su departamento, encargado de guardar las actas desde “hace bastante tiempo”, no constaba el acta del TFM de Cifuentes.

Un acto informal

Cifuentes declaró el pasado viernes en la Audiencia Provincial de Madrid, donde relató que no defendió el trabajo final (TFM) —del que no ha encontrado la copia—ante un tribunal, sino que simplemente lo entregó en un acto informal. Asimismo, responsabilizó a la Universidad de la supuesta falsificación del acta del TFM.

La expresidenta de la Comunidad de Madrid declaró que no guarda ningún ejemplar de esas entregas que tuvo que realizar para aprobar y lo ha justificado porque su vida como delegada del Gobierno “era muy complicada”.

Photo gallery Cristina Cifuentes See Gallery

NUEVOS TIEMPOS