POLÍTICA
05/02/2020 10:42 CET

Dos años de cárcel para el ultra que difundió una foto de la víctima de La Manada mientras la violaban

El hombre, de 30 años y residente en Valladolid, difundió la imagen a través de Twitter, donde llegó a llamar a la joven "golfa borracha"

ÁLVARO BARRIENTOS / ASSOCIATED PRESS
Manifestación ante la Audiencia de Navarra en defensa de la víctima de La Manada, en abril de 2018. 

Un hombre de 30 años, residente en Valladolid y de ideología ultraderechista, acaba de ser condenado por el Juzgado de lo Penal Número 4 de Pamplona a dos años y un día de cárcel por haber difundido a través de su cuenta de Twitter una foto de la víctima de La Manada, tomada justo cuando estaba siendo violada en el portal número 5 de la calle Paulino Caballero de la capital navarra, en la noche de San Fermines de 2016.

Según informa en exclusiva El Periódico, el juez lo condena por un delito de revelación de secretos y también por otro contra la integridad moral de la joven, una madrileña que contaba con 18 años en el momento de la agresión. Además de publicar la fotografía en las redes sociales, donde se podía ver cómo estaba siendo agredida sexualmente por uno de los cinco sevillanos condenados, José Ángel Prenda, el ahora condenado añadía un mensaje en que el acusaba a la chica de mentir en su denuncia y la insultaba gravemente. 

“La chica supuestamente violada ha pedido que no se difunda esta imagen porque quizá pensemos que solo era una golfa borracha...”, escribió en su mensaje, junto a la fotografía, el 6 de diciembre de 2017.

Según detalla la sentencia revelada por el diario catalán, la difusión de esa imagen -que estaba incluida en el sumario del caso y que además estaba prohibida por la Audiencia de Navarra- dio lugar a 64 comentarios, 13 likes y fue compartida 16 veces, lo que provocó, añade el escrito, una “revictimización” para la joven agredida.

No es sólo el dolor de recordar lo pasado y exponerlo, sino que con el mensaje la joven pudo ser identificada por terceras personas como la víctima de La Manada, lo que hizo que tuviera que someterse a tratamiento psicológico, abandonar sus estudios universitarios e incluso a mudarse durante más de tres meses a vivir al extranjero”, tal y como denunció su abogada, recordando el enorme impacto mediático del caso, incluso fuera de España. 

El juez considera ahora que “el acusado utilizó la fotografía con ánimo de difundir la imagen de la víctima y utilizó el hashtag #LaManada para favorecer la difusión del mensaje” en un momento de efervescencia social sobre el tema. Añade que “la denunciante se ha visto ridiculizada y avergonzada (...). Familiares y conocidos que no conocían su condición de víctima en ese procedimiento se enteraron de dicha circunstancia”.

Además de la pena de dos años de prisión, la sentencia obliga también al condenado a pagar una indemnización de 6.000 euros a la víctima por el daño moral causado y otra multa de 4.680 euros. La sentencia puede ser recurrida. Durante el juicio el investigado reconoció ser el autor del texto, pero rechazó la “valoración injuriosa” que se hace de él.

Es este momento, no es el único caso abierto relacionado con la víctima de La Manada: la Fiscalía de Barcelona pide aún dos años y medio de prisión para otro hombre que difundió varias imágenes de la chica y que está siendo investigado por un delito contra la integridad moral de la víctima.

Además, hace unos meses fue condenado a un año y medio de cárcel el creador de la web El tour de La Manada en Pamplona, por el daño moral causado a la víctima, a la que tendrá que indemnizar con 15.000 euros.

Photo gallery Las frases del Supremo sobre la violación de La Manada See Gallery

EL HUFFPOST PARA ALIEXPRESS