INTERNACIONAL
20/09/2021 16:13 CEST | Actualizado 20/09/2021 20:26 CEST

EEUU levantará las restricciones de viajes a los ciudadanos vacunados de la UE y Reino Unido a partir de noviembre

Como parte de una estrategia para fomentar el turismo internacional.

Europa Press News via Getty Images
Llegada de turistas

EEUU leventará las restricciones para los viajeros vacunados procedentes de la Unión Europea y Reino Unido a partir de noviembre. 

Quienes ingresen al país deberán mostrar prueba de vacunación y un test negativo realizado tres días antes del viaje, ha indicado Jeff Zients, jefe del equipo de respuesta contra la covid-19 de la Casa Blanca en una conferencia de prensa virtual.

Los planes de reapertura forman parte de una estrategia de la Administración Biden para fomentar los viajes internacionales. Los socios europeos habían criticado las restricciones impuestas a los viajeros con destino a EEUU, en pie desde marzo de 2020, habían sido muy criticadas por los socios europeos.

Desde entonces, acceder al país norteamericano desde el Espacio Schenger es imposible, medida que contrasta con la relajación de exigencias en otras naciones, que se limitaban a marcar una cuarentena. En el caso de Reino Unido, estas cuarentenas para viajeros de la UE y de EEUU se eliminaron en agosto.

La postura de EEUU, primero con Trump y posteriormente con Biden, se ha mantenido a pesar de que sus índices de vacunación eran inferiores a las de la UE y Reino Unido. En la actualidad, mientras España presenta un 76% de población completamente vacunada, por los 65% de Italia o Reino Unido, Estados Unidos no llega al 54%.

Además de esta medida, el coordinador de COVID-19 de la Casa Blanca, Jeffrey Zients. también ha indicado que serán necesarias otras pruebas adicionales, como la obligación de los extranjeros de someterse a una prueba tres días antes de abandonar Estados Unidos. No obstante, a su llegada, los viajeros internacionales no tendrán que someterse a ningún tipo de cuarentena.

Por su parte, los estadounidenses no vacunados estarán “sujetos a requisitos de pruebas más estrictos” y tendrán que someterse a una prueba de COVID-19 en el caso de no estar inmunizados, una antes de viajar y otra al regreso al territorio nacional.