POLÍTICA
09/04/2019 12:34 CEST | Actualizado 09/04/2019 17:10 CEST

El PSOE arrasaría en las generales con el 30,2% de los votos y el doble de escaños que el PP, según el CIS

El PP sería la segunda fuerza, con el 17,2%; Ciudadanos la tercera, con el 13,6%; Unidas Podemos la cuarta, con el 12,9% y Vox la quinta fuerza, con el 11,9%.

AFP

El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ha dado a conocer este martes su macroencuesta para las elecciones generales, que se celebrarán el 28 de abril, para la que ha realizado unas 16.800 entrevistas personales. El organismo ofrece, además de los datos de estimación de voto, un pronóstico de cómo quedará el reparto de escaños  en el Congreso de los Diputados.

El PSOE arrasaría en las generales con el 30,2% de los votos. Pedro Sánchez obtendría una horquilla entre 123 y 138 escaños, prácticamente el doble de los que sacaría el PP. La formación que dirige Pablo Casado sería la segunda fuerza, al sacar el 17,2% de los votos y entre 66 y 76 escaños.

Esto supone un vuelco electoral respecto a los últimos comicios, celebrados en 2016. El PP sacó entonces el 33% de los votos y 137 escaños, mientras que el PSOE se quedó con el 22,6% de los votos y 85 escaños. 

Si no puedes ver el gráfico, sigue este enlace

Ciudadanos salvaría los muebles al quedar en tercera posición por encima de Podemos, al sacar el 13,6% de los votos, un resultado muy parecido a lo que sacó hace tres años. La formación que dirige Albert Rivera sí mejoraría su representación en el Congreso, al lograr entre 42 y 51 escaños frente a los 32 que tuvo en 2016.

La formación que dirige Pablo Iglesias sería una de las grandes perdedoras de las elecciones generales. Unidas Podemos y la confluencia catalana En Comú Podem bajarían a la cuarta posición, al sacar únicamente el 12,9% de los votos y entre 33 y 41 escaños. Hace tres años, sacaron el 21,15% de los votos y 71 diputados. 

La extrema derecha vuelve a sentarse en el Palacio de San Jerónimo. Vox irrumpiría con fuerza al convertirse en la quinta fuerza  en las elecciones generales, con el 11,9% de los votos y entre 29 y 37 escaños.   

ERC se dispara y JxCat se hunde

Los partidos nacionalistas mantendrían una importante representación. ERC se dispararía y sacaría su mejor resultado electoral desde la Segunda República, al obtener el 4,5% de los votos y entre 17 y 18 escaños. Esta formación independentista tiene actualmente  9 diputados.

El crecimiento del partido de Oriol Junqueras perjudicaría a la formación de Carles Puigdemont, Junts per Catalunya, que sacaría el 1,2% y entre 4 y 5 escaños. Una representación a años luz de los resultados que sacaba Convergència i Unió durante años.

El PNV obtendría el 1,3% de los votos y 6 escaños, uno más que ahora. La coalición de la izquierda abertzale EH Bildu tendría el 1,1% y entre 3 y 5 diputados, frente a los dos que tiene ahora. 

La formación valenciana Compromís sacaría el 0,9% de los votos y entre 1 y 2 escaños. Hace tres años, el partido liderado por Mónica Oltra concurrió en alianza con Podemos dentro la coalición A La Valenciana. Esta alianza sacó 9 diputados, de los que 4 eran de Compromís y se integraron en el grupo mixto. 

El partido animalista PACMA podría convertirse en una de las sorpresas de la noche electoral del 28 de abril, al entrar en el Congreso con el 1,4% de los votos y una horquilla entre 0 y 2 escaños.  

Si no puedes ver el gráfico, sigue este enlace.

El PSOE podría gobernar con Unidas Podemos y con Ciudadanos 

En el caso de que se cumpla el pronóstico del CIS, el PSOE y Cs podrían formar Gobierno ya que sumarían en la horquilla más amplia 189 escaños en el Congreso —la mayoría absoluta son 176—. 

Asimismo, el PSOE también podría alcanzar una mayoría para gobernar con el apoyo de Unidas Podemos, PNV y Compromís y sin depender de los votos de los partidos independentistas catalanes.

La alianza de los tres partidos de la derecha, PP, Ciudadanos y Vox, que se formó en Andalucía no parece viable en España. El tripartito se quedaría muy lejos de la mayoría absoluta, ya que lograría entre 138 y 166 escaños, una vez sumados los representantes de Navarra Suma. 

 

Un estudio de 300.000 euros

Como las entrevistas se realizaron en marzo, en el estudio preelectoral se ha aprovechado para recoger las preguntas habituales de las encuestas mensuales y se presentará como Macrobarómetro Preelectoral de Marzo, garantizando que no se rompe la serie histórica de los barómetros.

Esa cifra de 16.800 entrevistas supone quintuplicar las cifras habituales de los barómetros mensuales, que tras la llegada de José Félix Tezanos al frente de la institución pasaron de 2.500 a 3.000 cuestionarios. Un trabajo demoscópico de este calado tiene un coste aproximado de 300.000 euros.

El CIS de Tezanos ha venido renunciando a la ‘cocina’ en sus barómetros, limitándose a ofrecer datos brutos de intención directa de voto, sin hacer cálculos de estimación de voto, pero en esta macroencuesta deberá dar una proyección de reparto de escaños en el Congreso.

En su último barómetro, correspondiente al mes de febrero, el CIS mantenía al PSOE en cabeza con una intención de voto del 33,3%, sacando una ventaja de 16 puntos al PP, que marcó un 16,7%. Detrás figuraban Ciudadanos con el 15,3% y Unidos Podemos con un 14,5%, mientras que Vox estaba en el 5,9%.

 

Cis Elecciones by El HuffPost on Scribd

History is on

En mayo, la macroencuesta del 26-M

Paralelamente, el CIS ya ha empezado con las entrevistas personales para sus encuestas preelectorales de europeas, autonómicas y municipales, cuya presentación de calcula en torno al 9 de mayo y que también obligan a tratar los datos para asignar diputados y concejales.

Y del mismo modo, esa encuesta electoral, que trabaja con una muestra de algo más de 18.000 entrevistas personales, funcionará también como barómetro de abril y recogerá preguntas habituales de ese mes.

Según explicó Tezanos a Europa Press, la normalidad volverá al mes siguiente con el barómetro de mayo, que comenzará a principios de ese mes con sus 3.000 entrevistas habituales y que ofrecerá sus datos brutos de intención directa de voto sin atribución de porcentaje de voto ni de reparto de escaños.

Eso sí, como el periodo electoral no acaba hasta el 27 de mayo y estará prohibido publicar encuestas esa última semana de campaña, el Barómetro de Mayo ya no se presentará hasta después de los comicios europeos, autonómicos y municipales, presumiblemente a finales de mes o principios de junio.