El error de los medios internacionales al hablar de 'Veneno'

Gracias a la serie de Los Javis, medio mundo conoce a Cristina Ortiz.
Isabel Torres, Jedet y Daniela Santiago en 'Veneno'.
Isabel Torres, Jedet y Daniela Santiago en 'Veneno'.

La repercusión de la serie Veneno desde su entrada en HBO Max no sólo ha colado a la ficción española en otros países, también ha dado a conocer mundialmente a Cristina Ortiz ‘La Veneno’. El biopic dirigido por Los Javis ha acaparado muchos titulares en medios de la prensa internacional. Incluso The New Yorker la incluye en su lista de las mejores series del año. Sin embargo, algunos de ellos no hablan sólo de su calidad, sino que lo hacen también de la figura de La Veneno, a la que se refieren (erróneamente) como una activista trans.

La revista Out Magazine llega a comparar a Cristina Ortiz con Caroline Cossey, la modelo inglesa cuya transexualidad fue revelada públicamente sin su consentimiento en 1982 en el diario británico News of the World. Cossey aprovechó para impulsar el movimiento, para ser reconocida legalmente como mujer y para poderse casar.

Por su parte, la revista TIME destaca que “paralelamente al lanzamiento de la serie, en España se están considerando nuevas políticas centradas en los derechos de las personas trans, ya que el 18 de noviembre finalizó una consulta pública sobre la propuesta de Ley Trans”. Como si esa batalla fuese nueva y no se llevase librando desde antes de los ochenta.

“La lucha y el logro de conseguir de una forma directa los derechos de las personas trans corresponde a otras personas. Ella no era una activista, visibilizó una realidad que España no quería ver. Sería injusto desmerecer a quienes han trabajado por esos derechos”, explica a El HuffPost Carla Antonelli, diputada socialista en la Asamblea de Madrid.

“Hay grabaciones de ella en las que se ve que no luchó por la ley para cambiar el DNI, por el matrimonio... la hemeroteca está ahí. Activista, no”, subraya.

La Veneno se hizo famosa en España en 1996, a raíz de una entrevista espontánea en el Parque del Oeste de Madrid, donde solían estar las trabajadoras sexuales trangénero.

Faela Sainz, reportera del programa Esta noche cruzamos el Mississippi, le preguntó ”¿eres hombre o mujer?”, a lo que ella contestó con un pecho descubierto: ”¿Qué soy yo? Un semáforo, cariño”. Su tono descarado la hizo entrar en los platós de televisión con la primera invitación de Pepe Navarro al programa.

Icono sí, abanderada no. “Se ha intentado forjar una leyenda sobre La Veneno que se aleja un poco de la realidad de lo que fue. Ni quiso abanderar nada, ni fue en pro de nada. Te decía hoy una cosa y cuatro meses después en otra entrevista te contaba lo contrario”, explicaba la periodista Gemma López el pasado 10 de noviembre en Sálvame.

Desde su primera aparición en televisión, Cristina Ortiz reconoció sentirse mujer. ”¿Desde cuándo te has sentido mujer?”, le preguntó Pepe Navarro en su primera aparición en Esta noche cruzamos el Mississippi. “Desde que nací”, contestó.

Su declive

Tras pasar más de tres años en una prisión para hombres —donde fue víctima de abuso—, Ortiz reapareció en 2006 y cambió su discurso. El icono ya no era el de antes. Cada vez se le denostaba más, y empezó a utilizar otro tono en las entrevistas, hasta el punto de entrar en la contradicción de declarar que ella era un hombre.

Como apunta Antonelli, “con los años y la necesidad de ser llamada a los platós y mantenerse en la televisión para subsistir, ella alimentaba y provocaba esos titulares”.

De hecho, Los Javis recogen en la serie el momento en el que Cristina Ortiz atacó en un plató a su amiga Paca la Piraña. Gemma López también hizo una apreciación en esa misma línea: “Ella sabía lo que funcionaba en la tele. Sabía que el escándalo venía bien, al igual que dar determinados titulares”.

La Veneno en su última aparición televisiva en 'Sábado Deluxe'.
La Veneno en su última aparición televisiva en 'Sábado Deluxe'.

Vulture insiste en esa idea de que el biopic ha removido la conciencia de los políticos. “Irene Montero, titular del ministerio de Igualdad, inició una consulta pública sobre una Ley Trans que permitiría la autodeterminación de género en documentos oficiales e identificaciones sin requisitos médicos”, publican.

“Se tiende a meter todo en un mismo saco cuando hay una gran serie de por medio. Es una falta de respeto a quienes han estado en el activismo. La visibilidad suma, pero no es el motor directo de la consecución de derechos”, explica Antonelli. La diputada se niega a que la gente olvide a figuras como el transformista pionero Paco España, que ya estaba sobre los escenarios en los años setenta en plena dictadura franquista.

Es decir, fueron muchos los que aparecieron antes que Cristina Ortiz. Por eso, que Variety publique que “la realidad de La Veneno no se había visto antes”, no es preciso. No se había visto antes en televisión, pero sí en medios tan antiguos como el diario Pueblo (que desapareció en 1984), e incluso el Alcázar (que se editó hasta 1988), puntualiza Antonelli.

Su mérito: la visibilización

Eso sí, tal y como publica Los Angeles Times, sí se podría decir que La Veneno fue un icono, y en eso coincide Antonelli. “Visibilizó una realidad [la de los transexuales], como el desarraigo familiar, el abandono, la exclusión social, pero no supo aprovechar su oportunidad en televisión y terminó sucumbiendo, víctima de todo lo que había vivido”, explica. Porque, como apunta, de forma indirecta la visibilización es una herramienta de concienciación.

La diputada socialista entiende que no podrá “defender jamás” la última etapa de Cristina Ortiz, en la que llegó a faltar al respeto a Bibiana Fernández. “La Veneno fue un icono de los 90 de la televisión y de la tragedia”, puntualiza.

“La lucha por los derechos de las personas trans corresponde a otras personas. Ella no era una activista, visibilizó una realidad”

- Carla Antonelli

Cristina Ortiz falleció el 9 de octubre de 2016 a los 52 años tras sufrir una caída en su casa y golpearse la cabeza. La vedette entró en coma y falleció en el Hospital Universitario de La Paz, en Madrid, donde había ingresado cuatro días antes.

En un principio se habló de que había sido víctima de un accidente por haber ingerido ansiolíticos con alcohol, pero en septiembre de este año el informe de un perito criminalista señaló que podrían haberla asesinado. Estos nuevos datos podrían reabrir el caso.

Lo que sin duda han conseguido Los Javis con Veneno, además de cautivar a los espectadores, a la prensa nacional y a la internacional, ha sido homenajear a un personaje denostado, así como que se ponga de nuevo el foco en la discriminación que sigue existiendo hacia el colectivo. El pasado 4 de diciembre, el Ayuntamiento de Madrid repuso la placa a Cristina Ortiz —que fue arrancada en 2019— en el Parque del Oeste para reinstaurar un homenaje a La Veneno: “En memoria de Cristina Ortiz La Veneno, valiente mujer transexual visible en los 90”.

Los protagonistas de la serie 'La Veneno'