VIRALES
10/04/2019 14:50 CEST

El genial mensaje en un mechero de una funeraria gallega: lo mejor está en la parte de atrás

Llevan más de 78 mil 'likes' en Twitter.

Funeraria Curroliño

“Sigue fumando, te esperamos”. Con estas cuatro palabras serigrafiadas en unos 1.000 mecheros la funeraria gallega Curroliño y el velatorio Virgen del Faro ha conseguido ser tendencia en las redes sociales. 

El usuario de Twitter El Sir (@Sir_Mathius) compartió el pasado 7 de abril el mensaje utilizado por la funeraria y hasta la fecha lleva más de 20.000 retuits y 76.000 me gustas.

Localizado en Rodeiro, una pequeña localidad gallega de Pontevedra, este negocio familiar lleva en funcionamiento desde el 1985 y se ha hecho famoso recientemente a nivel nacional por sus mensajes en las campañas de merchandaising.

José Luís Vázquez Fernández, uno de los dueños del local, ha sido la mente pensante de esta campaña, tal y como afirma su hermana y también regente del negocio, Mari Paz. 

“Ya que tengo una funeraria se me ocurrió hacer un chiste. Es todo en plan broma. Hicimos bolis, mecheros y calendarios en plan cachondeo”, asegura Vázquez, que afirma que le han llegado peticiones desde fuera del municipio.

Funeraria Curroliño

 Además, recuerda que este no es el primer año que personaliza estos objetos: “Todos los años hacemos montones de ellos, porque la gente nos lo pide. Hacemos unos mil mecheros, que nos cuestan muy poco y los tenemos en casa o en el tanatorio y quien los quiera coger pues que los coja”.

Aunque la mayor parte de la gente entiende que es un mensaje irónico y en tono de broma, reconoce que a no todo el mundo les gusta: “Como vamos cobrando a domicilio seguros de decesos por aquí y se los vamos dando, la gente mayor se lo toma un poco enserio y se enfadan”.

Sin embargo, la reacción de la mayor parte de esas personas es la de pedirles otras cosas, como los calendarios.

Vázquez también cuenta entre risas cómo fue la reacción de su madre cuando le dieron un mechero. “Por ejemplo, ella no enciende ni un fuego con estos mecheros, casi que me quiere matar ya” comenta entre risas. 

Es una broma de muerte.