POLÍTICA
22/11/2019 14:57 CET

El Gobierno avisa a Vox de que le tendrá enfrente en la defensa de mujeres y niños

"Se están cruzando líneas rojas”.

EFE
La portavoz del Gobierno en funciones, Isabel Celáa.

La portavoz del Gobierno, Isabel Celáa, ha asegurado que “se están cruzando líneas rojas” en relación con la defensa de los derechos de las mujeres y de los niños y ha advertido a aquellos que “desde la ultraderecha atenten contra la Constitución y los Derechos Humanos” que van a tener enfrente al Gobierno.

Durante la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, Celáa ha lamentado que desde la “ultraderecha” se haya hecho todo lo posible para que no saliera adelante esta semana en el Congreso de los Diputados una declaración de apoyo en el 30 aniversario de la Convención de los Derechos del Niño y otra institucional en la Asamblea de Madrid sobre violencia machista.

“El discurso de ultraderecha está fagocitando las posiciones de la derecha democrática”, ha aseverado la portavoz del Gobierno, quien ha lamentado “la ruptura de consensos” y ha advertido que están superando “líneas rojas”, como el reconocimiento de los derechos de la infancia y combatir la violencia contra las mujeres en todas las manifestaciones.

Violencia sobre la mujer

El Gobierno ha aprobado una declaración con motivo del Día Internacional para la eliminación de la violencia sobre la mujer, que se conmemora el próximo lunes 25 de noviembre, en la que declara su “decidido compromiso de seguir dedicando todos sus esfuerzos a combatir la violencia contra las mujeres en todas sus manifestaciones” y su solidaridad con las víctimas. 

En ella, ha expresado su “condena más rotunda hacia las actitudes y actos de violencia hacia las mujeres por motivos de sexo o razones de género, garantizando los derechos humanos y las libertades fundamentales de todas las mujeres”.

El Ejecutivo ha incidido en que la violencia contra la mujer “es la manifestación más brutal de la desigualdad existente en nuestra sociedad como consecuencia de las relaciones de poder históricamente desiguales entre mujeres y hombres”.

Y ha destacado que esta realidad “no se puede normalizar ni banalizar” y que la erradicación de la violencia contra las mujeres “no puede lograrse sin abordar las actitudes sociales que la toleran o justifican”, ha subrayado el Gobierno.

“Tenemos la misión de acompañar a las víctimas y de manifestar nuestro más absoluto rechazo a las actitudes violentas. Para ello, contamos con un instrumento integrador como es el Pacto de Estado contra la Violencia de Género, reflejo del consenso social y político en torno a la necesidad de que la lucha contra la violencia contra las mujeres sea un asunto prioritario en la agenda política”, ha defendido el Ejecutivo.

También ha aprobado este viernes la declaración institucional con motivo del 30 Aniversario de la Convención sobre los Derechos del Niño que se ha celebrado esta semana con la que el Gobierno ha querido reafirmar su compromiso unánime con “todos los niños y niñas para que puedan prosperar, aprender, hacer oír su voz y alcanzar su pleno potencial”.

En ella, reconoce que aún quedan muchos retos pendientes en esta materia, como son el alto índice de pobreza infantil, que afecta a dos millones de menores, el abandono escolar y la violencia física, mental o moral, por lo que ha subrayado la necesidad de que sean protegidos y su voluntad de cumplir las recomendaciones del Comité de los Derechos del Niño.

ESPECIAL PUBLICIDAD