POLÍTICA
27/11/2019 16:14 CET | Actualizado 27/11/2019 16:15 CET

El Govern acusa a España de ponerse "al nivel de Turquía, China o Irán"

Por la convalidación parlamentaria del decreto digital del Gobierno con los votos de PP.

EFE

Indignació. El conseller de Políticas Digitales y Administraciones Públicas, Jordi Puigneró, ha tildado este miércoles de “estado de excepción digital” la convalidación del real decreto ley sobre la administración digital y ha acusado al presidente en funciones, Pedro Sánchez, de complicar su investidura. Además, ha adelantado que la Generalitat lo combatirá por la vía judicial, en el ámbito político y a escala internacional.

Puigneró ha asegurado en unas declaraciones a los medios, frente al Congreso de los Diputados, que “España se ha puesto a liderar la represión digital en Europa”, ya que, según su opinión, con este real decreto ley “se pone al nivel de estados como Turquía, China o Irán”.

El conseller catalán ha destacado que “Sánchez hoy ha puesto una piedra muy gorda encima de la mesa a la hora de hacer mucho más difícil su investidura”.

Es un estado de excepción digital

Acompañado de la portavoz de JxCat en el Congreso, Laura Borrás, ha señalado que, con la convalidación del real decreto ley y el apoyo dado a éste por parte de PP y Cs, el PSOE “ha dado un paso más hacia la gran coalición” antes que hacia “un gobierno de izquierdas”.

Además, Puigneró ha dado un toque de atención a Unidas Podemos y a En Comú Podem al destacar la “poca fuerza” de ambas formaciones contra el decreto; para estos partidos, según sus palabras, “las sillas parece que pasan por delante de los derechos”.

Tras comparar el decreto-ley con un “155 -en referencia al artículo de la Constitución- digital por la puerta de atrás”, ha recalcado que desde la Generalitat de Cataluña lo “combatirá a todos los niveles”, tanto por vías judiciales como políticas, e incluso internacionalmente. 

Puigneró, por tanto, ha sostenido que al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, “no le saldrá gratis” vulnerar los derechos digitales de los ciudadanos catalanes.