30 cosas que no sabías sobre 'El juego del calamar'

El mundo entero está obsesionado con la serie y quiere saber más sobre todo lo que pasó detrás de las cámaras.

Ya es oficial: El juego del calamar es la serie original más vista de la historia de Netflix. Esta serie coreana de 9 episodios ya ha sido vista por 142 millones de usuarios en los primeros 28 días, desbancando a Bridgerton y sus 82 millones.

Si eres una de las tres personas de este planeta que aún no ha visto la serie, toma un poco de contexto: El juego del calamar narra la historia de un grupo de personas arruinadas e inadaptadas a la sociedad que deciden formar parte de una serie de juegos infantiles para ganar un gran premio. El único problema es que si pierdes, mueres.

Ahora, el mundo entero está obsesionado con la serie y quiere saber más sobre el proceso de producción y todo lo que pasó detrás de las cámaras. Aquí van 30 datos que probablemente no conocías:

Tardaron un año en escribir el guion

Netflix

...y 10 años en ser aceptado por Netflix después de ser rechazado por todos los estudios de cine a los que llegó la propuesta. Al parecer, el guionista y director Hwang Dong-Hyuk tardó casi seis meses en escribir los dos primeros episodios.

Su título original no era El juego del calamar

Netflix

Durante los planes iniciales de Netflix, se reveló que su título iba a ser Round Six (Ronda 6). También se llegó a llamar Squid Game: Play To Die (El juego del calamar: juega para morir).

Toda la serie se rodó en una misma ciudad

Netflix

A una hora de Seúl (Corea del Sur) se encuentea Daejeon, donde se rodó la serie. Permanecer en una misma ubicación significaba contar con más presupuesto para los demás escenarios memorables de la serie.

No ha sido una serie barata

Netflix

Los costes de producción ascienden a unos 14,5 millones de euros.

Se dice que Netflix invirtió 18,3 millones de euros en los nueve episodios

Netflix

Esta cifra procede de unos documentos internos que Bloomberg afirma haber obtenido, pero Netflix no lo ha confirmado.

Se utilizó muy poca tecnología CGI

Netflix

¿Y esos sets de rodaje enormes? Efectivamente, se construyeron específicamente para esta serie sin ayuda del ordenador.

Hicieron falta muchos actores y figurantes

Netflix

Para el juego de Luz verde, luz roja, hicieron falta más de 400 actores y figurantes.

Algunos de los actores eran alérgicos al tejido de sus uniformes

Netflix

El director Hwang Dong-Hyuk describe los uniformes como “ropa de gimnasio vieja” y recuerda que varios de los actores y figurantes desarrollaron problemas respiratorios al ponérselos. A algunos incluso “se les puso la cara roja por alergia”.

La muñeca gigante del primer juego está exhibida en un museo local

Netflix

La muñeca que canta luz verde, luz roja, en el primer episodio está ahora en exhibición en un museo de carruajes de caballo en Corea (aunque ahora le falta una mano).

La muñeca concede entrevistas telefónicas

Netflix

Sí, de verdad. Si quieres conocer su historia o su opinión sobre la política estadounidense (en inglés), pincha aquí.

Las galletas dalgona del segundo juego son reales

El director contrató a un repostero experto en galletas dalgona para que todo el set tuviera galletas durante todos los días del rodaje.

En realidad no había dos equipos jugando al tira y afloja al mismo tiempo

Netflix

Al otro lado de los jugadores había una máquina. Los actores comentan que fue una escena especialmente difícil y agotadora.

Todos los actores coinciden al señalar la prueba que más miedo les dio grabar

Netflix

“Grabar la prueba del suelo de cristal fue terrorífico”, explica HoYeon Jung, que representa a la jugadora 067. El guionista y productor, Hwang Dong-Hyuk, añade: “El juego fue real y sintieron miedo verdadero”.

El vidrio templado de la prueba de puente era real

Netflix

Pero los actores solo caían desde una altura de un metro y medio. Aun así da miedo.

Las escaleras de colores de las instalaciones están inspiradas en obras de arte reales

Netflix

Dos de las principales fuentes de inspiración fueron Relatividad, de M. C. Escher, y La muralla roja, del arquitecto Ricardo Boffil, en Calpe (Alicante).

Las paredes del dormitorio de los jugadores contienen pistas de las siguientes pruebas

Netflix

A medida que se reduce el número de camas, las paredes del dormitorio empiezan a revelar dibujos que sirven como pistas para que los jugadores vean las pruebas a las que se han enfrentado y se van a enfrentar.

El dormitorio no parece un almacén de Amazon por casualidad

Netflix

“La directora artística propuso un almacén como escenario”, comenta el director Hwang Dong-Hyuk. “En vez de tratar a los jugadores como personas, ella propuso que los presentáramos como objetos apilados en las estanterías de un almacén”.

La vida del director inspiró a uno de los personajes

Netflix

Park Hae Soo, que encarna al personaje de Cho Sang-woo (jugador 218), dice que se inspiró en el director Hwang y en sus experiencias en la Universidad Nacional de Seúl. Tanto el director como el personaje fueron a la misma prestigiosa universidad.

¿Quieres saber cuánto es el premio en euros?

El premio total es de 45.600 millones de wones, que equivale a algo más de 33 millones de euros.

Jung Ho-yeon, que encarna a Kang Sae-byeok, (jugadora 067) también es una modelo de éxito

Esta actriz de 27 años ha trabajado con marcas como Chanel, Marc Jacobs, Fendi, Bottega Veneta y Louis Vuitton, de la que es embajadora global.

El juego del calamar es el debut de Jung Ho-yeon como actriz

“Cuando viajaba sola en avión y me alojaba en hoteles, me pasaba la mayor parte del día viendo películas”, declaró en Vogue.

“[Después] empecé a pensar en mí y en mi posición en el mundo. ¿Quién era? ¿Qué significa ser humana? La respuesta a esas preguntas fue lo que me llevó a ser actriz”.

Jung Ho-yeon se hizo muy amiga de Lee Yoo-mi (jugadora 240) durante el rodaje

“Yoo-mi tiene más experiencia actuando y es una gran actriz”, explica Jung. “Cuando le contaba mis inseguridades a la hora de actuar, siempre era muy comprensiva”.

“Como confío en ella, hemos hablado de muchas cosas. Creo que encajamos muy bien. Estoy muy agradecida”.

Las redes sociales de Lee Yoo-mi explotaron con la serie

La cuenta de Instagram de Yoo-mi ha pasado de tener 40.000 seguidores a tener 6,5 millones en cuestión de semanas.

Donald Trump inspiró a una de las personas importantes

Netflix

“Creo que se parece a una de las personas importantes de El juego del calamar, comentó el creador de la serie, Hwang Dong-hyuk, al medio IndieWire, (aunque no se refiere al de la foto anterior). “Es casi como si [Trump] hubiera dirigido un programa de televisión, no un país, provocando pánico entre la gente”.

Las máscaras de los guardias se inspiraron en las máscaras de esgrima

Netflix

También en unas máscaras coreanas tradicionales llamadas Haehotal.

En cuanto a los dibujos de las máscaras...

Netflix

El director explica que se basó en la jerarquía de las colonias de hormigas:

Círculo: obreros, en lo más bajo de la jerarquía.

Triángulo: soldados, los que llevan armas.

Cuadrado: los gerentes, los que tienen más poder y supervisan a los obreros y soldados.

Los trajes de color rosa oscuro de los guardias iban a ser completamente diferentes

Al principio iban a ser uniformes de Boy Scout, pero cambiaron de idea porque esos trajes desvelan demasiado la anatomía del cuerpo y eso iba contra el propósito de volverlos “anónimos”, “como hormigas en una colonia”.

¿Por qué los ataúdes están decorados con lazos rosas enormes?

Netflix

Según la directora artística de la serie, Chae Kyung-sun, dado que el creador del juego piensa que es “como un dios” poderoso y misericordioso, les concede un último “regalo” a los jugadores.

Lo han visto 142 millones de usuarios de Netflix

Netflix

Eso la convierte en la serie original de Netflix más exitosa de la historia, superando el anterior récord de Bridgerton en 2020, con 82 millones de usuarios.

Nada mal teniendo en cuenta que Netflix apenas hizo promoción de la serie en su mayor mercado: Estados Unidos

Eso sí, al final la serie también se ha acabado convirtiendo en un éxito arrollador en Estados Unidos gracias al boca a boca y las buenas críticas.

Este artículo fue publicado originalmente en el ‘HuffPost’ Reino Unido y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.