Diego As, autor del mejor grafiti del mundo, impresiona con este mural sobre la Guardia Civil

Lo ha realizado en el cuartel de la Guardia Civil de Lugo.
|
El mural de Diego As en la comandancia de Lugo.
El mural de Diego As en la comandancia de Lugo.
Diego As

Diego As sigue empeñando en convertir cada fachada de Lugo en una pieza artística digna de un museo. Este artista urbano gallego ha realizado un mural de 14 metros de alto dentro del cuartel de la Guardia Civil de la ciudad.

Hace seis meses, el coronel jefe de la Comandancia de Lugo, Miguel Ángel González Arias, contactó con este artista lucense que consiguió el pasado mes de febrero que un mural suyo del emperador romano Julio César se convirtiera en el mejor grafiti del mundo.

El objetivo era el de decorar una de las fachadas de la instalación. La idea de la Guardia Civil, en un principio, era el de hacer un grafiti con un estilo más clásico, algo que no convención del todo al artista. Al final le dieron libertad y el resultado no pudo ser más acertado.

As, como se llama popularmente, comenzó a buscar ideas hasta que encontró un retrato que el fotógrafo de El Español Fernando Ruso hizo para un reportaje sobre la conciliación familiar de las agentes que son madres. En la imagen se ve a una mujer abrazando a un hijo, aunque el artista no le ha dado significado y lo ha dejado a la interpretación de cada uno.

“Es una mujer o un hombre que está cogiendo en hombros a un niño. Hablé con Fernando Ruso y me dijo que le podía dar la interpretación que quisiera. Yo no digo que sea un salvamento o lo que es, lo dejo a la interpretación de cada uno”, asegura el artista.

El grafiti, que lo ha hecho tanto en blanco y negro como en color buscando “el contraste entre la fotografía antigua y la nueva” le ha costado cuatro tardes realizarlo. El objetivo era tenerlo este para jueves, que es cuando la Guardia Civil tenía la intención de presentarlo en un acto oficial.

La acogida ha sido muy buena, tanto por parte de los agentes como del resto de lucenses que han pasado por la comandancia y lo han podido ver desde fuera de la instalación. “Sí que me han dicho mientras lo pintaba que estaba muy bien y que muestra el espíritu de la Guardia Civil”, reconoce Diego, que indica que para verlo completo hay que cruzar la barrera y entrar al cuartel.

Además, confiesa que él no va a presentarlo a ningún concurso o certamen internacional. “Si alguna página lo selecciona bien, pero no lo mandaré”, adelanta Diego.

Lo haga o no, se ha ganado el respeto de la Guardia Civil y, tal y como hiciera con Julio César, ha vuelto a dejar con la boca abierta a los ciudadanos de Lugo y a sus seguidores.

Clarion Alley, San Francisco, EEUU

El mejor arte urbano del mundo