INTERNACIONAL
20/10/2020 08:58 CEST

El nuevo debate Trump-Biden tendrá micrófonos silenciados

Los organizadores del debate del jueves deciden silenciarles los micrófonos para evitar el ruido del primer 'round'.

Patrick Semansky / ASSOCIATED PRESS
Donald Trump y Joe Biden, en el primer debate de Cleveland.

La Comisión de Debates Presidenciales, el órgano no partidista que organiza estos cara a cara, anunció esta madrugada que apagará los micrófonos del presidente, Donald Trump, y de su rival demócrata, Joe Biden, durante algunas partes del evento que tendrá lugar el próximo jueves.

Esta decisión llega después de que el primer (y único hasta la fecha) cara a cara que celebraron Trump y Biden a finales de septiembre derivase en caos y múltiples interrupciones, sobre todo del mandatario a su oponente.

El del próximo jueves, que tendrá lugar en Nashville (Tennessee), durará 90 minutos y estará dividido en seis partes de 15 minutos cada una, cuyos primeros cuatro minutos se dividirán Trump y Biden para una primera declaración ininterrumpida de dos minutos.

Serán esos dos minutos de los que gozará cada candidato al inicio de cada segmento durante los cuales el micrófono de su rival estará apagado para garantizar que no haya interrupciones.

En un comunicado, la Comisión de Debates Presidenciales enfatizó que “ambas campañas reafirmaron de nuevo esta semana su acuerdo a la norma de los dos minutos ininterrumpidos”. “La Comisión anuncia hoy que para garantizar el cumplimiento de esta norma acordada, el único candidato cuyo micrófono estará encendido durante estos periodos de dos minutos será el candidato que tenga la palabra”, dijo.

Los minutos restantes en cada uno de los segmentos serán con ambos micrófonos abiertos, aunque la Comisión señaló que “su esperanza es que los candidatos sean respetuosos con el tiempo del otro” pese a que tengan oportunidad de interpelarse o interrumpirse.

“Nos damos cuenta, tras hablarlo con ambas campañas, que ninguna queda totalmente satisfecha con las medidas anunciadas. Una puede pensar que van demasiado lejos y la otra que se quedan cortas. Nos sentimos cómodos de que estas medidas logren el equilibrio adecuado y que sean del interés de la gente”, apuntó la Comisión.

El primer cara a cara fue muy comentado por las interrupciones constantes de Trump que llevaron a Biden a perder los papeles en algún punto y que terminó por espetarle al presidente ”¿Por qué no te callas, hombre?”. 

Lo que no se quiere hablar

La gestión de la crisis de la covid-19 es el gran talón de Aquiles de la campaña de Trump, y el mandatario quiere que se deje de hablar de ello: este lunes tachó de “bastardos repugnantes” a los responsables de la cadena CNN por seguir informando sobre una enfermedad que ha matado a más de 220.000 estadounidenses.

El interés de la campaña de Trump por desviar la atención de la pandemia que hace un par de semanas afectó al propio presidente es tal que este lunes se quejaron por la perspectiva de que ese tema forme parte del debate del jueves. “Esperábamos que la política exterior sería el tema del debate del día 22. Les urgimos a evaluar de nuevo los temas” previstos,  dijo el jefe de la campaña de Trump, Bill Stepien, en una carta enviada a la independiente Comisión de Debates Presidenciales (CPD).

Stepien se quejaba así por la decisión de la moderadora del debate del jueves, la periodista Kristen Welker, de no centrar solo el intercambio en temas de política exterior, sino incluir también preguntas sobre la covid-19 y el cambio climático, asuntos más espinosos para Trump.

Photo gallery Donald Trump See Gallery
Photo gallery Joe Biden See Gallery

NUEVOS TIEMPOS