POLÍTICA
03/02/2020 12:17 CET | Actualizado 03/02/2020 14:04 CET

Felipe VI: "España no puede ser de unos contra otros, debe ser de todos y para todos"

El rey ha presidido la apertura solemne de la XIV Legislatura sin la presencia de los independentistas.

EFE
La presidenta del Congreso, Meritxell Batet (2i) y la presidenta del Senado, Pilar Llop (i) aplauden al rey Felipe VI

“España no puede ser de unos contra otros; España debe ser de todos y para todos. Así lo ha querido la sociedad española desde hace más de 40 años. Así lo sigue queriendo y, sobre todo, así lo merece”. El rey Felipe VI ha presidido este lunes en el Congreso de los Diputados la apertura solemne de la XIV Legislatura, que ha reunido en el Palacio de las Cortes a los diputados y senadores elegidos el pasado 10 de noviembre y a representantes de las altas instituciones del Estado, a excepción de los independentistas, que no han acudido al acto por la presencia del monarca.

En su discurso, el rey ha realizado una defensa de la diversidad de España, resaltando la obligación constitucional de todos los diputados, y ha dejado claro que nada puede ser realizado al margen de la ley en este país. 

“Sus señorías deben ejercer su labor con la mayor responsabilidad y rectitud, que son los principios que los españoles demandan y merecen”, ha afirmado Felipe VI, quien ha recordado que “la esencia del parlamentarismo es el acuerdo, como también lo es el ejercicio del control político por la oposición. Pactar y controlar, acordar en unos asuntos y disentir en otros”. 

La Constitución: un punto de encuentro 

Además, el monarca ha recordado que la figura del rey “está comprometida con la democracia y con la libertad de España y de los españoles, con la democracia y la Constitución”, convirtiéndose la Carta Magna en “el lugar de encuentro de todos, de diferentes modos de entender y sentir España, con una inequívoca vocación integradora e incluyente a la vez que respetuosa con nuestra pluralidad y diversidad territorial”.

En este contexto, el rey ha recordado que “la Constitución fue creada para el diálogo y el acuerdo”, algo que cobra todo su sentido en la propia definición de España como “Estado social, un Estado democrático y un Estado de derecho (...) tres pilares esenciales, inseparables e indisociables los unos de los otros de una misma realidad histórica y política, que es España, y sobre los que descansa nuestra convivencia colectiva”.

“Aprovechen las oportunidades que se abren” ante los nuevos retos de España, ha reclamado el jefe de Estado, al tiempo que ha mostrado su deseo de que la Legislatura sea “provechosa para los ciudadanos y los intereses generales; que sirva también para recuperar y fortalecer la confianza de los ciudadanos en sus instituciones”. 

“Hace 40 años las palabras concordia, reconciliación y libertad resonaron como nunca antes en nuestro país”, ha reflexionado el rey, quien ha puesto el foco en que “las Cortes Generales se deben al pueblo español, como las demás instituciones, en la búsqueda de los intereses generales de España”.

“La nuestra es una historia de convivencia y progreso, una historia sin duda de éxito; con sombras, desde luego, pero sobre todo llena de luces que han iluminado uno de nuestros períodos más brillantes”, ha expresado el rey, quien tras su discurso ha recibido una espontánea y larga ovación de sus señorías en la que no han participado los diputados del PNV y algunos de Podemos.

Sí que han aplaudido el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, y los ministros de Unidas Podemos, tanto a la llegada del monarca al hemiciclo como al final de la intervención de Felipe VI con la que ha dado por iniciada la legislatura. 

De hecho, el portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, ha afirmado que Felipe VI ha pronunciado un discurso “valiente” y “distinto”, y ha destacado que su apuesta por el diálogo y la convivencia “no habrá gustado a las bancadas de la derecha y la extrema derecha”.

Primer Gobierno de coalición

Por su parte, la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha apelado durante su discurso a la concordia y a la necesidad de entendimiento entre los partidos políticos representados, expresando su deseo de que todos los grupos faciliten la gobernalidad basándose en ese espíritu de diálogo y en lograr “objetivos comunes”: “El Ejecutivo no un fin en sí mismo”, ha matizado Batet, quien ha rememorado que “el primer Gobierno de coalición de nuestra democracia” ha sido posible gracias a la “generosidad”.  

Por primera vez ministros de un gobierno de coalición han ocupado los bancos azules del hemiciclo, cuyo espacio ha sido habilitado para acoger a los 350 diputados y 266 senadores asistentes a esta sesión conjunta.

“Los consensos no se hallan sino que se construyen y la voluntad y la palabra son herramientas preciosas para ello”, ha dicho Batet, al tiempo que ha recordado que “nuestras instituciones son el instrumento más poderoso para configurar la realidad”. 

EFE
La presidenta del Congreso, Meritxell Batet (c) pronuncia el discurso inaugural de la legislatura junto al rey Felipe VI (2i).

También en sus primeras palabras ha habido un reconocimiento a la validez de la Constitución, que “nació mirando al futuro”, y ha sostenido que “mantener esa mirada es el mejor homenaje y defensa” que se le puede brindar.

Y ha considerado que hay que volver la atención al carácter de “programa de actuación” que tiene la Carta Magna, “abordar sus objetivos pendientes y enriquecerla con nuevos consensos propios de nuestro tiempo”.

La presidenta del Congreso ha centrado también su discurso en defender la coalición, explicando que “ningún poder esta reservado para nadie” y recordando que “la obligación de escuchar” es muy necesaria, “sobre todo con quien se discrepa”: “En el Parlamento no existe el enemigo”, ha asegurado.

Segundo acto de este tipo en su reinado

Desde primera hora de la mañana, un fuerte dispositivo policial ha custodiado  los accesos a la plaza de las Cortes desde la Carrera de San Jerónimo y la plaza de Neptuno para garantizar la seguridad en la que ha sido la segunda ocasión en la que Felipe VI ha presidido un acto de este tipo en sus cinco años y medio de reinado.

Ante la Puerta de los Leones, por la que han accedido los reyes, se ha colocado un dosel de grandes dimensiones y a ambos lado sendas tribunas de autoridades, mientras que por toda la zona se han distribuido equipos de televisión para la emisión en directo de la sesión. 

Felipe VI ha acudido al acto junto a doña Letizia y sus hijas en su quinta visita al Congreso desde 2014: entre ellas están las de su proclamación como rey ese mismo año y la apertura solemne de la XII legislatura en 2016.

Photo gallery La sesión de Apertura de la XIV Legislatura, en imágenes See Gallery

HEINEKEN PARA EL HUFFPOST