POLÍTICA
03/02/2021 07:01 CET

Carlos Carrizosa: "Quiero un Gobierno de Ciudadanos e Illa"

Entrevista con el candidato de Cs en las elecciones catalanas: “Las encuestas siempre nos dan menos”.

BEATRIZ COLOGNA
Carlos Carrizosa

La política catalana es una auténtica montaña rusa. Llena de giros, sustos, subidas y bajadas. Hace poco más de tres años, Ciudadanos sorprendía ganando las elecciones y logrando la primera victoria de un partido no nacionalista, en pleno 155. Pero los números no dieron para pactar luego la Generalitat e Inés Arrimadas ni siquiera se presentó a una investidura.

Arrimadas cogería más tarde el AVE a Madrid para dirigir el partido. Para esta crucial cita del 14-F, el ‘número uno’ es Carlos Carrizosa, hombre de la máxima confianza de la líder nacional. Una papeleta que llegó con polémica tras apartar a la que había ganado las primarias, Lorena Roldán, que se ha pasado ahora al PP y acompaña en la candidatura a Alejandro Fernández.

Carrizosa advierte de que Salvador Illa ha pactado ya, a su juicio, con ERC y los ‘comunes’ y, por eso, pide el voto para Cs como garantía del constitucionalismo. Las encuestas no soplan a su favor precisamente y auguran un batacazo con hasta veinte diputados menos. Dice que no hay que creérselas y que siempre les dan por debajo de los resultados. Las urnas, a punto en Cataluña.

¿Cómo ha arrancado la campaña?

Es muy atípica, estamos haciendo muchos actos telemáticos. Mítines como tal no se hacen, eso hace que sea extraño. Nosotros sólo hacemos paseos por la calle, pero no actos públicos para no dar alas al virus.

¿Qué ha pasado con esos carteles de los abrazos? No han empezado con buen pie...

Es prácticamente una anécdota de campaña. Por lo visto la agencia no tenía bien atados los derechos de las fotos y pedimos que se retirasen.

¿Esto se ha convertido en un ‘todos contra Illa’?

Creo que no. Todo lo contrario, debemos atraer a Illa al constitucionalismo. Y la mejor forma de atraerlo es con un Ciudadanos fuerte. Por eso nosotros pedimos el voto para evitar que Illa haga lo que tiene previsto: pactar con ERC y con ‘comunes’. Hay que obligar a Illa a que pacte con el constitucionalismo para un verdadero cambio en Cataluña.

Illa ha dicho que no piensa pactar con Esquerra, ¿de verdad cree que tiene ese plan aunque lo haya negado?

También negaba el señor Pedro Sánchez que fuera a pactar con Podemos y que no podría dormir y ahí lo tiene gobernando. También decía que nunca haría nada con Esquerra, con Bildu y con los que quieren romper España y ha pactado los presupuestos. Por lo tanto, estamos convencidos de que ese pacto está cerrado. Es lo que vamos a tener si Cs no está fuerte.

Illa tiene previsto pactar con ERC y los ‘comunes

Ciudadanos fue el gran ganador en 2017 en las catalanas, la primera vez que un partido no nacionalista vencía en Cataluña (con 36 escaños). En la encuesta del CEO de la Generalitat bajarían a 11-13 y en el CIS les dan 13-15. ¿Van a sufrir un batacazo?

Lo ha dicho: el gran éxito de 2017. Si hubiese sido por las encuestas, tampoco se hubiera dado. Nunca nos dieron la posibilidad de ganar como al final. Siempre nos dan menos de lo que al final sacamos. Lo que es esencial para nosotros es movilizar a todo el electorado constitucionalista. Hay un 34% de indecisos todavía y hay que saber transmitir a los constitucionalista que somos más y que si vamos todos a votar, ganaremos. El independentismo está desmovilizado, todo está abierto y hay partido. Cs puede volver a conseguir un gran resultado.

El PSC sale por delante de Cs en esas encuestas, ¿aceptaría un Gobierno entre socialistas y Cs en el que usted fuera vicepresidente?

Vamos a ver los resultados. Me metí en política para cambiar las cosas. Los tripartitos no son cambiar las cosas. Cuando se fundó Cs en 2006 había un tripartito, nació para denunciar esa falta de alternativa de los constitucionalistas. Por lo tanto, me he metido para cambiar la política catalana y el cambio verdadero es que entre Cs, no repetir tripartitos con ERC y los comunes. Esa es la respuesta. Yo quiero un Gobierno de Cs e Illa, y quién presida tienen que decirlo los catalanes.

Hay que obligar a Illa a que pacte con el constitucionalismo

Por primera vez va a entrar la ultraderecha en el Parlament, según las encuestas. ¿Les puede quitar Vox votos a Cs?

Depende de los postulados. Si son postulados xenófobos, es muy posible que quiten votos a la ultraderecha representada por el partido de Puigdemont, que tiene alianzas con la ultraderecha en otros países. En Cataluña no sabemos qué va a hacer Vox, pero sí sabemos que se ha aliado con un partido que efectivamente era de ultraderecha que es Plataforma por Cataluña. Pero también le digo que en el Parlamento de Cataluña y en las listas de algunos de los candidatos ya hay gente que tiene postulados extremos. Por lo tanto, aquí hemos visto muchas cosas, como tratar a los extremeños y andaluces de vagos por gente de la lista de Puigdemont, también gente que ha dicho que hay que hacer limpieza de españoles en Cataluña, abrazados a Otegi… En Cataluña la radicalidad más extrema ya estaba presente en el Parlamento antes de que entren otros.

Si consiguieran ese principio de Gobierno entre ustedes y de Illa y fueran necesarios los votos de Vox, ¿se los pedirían directamente como han hecho en Andalucía y Madrid?

Nosotros en el Parlamento de Cataluña lo que queremos es un cambio y la verdad es que los votos vienen de escaños que vienen de los votos de los catalanes. Yo haré lo que podamos para garantizar que si los votos catalanes han sido de votar cambio y de echar al nacionalismo, que eso se acabe concretando. Ya veremos con qué votos se cuentan entonces y tampoco sabemos cuántos tendrá Vox o si va a entrar o no. 

EFE
Carrizosa, durante un acto de la campaña

Una de las disputas más interesantes es el duelo entre el PP y Cs, que también lo tienen a nivel nacional. No se consiguió esa España Suma, sí fueron juntos en el País Vasco. ¿Cómo va esa batalla con el Partido Popular de Alejandro Fernández?

La verdad es que no leo estas elecciones en clave de batalla. Las leo a ver si podemos tener un cambio de gobierno que dé un carpetazo al procés y que reconstruya la economía catalana. Lo que hace un político sensato, tal y como está Cataluña y en plena pandemia, es pensar cómo vamos a lograr pactos para articular gobiernos. 

¿Qué siente al ver en la lista del PP a Lorena Roldán?

Que ella hizo su opción y ahí está. Cs es un partido que es de centro, que es liberal y, por tanto, pertenece a una familia distinta que a la del PP, que en Europa está con los conservadores. Nosotros estamos con los liberales  y tenemos un perfil concreto que es el de la moderación. Y una ventaja sobre el PP: nosotros podemos pactar a derecha e izquierda porque estamos en el centro.

Illa ha dicho que si es la opción con más votos, va a presentarse a la investidura. ¿Lo debería haber hecho Arrimadas hace tres años aunque no tuviera los escaños suficientes?

Me resultad poderoso cuántas vueltas se le da a esto de la investidura de Arrimadas, cuando, por ejemplo, Mas ganó en votos pero en un sistema parlamentario los otros partidos pueden hacer acuerdos y que gane otro candidato. Me parece esto un tema que carece del menor interés y de la menor consecuencia. Aunque nosotros ganamos, es verdad que no sumábamos y no podríamos haber logrado la Presidencia de la Generalitat. Eso es lo que importa, que ahora gane quien gane, sumemos más los constitucionalistas. De eso se trata en estas elecciones.

Arrimadas se va a volcar en esta campaña. Son muy conscientes de lo que significa Cataluña para Cs. ¿Cómo puede influir el resultado en la formación a nivel nacional?

En Cataluña la lógica electoral es distinta a la que rige en el Estado y además hacemos las elecciones en un momento de pandemia, que está por ver cómo afecta a la participación y a los resultados, con una ley electoral muy complicada para el constitucionalismo. No creo que sea el territorio más ideal para hacer extrapolaciones para la política nacional.

Es esencial movilizar a todo el electorado constitucionalista

Los presos independentistas han salido en tercer grado y están haciendo campaña. ¿Qué le parece ver al señor Junqueras en mítines?

Lo que diría respecto a ese tercer grado es que lamento que en Cataluña se fuerce la ley, o no se cumpla directamente, para favorecer a amigos de los políticos en el Govern. Francamente creo que el hecho de que la administración penitenciaria catalana arregle el tema para que estén en la calle y hagan la campaña, pues bueno, tendremos que esperar a ver si la Fiscalía recurre. Lo que no es posible en un Estado de Derecho normal y en cualquier democracia es que haya estos privilegios y estos incumplimientos legales a conveniencia de los partidos. La ley es la ley y los partidos no pueden retorcerla y aplicarla con favoritismo.

¿Cree que habrá finalmente un indulto por parte del Gobierno central a los presos independentistas? ¿Qué le parecería?

Si hay un tripartito, habrá un indulto. Este será uno de los precios, no sólo con la mesa de diálogo, no sólo modificaciones del Código Penal, no sólo tener sobre la mesa cualquier otro aspecto que favorezca a políticos presos... Ese va a ser el precio que paguemos. Lamento mucho que nuevamente una parte de Cataluña minoritaria está poniendo de rodillas al Gobierno de España y está pactando cuestiones que en nada afectan a una población desesperada por la pandemia.

Si hay un tripartito, habrá indultos

Si estuviera en el Govern después del 14-F, ¿cuál sería la primera medida que aprobaría?

Lo primero que hay que hacer es una auditoría en profundidad del dinero público, dónde va, para descubrir los chiringuitos y quitar toda la grasa. También es una medida económica, ahora hay recursos que se pierden por las rendijas del procés y se tendrían que aplicar a todos los catalanes. Debe ir acompañado de medidas económicas, como una bajada generalizada de impuestos y ayudas a las familias para conciliar. 

El mayor reto al que se enfrentan las administraciones autonómicas ahora mismo es la tercera ola y la pandemia. Pueden tomar sus decisiones con el sistema de gobernanza. Se ve una manera muy diferente, por ejemplo, en la Comunidad de Madrid respecto a Castilla y León (en las dos gobiernan PP y Cs). ¿El modelo Carrizosa en la Generalitat sería más el de Madrid o el de Castilla y León?

Procuraría tomar de cada uno lo que más me gusta. De Castilla y León me ha gustado mucho cómo se han pactado las ayudas con los sectores más afectados, como el comercio o los autónomos. Y en Madrid me ha gustado muchísimo que se ha intentado que la gente trabaje, al final los resultados en la gestión de la pandemia no son sensiblemente diferentes a los de Cataluña. Me aproximaría más al modelo de Madrid en cuanto a dejar que los demás trabajen y procuraría, en el caso de que tuviese que aplicar restricciones, hacerlo de forma muy pactada y con ayudas tasadas.

El gran favorito es Pere Aragonès (ERC), ha tenido un ensayo durante este tiempo de Presidencia en funciones. ¿Qué sensación le da?

El señor Aragonès en su juventud llevaba el cartelito de “España nos roba”, es de un partido que en absoluto ha renunciado a una declaración de independencia. Es una persona que lo que haría sería prolongar el procés en Cataluña porque está compitiendo perpetuamente por el espacio independentista con Junts. Y la política en el ámbito independentista es una puja constante entre Junts y ERC por llevarse el gato al agua. Lo que necesitamos es no tener a Arargonès ni a Borràs. 

¿Hay riesgo de que se retome la DUI si gana la suma del independentismo?

Lo hay y le digo que la presencia de Cs en el Parlament durante estos años ha impedido que muchísimas resoluciones rupturistas llegaran a aprobarse, tanto por nuestra actividad en la Mesa del Parlament como por las impugnaciones que hemos presentado en los tribunales. Hemos llegado a conseguir la inhabilitación del presidente de la Generalitat porque interpusimos las acciones judiciales. Un Ciudadanos fuerte en el Parlamento es una garantía de que se respeten las leyes. El PSOE, donde nosotros hemos sido siempre fuertes, se ha puesto de perfil, nunca ha renunciado a seguir gobernando con los mismos que nos han querido separar de España. 

¿Pero cuál es la receta que tiene Cs para reencontrar a una sociedad tan fracturada?

Primero, poner el foco en todo aquellos que nos une y no en lo que nos divide, en los problemas reales de los ciudadanos, en la cola del paro, en las listas para operarse. También le digo, para superar esta etapa negra del procés de la última década lo que hay que hacer básicamente es derrotar en las urnas a los independentistas y desmantelar su gran aparato de propaganda pública y su red de subvenciones. Hay que vencerles en las urnas y no pactar con ellos.

Para superar esta etapa negra del 'procés' de la última década lo que hay que hacer básicamente es derrotar en las urnas a los independentistas

¿Echa de menos al señor Rivera durante estos días?

Sí, bueno, el señor Rivera ha sido nuestro presidente y un gran compañero y amigo. Está ahora ejerciendo la abogacía y hay que dejar a la gente que tome sus caminos en la vida.

¿Y al señor Girauta? ¿Lo echa menos de menos, no?

Bueno, Girauta no ha estado nunca con nosotros en el Parlament y somos un equipo que ha estado trabajando en Cataluña, él lo hizo desde el Congreso de los Diputados.

¿De verdad, de verdad, cree posible que haya un cambio y un Govern no independentista después del 14-F?

De verdad, de verdad, creo que es una decisión que han de tomar los catalanes y está en sus manos. Estas cosas son posibles y los votos tienen mucho poder. Para cambiar las cosas, los ciudadanos tienen la llave. Por eso, les pedimos a todos los que no estén de acuerdo con el procés que voten por un Gobierno de cambio.

¿Teme la abstención?

Claro. Primero, por la desafección política que hay hoy en día. Creo que muchos de los políticos han utilizado la pandemia en su propio beneficio, aquí hemos llegado a escuchar que si hubiera habido independencia, habría habido menos muertos. Se habla mucho de independencia, de mesa de diálogo, de amnistías, de terceros grados… pero la gente está agobiada en sus casas y está esperando que la administración les ayude, no perder su empleo, que sus hijos salgan de los ERTE… Eso es lo que realmente preocupa a los catalanes. 

Photo gallery Inés Arrimadas See Gallery

EL HUFFPOST PARA PHILIPS HUE