POLÍTICA
19/02/2020 16:40 CET | Actualizado 19/02/2020 18:32 CET

Roger Torrent: "Lecciones de independentismo, a nosotros, pocas"

Entrevista al presidente del Parlament catalán: "Es imposible un tripartito con el PSC y los 'comunes".

“¿Un golpista? En absoluto. Soy un demócrata”. Así responde Roger Torrent (ERC) cuando se le pregunta por el calificativo que le dedica la derecha a los independentistas minuto tras minuto en el Congreso. Lo dice a escasos metros de la Cámara Baja, en la delegación de la Generalitat en Madrid, en plena calle de Alcalá. Casi se escucha la sesión de control.

El Parlament vive sus días finales de legislatura con la misión de aprobar los presupuestos de la Generalitat. La secuencia, ideada por Quim Torra (Junts), es que luego se convoquen las elecciones catalanas. Pero no hay fecha y los posconvergentes parecen tener ganas de alargar un poco el proceso. 

Torrent (Sarrià de Ter, Girona, 1979) empieza a activar el modo electoral. Y avisa ante las críticas de sus socios: “A nosotros, lecciones de independentismo y republicanismo, pocas”. Reflexiona que durante esta legislatura ha habido compañeros de “trinchera” que ha mirado más de reojo a los suyos que a los que tenían en frente.

Pero esto no supone un cambio de socios a futuro. “Imposible”, dice sobre la posibilidad de un tripartito con el PSC y los ‘comunes’. Y no deja ninguna otra pregunta sin resolver. Eso sí, con otra advertencia de que espera que nadie juegue con los calendarios de la mesa de diálogo por oportunismo de partido. Aderezado con un mensaje para los mentideros políticos: no se lleva mal con Pere Aragonés. Y siempre con un ojo esperando a ver qué hace la Fiscalía tras la petición del Constitucional de que lo investigue por desobediencia.

¿Espera que le llegue pronto una querella de la Fiscalía contra usted?

Esperamos que no, evidentemente. Me parecería insólito e inaudito, democráticamente hablando, que se querellen contra el president del Parlament. Lo único que he hecho, como Carme Forcadell, es permitir los debates. La Cámara debe servir para hablar de todo lo que quieran los diputados que es lo que quieren los ciudadanos. Estamos en esta tesitura de amenaza permanente sólo por permitir debates, que expresan opiniones políticas, por ejemplo, alrededor de la Monarquía. ¡Cómo no podemos hablar de eso! 

CARLOS PINA
Roger Torrent posa tras la entrevista

¿Habrá un giro de rumbo en la Fiscalía cuando llegue Dolores Delgado?

Veremos. En cualquier caso creo que es responsabilidad de todo el mundo sacar el conflicto político de los tribunales y traerlo de nuevo a la mesa política y de diálogo. Uno tiene que pensar que aunque se persiga al presidente del Parlament de Cataluña no va a desaparecer la voluntad y lo que piensa la mayoría de los ciudadanos de Cataluña. Es absolutamente ineficiente esta persecución.

Me parecería insólito e inaudito que se querelle la Fiscalía por permitir debates

¿Por qué permitió esos debates cuando ya el Tribunal Constitucional le había advertido de que le podían llevar a cometer un delito?

Porque no se pueden censurar debates, yo no puedo. Esta no es la función de ningún presidente del Parlament. Al contrario, lo que tengo que hacer es preservar la posibilidad de que la Cámara debata de lo que quiera. Hay otros parlamentos, por ejemplo, que han aprobado resoluciones a favor de ilegalizar los partidos independentistas. Me parece una aberración que se quiera hacer eso a partidos por lo que opinan con un planteamiento absolutamente legítimo. Se tiene que poder hablar de todo. No puedo censurar ni limitar ningún debate, no lo voy a hacer, más allá de las consecuencias que pueda tener. 

CARLOS PINA
Torrent durante la entrevista

¿Ha traicionado al independentismo quitándole el escaño a Torra?

Al contrario, hemos defendido los derechos fundamentales y, sobre todo, las instituciones de Cataluña, que son absolutamente necesarias para prosperar y avanzar en el objetivo político que tiene ERC. Desde hace noventa años defendemos lo mismo: una República catalana. Nos parece la mejor manera de ayudar a los ciudadanos de nuestro país. La República necesita herramientas para hacer las políticas sociales que históricamente y hoy nos reclaman. Eso lo ha defendido siempre Esquerra y lo va a seguir haciendo. Por lo tanto, a nosotros lecciones pocas de independentismo y republicanismo. Pocas, las justas. No solo llevamos noventa años de historia a nuestras espaldas, sino que hoy tenemos al presidente de partido, Oriol Junqueras, en la cárcel, y a Marta Rovira en el exilio. Lo que hacemos nosotros es tomar las decisiones que nos permitan ganar. Lo que queremos es generar situaciones mejores que las anteriores. ¿De qué me sirve quedar muy bien una tarde en el Parlament de Cataluña o que mi decisión tenga muchos retuits si esto no nos permite avanzar y nos limita?

¿Es Torra el presidente de la Generalitat? Vivimos una especie de Matrix político con el PP…

Hay quien quisiera que viviéramos en un Matrix político, pero la realidad es que el presidente Torra es el presidente de la Generalitat. Siempre hemos dicho, fe de la situación injusta que está viviendo Torra, que debíamos preservar tres cosas. De entrada, que fuera president y conservara la posición. Lo está haciendo y se somete a la sesión de control de los diputados. Luego, luchar desde todos los puntos de vista jurídicamente para hacer reversible la actual situación, hemos aprobado que el Parlament presente un recurso para defender su acta de diputado. Y preservar los acuerdos de la Cámara. Ahora debemos aprobar unos presupuestos, que ha trabajado muy bien el vicepresidente, Pere Aragonès, que ha conseguido un acuerdo mayoritario.

Hay compañeros de objetivo político que han destinado mucho más tiempo a mirar de reojo al compañero e intentar recoger algunos votos criticando

Es lo que han hecho, pero en una reciente entrevista en El HuffPost la portavoz de Junts en el Congreso, Laura Borràs, acusaba a ERC de ser “cómplice pasivo” de la situación de Torra.

Esto lamentablemente ha sido una constante durante esta legislatura: apuntar más al compañero de trinchera que mirar al frente. Nuestros adversarios son los aparatos del Estado que quieren afrontar el conflicto político que vive Cataluña con represión, cárcel, juicios, persecución, disidencia política. El adversario es este Estado, no el compañero de trinchera. Pero durante demasiadas veces hay compañeros de objetivo político que han destinado mucho más tiempo a mirar de reojo al compañero e intentar recoger algunos votos criticando. Es un error estratégico desde el punto de vista político. Lo que nos permite avanzar no es que intentemos desgastar a nuestro compañero, sino mirar hacia al frente.

¿Se va a reunir este mes de febrero la Mesa de Diálogo? Lo que vimos en las reuniones de Torra es que se podría aplazar.

Lo que esperamos es que nadie juegue con el calendario de la Mesa con fines partidistas. Que nadie ofrezca excusas a la otra parte no empiece a funcionar. No vamos a dar excusas al PSOE para que no cumpla el compromiso. Confío en que nadie juegue con el calendario.

CARLOS PINA
La solapa de la chaqueta de Torrent

Una de las condiciones que pone Torra es que haya un mediador o relator en esa Mesa. ¿Es indispensable para ERC?

Siempre hemos dicho que es una figura que en procesos de este tipo ha ayudado y ha servido para fiscalizar los acuerdos que se van tomando e implentando y evaluar si se avanzaba o no. Una figura que podría ser muy positiva, de hecho la hemos reclamado. Ahora bien, hoy nosotros priorizamos el hecho de que la Mesa empiece a trabajar. No queremos dar excusas al PSOE.

¿Cuándo serán las elecciones en Cataluña?

No depende de mí. Depende del president.

Supone disolver el Parlament, ¿no le ha dicho nada?

No sabemos. Lo que sabemos es que primero se van a aprobar los presupuestos, que ha trabajado el vicepresidente Aragonès, que son muy importantes. Celebramos que la secuencia sea esa y, a partir de aquí y con el consenso de que la legislatura está acabada, pues elecciones. No tendría mucho sentido alargar esta legislatura.

Esperamos que nadie juegue con el calendario de la Mesa con fines partidistas

Se habla incluso de octubre, ¿es muy tarde? 

Veremos. En cualquier caso, insisto en que no tendría mucho sentido alargar el ciclo político actual. Si hay un consenso también en Cataluña, es que esta legislatura ha cumplido todo su recorrido y hacen falta unas elecciones que nos permitan poner encima de la mesa propuestas de futuro y también en el campo del independentismo. A ver cuál es la estrategia política que puede contar con más apoyos en la ciudadanía de Cataluña y construir una nueva legislatura con la aritmética que den los ciudadanos, pero habiendo reforzado las estrategias a partir del debate. Es verdad que son unas elecciones que no estaban previstas pero que ya que están, aprovechémoslas para ser constructivos, propositivos. ERC tiene una estrategia que hemos ido explicando en los últimos meses y esto también ha costado porque ha habido una evolución que evidentemente puede haber generado unos ciertos costes desde el punto de vista político y de una cierta presión también mediática y social. Pero Esquerra tiene una propuesta muy clara que pone encima de la mesa. Es una oportunidad de pedir a los otros actores políticos, particularmente del independentismo, que también ponga encima de la mesa una estrategia. De momento, no veo otra alternativa. Lo que veo es retórica, pero nada en concreto.

¿Qué es el independentismo pragmático? 

No sé. En todo caso, si es el independentismo que quiere ganar, me identifico que con la etiqueta. Quiero ganar y que mi proyecto político sea mayoritario. Desde ERC vamos a tomar todas las decisiones que nos permitan esto. Igual no parecen las más épicas ni nos proporcionan muchos retuits ni nos aplauden mucho en las redes, pero quiero ganar. 

Veo retórica en otros actores políticos del independentismo, pero nada concreto

¿El apoyo en Madrid a Pedro Sánchez le puede restar votos a ERC en las elecciones y que pase como el 21-D cuando eran los grandes favoritos y perdieron?

No es una cuestión de resultados electorales. ERC, de manera honesta, ha planteado la mesa de negociación porque es la mejor manera de resolver el conflicto. La única manera de resolverlo es a través del diálogo, la negociación y el acuerdo. Seguramente hacer otro tipo de discurso en Cataluña generaría más aplausos en determinados círculos independentistas. Pero estamos aquí para hacer política y ejercer nuestra responsabilidad. Buscar una resolución democrática al conflicto escuchando a través de las urnas lo que quieren los ciudadanos. No nos jugamos uno, dos, tres o cinco escaños más o menos. En política hay que tener claro esto: al final no es una cuestión que se pueda comparar con unas elecciones habituales o una legislatura del Congreso normal. Hay que afrontar con política y responsabilidad el conflicto, asumiendo los compromisos adquiridos. El PSOE debe cumplir, no para hacernos felices a nosotros, sino para dar respuesta a una inquietud mayoritaria de la sociedad catalana.

CARLOS PINA
Torrent, en la delegación de la Generalitat en Madrid

El compromiso es la mesa, ¿pero cuál es la propuesta que va a llevar Esquerra? ¿Referéndum de autodeterminación?

Autodeterminación y amnistía. Es la síntesis de lo que opina el 80% de la población catalana, no solo los independentistas. No queremos presos políticos ni exiliados ni represión. Lo que queremos es decidir nuestro futuro libremente a través de las urnas.

Hablaba de una actitud propositiva con los presupuestos de Cataluña. También están los generales a debatir en el Congreso. ¿Va a apoyarlos Esquerra?

Seguramente que cada vez que haya un hecho trascendente en la legislatura y tenga que ver con la gobernabilidad, la presión a Esquerra va a ser la misma. Vamos a responder en cada caso lo mismo: hemos planteado esta mesa de negociación no como una concesión para una investidura, sino como un proyecto político para dar una solución democrática al conflicto. Para nosotros es tan importante este hecho que evidentemente cualquier decisión que tomemos en el Congreso va a estar supeditada a los avances de la mesa. Es una cuestión de ir a la raíz. Si no vemos que avance esta mesa, tomaremos nota y actuaremos en consecuencia. Si la mesa es tan solo marketing, no participaremos de la gobernabilidad del Estado. Y se puede acabar la legislatura, evidentemente.

La propuesta de ERC en la mesa de diálogo es autodeterminación y amnistía

¿Confía en la palabra de Sánchez?

Confío en que todo el mundo va a cumplir sus compromisos. Debemos fiarnos los unos de los otros. 

¿En qué trata esa desjudicialización de la política que decía Sánchez? ¿Qué le piden?

Que sea evidente que se quiere resolver el conflicto por vías estrictamente políticas. Es verdad que hay una parte que se puede escapar al Gobierno. De hecho, es importante desde el punto de vista de la separación de poderes. Pero también es verdad que muchas de las decisiones que hoy pueden tomar los tribunales es a raíz de una iniciativa del Ejecutivo. Vamos a ver si en las próximas semanas hay esta voluntad y repercute en algunas decisiones respecto a querellas, persecución…

¿Se está convirtiendo ERC en un partido de Estado en Madrid?

ERC se está convirtiendo en un partido que quiere una República para Cataluña y que va hacer lo necesario para que sea así. Uno puede decir que ERC por plantear unas determinadas cosas que son de sentido común en Cataluña, y creo que en una democracia como la del Estado español, pueda ser tildado de una cosa u otra. Pero no vamos a engañar a nadie: todo nuestra actividad política y nuestro objetivo está al servicio de una república para Cataluña. Lo hemos defendido noventa años y no hemos cambiado un ápice. 

CARLOS PINA
Las manos de Torrent

¿Podríamos ver este tipo de colaboración después de las elecciones catalanas y un tripartito entre ERC, los ‘comunes’ y el PSC?

Imposible. Es desconocer la realidad de Cataluña hoy. Pensar que podemos gobernar con el PSC, aquellos que no solo comparten una agenda sino que además han aplaudido que Junqueras esté en la cárcel… ¿Cómo podemos pensar que ERC, que ha visto como el PSC aplaudía la aplicación del 155, pueda compartir con este partido el Gobierno? Es imposible pactar un Gobierno con el PSC hoy en Cataluña.

¿Descarta que haya otra declaración unilateral de independencia en la próxima legislatura?

Siempre hemos dicho que sabemos que el conflicto y el objetivo político de la independencia que nos hemos planteado se va a conseguir en una mesa multilateral. Siempre lo ha dicho Junqueras. Para llegar a ese escenario de negociación multilateral no vamos a renunciar a ninguna vía que sea legítima y pacífica.

Si la mesa es tan solo marketing, no participaremos de la gobernabilidad del Estado

¿Se queda con las ganas de ser el candidato de ERC en estas elecciones?

No, siempre he planteado mi aportación en el partido como un elemento más de un hilo rojo histórico. Nos toca hacer el papel que nos pida el partido en cada momento. Soy presidente del Parlament de Cataluña, no me lo había planteado en la vida. Me ha tocado serlo y quiero acabar la legislatura haciendo lo más útil para la institución y el país. A partir de aquí, ERC tiene muchos cuadros, gente preparada y muchas mujeres que injustamente no salen en las quinielas, para afrontar los retos. Ya he dicho que mi papel en estas próximas elecciones no va a ser cabeza de lista. El que decidan los militantes va a contar con todo mi apoyo y mi participación en la campaña.

¿El mejor cabeza de lista sería Pere Aragonès? ¿Le gusta como candidato?

Si decide dar el paso y la militancia lo avala, será un gran candidato, sería un gran presidente de la Generalitat y va a contar con mi apoyo.

¿Se llevan los dos tan mal como dicen los corrillos políticos?

No, nos llevamos perfectamente. No sólo somos compañeros de partido, sino amigos. Venimos de las JERC, nos conocemos desde hace muchos años. Es verdad que hay quien intenta de alguna manera enfrentarnos, pero nada más lejos de la realidad.

Aragonés y yo nos llevamos perfectamente, somos compañeros y amigos

El que no va a repetir en las listas por Junts es Torra, ya que está inhabilitado. A veces ha sido más un activista que un presidente. Siendo autocrítico, ¿cómo ha sido el papel de Torra durante esta legislatura?

No tiene una situación fácil, eso de entrada. Veníamos del 155, de la recuperación de las instituciones, de tres investiduras que sistemáticamente los tribunales evitaron. Pero es verdad que en estos meses no solo hemos configurado un Gobierno sino avanzado políticamente, pero él mismo reconoce que ha llegado el fin de la legislatura y hacen falta unas elecciones para renovar el ciclo político.

CARLOS PINA
Momento de la entrevista con Torrent

¿Qué siente al ver que el líder de su partido está condenado en la cárcel y que el señor Puigdemont vive en Bruselas y en la Eurocámara? ¿Fue cobarde?

Se intenta confrontar el exilio con la cárcel y esto no es así. Son dos caras de la misma moneda, la de la represión. Son situaciones muy duras las dos, fruto de la incompetencia política del Estado español que prefirió la deriva autoritaria a la política. Es muy preocupante en términos democráticos. Hoy nos toca a los independentistas sufrir esta represión, pero mañana quién sabe. Hemos visto cómo se juzgaba a artistas, músicos. Debería preocupar a todo el mundo.

Viene a la mente una frase de la sentencia del procés que hablaba de que todo fue una ensoñación. ¿Engañaron a los ciudadanos de Cataluña?

Qué va. Planteamos la consecuencia de un programa político por el cual nos habían votado los catalanes. Hay que ser consecuente con el programa de Gobierno y con esa mayoría. 

Tengo miedo al auge de la ultra derecha y al fascismo

Las encuestas dicen que por primera vez llegarán parlamentarios de Vox a la Cámara catalana, en el Congreso ya son la tercera fuerza. El primer punto de su programa es la suspensión de la política catalana. ¿Tiene miedo al auge de Vox y a lo que pueda llegar a pasar?

Tengo miedo al auge de la ultraderecha y del fascismo. No sólo aquí, sino en el conjunto de Europa. Nos debería preocupar a todo el mundo. Los demócratas deberíamos hacer un cordón sanitario para aislar al fascismo y la ultraderecha. Y resulta que en España, particularmente en Andalucía, la derecha ha legitimado a la extrema derecha. Ha abierto la puerta de las instituciones y de los gobiernos a la ultraderecha. Es un peligro muy evidente. Hay que tener en cuenta que el fascismo y la extrema derecha han condicionado horriblemente la historia de Europa.

Por cierto, menciona Andalucía. La presidenta del Parlamento andaluz, Marta Bosquet (Cs), fue elegida también con votos de Vox. ¿Fue la razón por la que no la recibió en Barcelona?

La razón fue que no era una visita oficial, sino un acto de partido que se me anunció dos días antes. 

Siempre habla de diálogo, ¿con quién habla fuera de Cataluña? ¿Quiénes son sus interlocutores en Madrid?

Hablamos con todo el mundo y con todo el mundo que quiere hablar con nosotros. Es importante para conocer la situación política de Cataluña no solo fijarnos en determinados titulares de periódicos sino hablar con los protagonistas.

CARLOS PINA
Detalle de los calcetines de Torrent

Quién se iba a imaginar al señor Rufián yendo a La Moncloa a presionar a Pedro Sánchez porque quería aplazar la Mesa de Diálogo. Cómo ha cambiado todo...

Responsabilidad y que se cumplan los compromisos. Rufián representa a Esquerra y ha hecho ver nuestros posicionamientos.

Se vivió el otro día un debate en el Parlament con unas palabras muy sonadas de la alcaldesa de Vic sobre el aspecto de los catalanes. ¿Cómo es el aspecto de una persona catalana para hablarle en catalán?

Es evidente que la diputada defendió de la peor manera posible una iniciativa que, por otra parte, es de sentido común. Evidentemente no se puede etiquetar a ningún catalán por su aspecto físico. Es catalán quien quiere serlo, hoy los catalanes nacen en cualquier rincón del mundo. De hecho, hoy en Cataluña se hablan más de 300 lenguas. Es un patrimonio brutal, somos una sociedad diversa. Y lo que reivindica esta iniciativa es que a nadie se le trate diferente por su aspecto y no se cambie la lengua por prejuicios.

No vamos a engañar a nadie, nuestro objetivo está al servicio de una república para Cataluña

¿El nacionalismo en sí no es racista?

En absoluto. Pero es que además yo no soy nacionalista. Creo que no, evidentemente. Lo que soy es independentista y no es una cuestión simbólica. Quiero una República porque es la mejor manera de defender los intereses de la mayoría de mi país.

¿Qué le parece Felipe VI?

Soy republicano.

Tendrá una opinión…

No es una cuestión personal, sino institucional y de modelo democrático. Los republicanos creemos que no tiene ningún sentido, y más en el siglo XXI, que un país tenga una monarquía, que es una institución caduca y que conecta con los peores planteamientos de la historia de España. Queremos una república regeneradora, con unos principios fundamentales y un proyecto que iguale a todos y que todo el mundo tenga las mismas posibilidades, incluso de ser el cabeza de la república.

¿Cree que algún día reinará la princesa de Asturias?

Quiero que antes haya una República en Cataluña.

Junts ha criticado a Esquerra diciendo que al menos ellos van a ver al rey para decirles las cosas a la cara que ustedes no se atreven en la ronda de consultas.

Lecciones de republicanismo, las justas.

CARLOS PINA
Torrent durante la entrevista

¿Habrá algún día un referéndum de independencia en Cataluña?

Sí.

¿Fecha? ¿Se atrevería a ponerla?

No voy a poner porque me parecería incluso banalizar la idea. Estamos convencidos de que esto va a acabar en las urnas y van a decidir los ciudadanos a través de un referéndum de autodeterminación.

El exconseller Santi Vila dice que la solución para Cataluña no llegará hasta el día que el PP arrime el hombro y ayude. ¿Se lo imagina?

No, no me lo imagino. Y creo que las mayorías no pasan por el PP, que hoy tiene cuatro diputados.

¿Qué le parece Pablo Casado? ¿Cómo lo ve de diferente a Mariano Rajoy?

No veo que haya cambiado mucho la actitud generalizada del PP. Siguen con la misma idea y voluntad de mantener la represión, no hacer política y criminalizar la idea política que es legítima y pacífica.

El PP sigue en la voluntad de mantener la represión, no hacer política y criminalizar la idea política

¿Se considera un golpista? 

En absoluto, me considero un demócrata. Y he ejercido siempre como un demócrata desde las elecciones al Parlament al 1-O.

El primer grupo de la Cámara que preside es Cs. ¿Están llamados a la desaparición?

Veremos lo que decida la ciudadanía en Cataluña. En cualquier caso, todo parece indicar que no habrán aprovechado en absoluto el hecho de ser el primer grupo en la Cámara.

¿Estará en Perpiñán en el acto de Puigdemont?

Habrá representación de ERC.

¿Pero estará personalmente?

No lo hemos planteado aún. Pero evidentemente todo el apoyo al president Puigdemont.

¿Cree que será el candidato de Junts?

No sé, eso debe preguntarlo a Junts per Catalunya.

¿Pero le gusta?

No es mi tarea decidir cuáles son los otros candidatos de los partidos.

Presidiendo una Cámara, que es el templo de la palabra, ¿qué parlamentarios le gusta escuchar que no sean de su cuerda?

Muchos, la lista sería larga. 

Imagino que no da ningún nombre por respeto institucional.

Soy el presidente de los 135 diputados.

Por eso, ahora le pregunto por los 350 diputados que hay en el Congreso en Madrid. ¿Alguno habrá?

Me gusta mucho escuchar a Gabriel Rufián y a Irene Montero.

¿Duerme tranquilo con un Gobierno de Unidas Podemos?

Tranquilísimo. En el sentido de que hoy el Gobierno no es el peor que podría haber. Mejor este que la posibilidad de uno de la derecha con la ultraderecha. Con Podemos compartimos muchos elementos de programa, ideológicos e incluso de actuación política. Hay muchas cosas que nos hermanan.

Pues que sigan en el Gobierno solo depende de ustedes.

De ellos. Depende del PSOE y de Podemos, de lo que hagan con los planteamientos que hemos hecho de fondo para la legislatura.

¿Echa más de menos en el Parlament a Andrea Levy o a Inés Arrimadas?

Han sido dos diputadas muy importantes, figuras clave en sus respectivos partidos. En todo caso, una reflexión: me parece preocupante y hasta cierto punto triste es que se aproveche Cataluña como trampolín a otras instituciones, se está menospreciando un poco el peso de Parlament.

¿Le veremos de presidente del Parlament después de las elecciones? ¿Le gustaría volver a serlo?

Hoy escuchaba que hablar de esta tarde ya es a largo plazo. Todo va muy rápido, todo cambia muy deprisa. Hasta un día antes de que me escogieran, no tenía ni idea. Quiero acabar la legislatura ejerciendo bien mi tarea, siendo útil. Ya se verá. Sinceramente, no me he plantado nada para el futuro.

 

#JUNTOS