POLÍTICA
13/06/2019 13:43 CEST | Actualizado 13/06/2019 18:49 CEST

ERC abre la puerta a la abstención en la investidura de Sánchez

Rufián pide diálogo sobre Cataluña.

EFE

El portavoz parlamentario de Esquerra Republicana (ERC) en el Congreso, Gabriel Rufián, ha abierto la puerta a la posibilidad de que sus diputados se abstengan para no bloquear la investidura del socialista Pedro Sánchez, pero ha querido dejar claro que no va a darle “un cheque en blanco” y que exigirá diálogo.

“No venimos con la intención de bloquear absolutamente nada, pero el no bloqueo no significa dar un cheque en blanco al PSOE de Sánchez”, ha remarcado en rueda de prensa tras reunirse con la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, en el marco de la ronda de contactos que ha iniciado con las fuerzas parlamentarias para sumar apoyos para la investidura.

Rufián cree que “conviene” hablar con la formación independentista de Cataluña, la coalición de Junts de Carles Puigdemont, pero ha querido dejar claro que no pasaría nada porque el voto de ambas fuerzas no coincidiera en el Congreso.

El dirigente de ERC se ha desenvuelto entre declaraciones inconcretas pero con un mensaje nítido: el punto de partida de la formación catalana es facilitar las cosas por cuanto Sánchez fue el ganador de las elecciones.

Entre ese punto de partida y lo que suceda en la sesión de investidura, para lo que no hay fecha prevista, se prevé no obstante un camino de diálogo que ERC quiere que pase por “el conflicto” de Cataluña.

Rufián ha eludido en todo momento pronunciar la palabra “abstención”, que es la que más está empleando el PSOE una vez ha constatado, tras la primera ronda de contactos con los grupos parlamentarias, que la investidura de Sánchez se mueve entre números muy ajustados.

Descartada la abstención de Coalición Canaria y casi descartada la de UPN, ya que el PSOE insiste en que su líder navarra, María Chivite, se presente a la investidura como presidenta de la comunidad, a Sánchez le hace faltan abstenciones en otros grupos, y ERC no ha excluido esta posibilidad.

Junts pone un precio más alto

JxCat, el otro partido con el que Lastra se ha visto este jueves, ha puesto un precio más alto al vincular su abstención a la recuperación de los derechos parlamentarios de los tres diputados suspendidos.

Por tanto, si en la semana anterior el foco se detuvo en los dos escaños de Navarra Suma, la coalición con la que UPN, PP y Cs concurrieron a las elecciones, en ésta la atención se desplaza a los de ERC, que son 14 sin incluir a Oriol Junqueras, también suspendido.

Para empezar, Rufián se ha congratulado de que Esquerra haya sido una de las formaciones incluidas en la ronda de contactos que el PSOE comenzó el martes, y más adelante se ha felicitado por haber tenido como interlocutora a Lastra porque representa un Partido Socialista diferente al de ”-Emiliano- García Page, -Javier- Lambán o -Josep- Borrell”.

Asimismo, ha recordado las coincidencias que el partido catalán tiene con los socialistas en políticas de “izquierdas”, en la consolidación de derechos o en ámbitos como el de la dependencia.

Lastra, al respecto, ha aportado un dato significativo: de todos los reales decretos leyes que el Gobierno de Sánchez llevó al Congreso durante la pasada legislatura, ERC apoyó todos menos uno.

Sin salir del territorio común, Rufián y la portavoz del PSOE han destacado que celebrar nuevas elecciones en el caso de que no salgan los números de la investidura de Sánchez sería “irresponsable” (palabra empleada por el diputado catalán) o algo que “no quiere nadie” (expresión de la diputada socialista).

PSOE y ERC piensan que sería irresponsable ir a otras elecciones

Por consiguiente, ERC no quiere bloquear nada, sino al contrario, quiere que comience la legislatura, pero ha advertido de que esto no supone entregar al PSOE “un cheque en blanco”: hay que seguir dialogando y hay que abordar el problema de Cataluña, ante lo que Rufián ha reclamado un Partido Socialista “valiente”.

La reunión del PSOE con JxCat no ha tenido el mismo desenlace una vez que su portavoz, Laura Borràs, tras reunirse con Lastra, ha asegurado que “no se dan las circunstancias para favorecer la investidura” de Sánchez, en especial porque tres de sus siete diputados están suspendidos de derechos y funciones por encontrarse en prisión preventiva.

Si ERC se acerca aparentemente a la abstención, JxCat se aleja, como ha demostrado la diputada tras recalcar que los “cheques en blanco” a Sánchez se los dieron en la moción de censura y “un año después” no se han producido avances, sobre todo en el principal problema a resolver: Cataluña.

La petición que el PSOE ha transmitido a los dos partidos independentistas es la misma que Sánchez compartió con Pablo Casado y con Albert Rivera el martes y la que el responsable de Organización socialista, José Luis Ábalos, puso el miércoles encima de la mesa. Lastra la ha resumido: “No hay alternativa” a la investidura.

En realidad, sí la hay, una nueva convocatoria electoral, pero el PSOE no la quiere ni ERC tampoco. 

Por tanto, lo más adecuado es desbloquear la investidura y que Sánchez forme Gobierno “lo antes posible”, y eso implica “o votar a favor o la abstención”, ha advertido Lastra. Como ERC no ha descartado la segunda opción, Sánchez tiene este jueves más cerca seguir siendo presidente.

Según ha avanzado la portavoz socialista, el diálogo continuará.

 

Photo gallery Gabriel Rufián See Gallery