Esta es la ciudad española con el agua del grifo más barata, según la OCU

Cuáles son las 10 más económicas y las 10 más caras.

Abrir el grifo es más barato (mucho más) en Palencia que en Sevilla. La factura anual del agua es un 257% más cara en la ciudad andaluza.

En Palencia, la ciudad más económica de España en estos términos, el consumo anual medio de agua (unos 175 metros cúbicos) supone un gasto de 157 euros; mientras que en Sevilla, la ciudad más cara, la factura se eleva a 560 euros.

Estas conclusiones se desprenden del último estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), que denuncia las grandes diferencias de precios entre las distintas ciudades españolas derivadas de que la gestión del agua corresponde a los ayuntamientos.

En total la organización ha analizado los precios vigentes en octubre de 2020 en 50 capitales de provincia, Vigo, Gijón y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. En los resultados se ve que las diferencias no están siempre justificadas por la escasez de recursos y que en 17 ciudades las tarifas no están bien diseñadas para incentivar el ahorro de agua.

Las 10 ciudades más baratas

  1. Palencia: 156,66 euros/año
  2. Ourense: 161,59 euros/año
  3. Guadalajara: 164,26 euros/año
  4. Soria: 174,84 euros/año
  5. Melilla: 182 euros/año
  6. León: 193,99 euros/año
  7. Lugo: 197,87 euros/año
  8. Ávila: 199,02 euros/año
  9. San Sebastián: 199,75 euros/año
  10. Burgos: 204,10 euros/año

Las 10 ciudades más caras

  1. Sevilla: 559,89 euros/año
  2. Murcia: 552,34 euros/año
  3. Barcelona: 502,43 euros/año
  4. Alicante: 460,93 euros/año
  5. Palma: 459,89 euros/año
  6. Huelva: 449,04 euros/año
  7. Tarragona: 425,66 euros/año
  8. Cádiz: 416,87 euros/año
  9. Segovia: 410,96 euros/año
  10. Lleida: 389,33 euros/año

304 euros de gasto al año

Entender la factura del agua no es, según la OCU, una tarea fácil para los consumidores. Normalmente las tarifas establecen unos costes fijos y una parte variable. Se suelen fijar dos bloques —los metros cúbicos hasta cierto límite se facturan a un precio y a partir de ahí, a otro normalmente más caro—. El objetivo es desincentivar el derroche de agua.

Actualmente el consumo medio de agua por hogar es de 175 m al año, lo que supone un gasto anual de 304,04 euros de media. 30 ciudades están por debajo de este gasto, lo que deja a 24 por encima.

En todo caso, el agua es ahora más cara que hace años. Las tarifas de 2016 eran un 1,4% más económica, aunque según la OCU no se puede considerar que la subida sea exagerada teniendo en cuenta que el IPC fue un 3,8 % en ese mismo periodo. El incremento de precio más llamativo ha sido en Segovia donde el fijo de suministro ha pasado de 14,91 a 45 euros al año y la factura total ha subido un 30 %.

Beneficios del agua