Estas son las alternativas más seguras para celebrar la Navidad

La época más bonita del año puede convertirse en nuestra peor pesadilla si no tenemos cuidado.

La época más bonita del año puede convertirse en nuestra peor pesadilla si no tenemos cuidado con el coronavirus.

Todo el mundo está harto de la pandemia y a todos les gustaría celebrar la Navidad con sus seres queridos, pero estas reuniones familiares ahora mismo suponen un riesgo para la salud. Podrían dispararse aún más las cifras de contagios y de hospitalizaciones.

Los datos han mejorado poco a poco durante las últimas semanas, pero el riesgo sigue siendo muy alto y todavía están por ver las consecuencias del puente de la Constitución, en el que mucha gente ha ignorado las recomendaciones de los expertos.

Muy poca gente está cancelando la Navidad, pero este año, y solo por este año, las autoridades piden que al menos se celebre de forma diferente. Estas son las alternativas más seguras de festejarla sin que se convierta en un fiasco. (Y, por supuesto, siguen vigentes las recomendaciones de llevar mascarilla, lavarse las manos y mantener las distancias).

Si es imprescindible viajar, que sea en coche

La mejor recomendación para estas fiestas es que no viajar ni reunirse con no convivientes. Es un rollo, pero cenar con otros miembros de la familia ahora mismo es un peligro.

Si aun así se va a viajar, importa mucho cómo y a dónde se va.

Viajar en coche este año es lo más seguro, ya que reduce el contacto con desconocidos. Las familias que tengan pensado reunir con otras burbujas, podrían plantearse un autoconfinamiento una semana antes o dos.

Si se viaja a otra comunidad autónoma, hay que asegurarse de conocer los horarios de toque de queda y el número máximo de personas que se pueden reunir. Si no se toman las debidas precauciones, se corre el riesgo de propagar el virus por toda la familia.

Quien opte por viajar en bus, tren o avión, debe saber que está comprando papeletas extra para contraer y propagar el coronavirus, ya que permanecer horas en un espacio cerrado pequeño con otras personas es una actividad de riesgo. La mascarilla y la distancia entre pasajeros mitiga el peligro, pero no es una garantía de seguridad, ya que el coronavirus también se transmite por aerosoles, advierte Scott A. Weisenberg, director del departamento de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Nueva York.

Celebra la Navidad al aire libre

No, esto no significa que haya que pelar los langostinos mientras caen copos de nieve encima o llueve a cántaros, ni que haya que cenar tiritando de frío. Hay otras alternativas para hacer cosas en familia aparte de comer.

“Los conceptos principales que han mantenido a muchas personas a salvo durante estos meses siguen vigentes en Navidad, sobre todo el evitar la cercanía prolongada en espacios cerrados, que es el mayor riesgo”, señala Weisenberg.

La Navidad al aire libre, manteniendo la distancia de seguridad y reuniéndose con grupos pequeños, se puede plantear como una nueva tradición. Una idea es salir con la familia a dar un paseo para ver las luces, a hacer una ruta de senderismo o a jugar en el parque. Cualquier actividad divertida que sea segura.

Reajustar el plan de comidas y cenas de Navidad

Sigue habiendo formas seguras de disfrutar de las cenas de Navidad con la familia, sobre todo si se vive cerca. Una buena forma es que cada familia cocine un plato del menú, se lleve una ración a casa de otros miembros de la familia y cenar haciendo una videollamada mientras se prueban las recetas. Ppara no complicar tanto las cosas, se puede pedir la comida a domicilio en el mismo restaurante y así el menú es el mismo para todo.

Si se plantea una reunión en una casa, hay que abrir la ventana para ventilar y llevar mascarilla cuando no se coma comiendo, pide Amesh Adalja, experto de la Universidad Johns Hopkins.

“Si son familiares a los que ves con frecuencia, no es tan peligroso (dentro de lo que cabe) que os veais una vez más, pero si hay gente a la que llevas mucho tiempo sin ver, conviene que te preguntes si ha tomado las mismas precauciones que tú para evitar el coronavirus”, advierte Adalja.

Hacerse un test rápido antes de reunirse es otra medida de prevención interesante, admite Weisenberg, pero antes es importante aislarse unos días para evitar falsos negativos por contagios de última hora que no puedan ser detectados aún.

Si hay personas vulnerables en la familia, es todavía más crucial reconsiderar los planes y preguntarse si de verdad es necesario ponerlos en riesgo solo para pasarlo bien. Como mínimo hay que aislar dos semanas, hacerse un test rápido y seguir tomando todas las medidas de precaución cuando se esté con ellos.

Ya se hará una celebración cuando la vacuna mejore la situación

Ya hay varias vacunas contra el coronavirus en el horizonte, pero pasarán meses hasta que haya suficiente población inmunizada como para notar la mejoría en las estadísticas. Si esperar hasta diciembre de 2021 es demasiado tiempo, se puede planear una recuperación de la Navidad en julio.

Mientras tanto, se puede mantener el contacto por videollamada y elegir una película para ver simultáneamente cada uno desde su casa. Lo importante es mantenerse todos sanos para celebrar las navidades de los próximos años.

Este artículo fue publicado originalmente en el ‘HuffPost’ Estados Unidos y ha sido traducido y adaptado del inglés por Daniel Templeman Sauco.

Películas y actores que ves cada Navidad en televisión