Estos son los equivalentes españoles de los sitios más sobrevalorados del mundo

¿Quién quiere Japón cuando se puede ir al Jerte?

¿Cuántas veces hemos oído o nos han dado a entender que todo lo de fuera es mejor? Que si hay que pedir una pieza a Alemania para arreglarnos el coche, que si flipa que mi primo se ha ido a hacer un máster a Estados Unidos, que si la vecina del cuarto se ha pegado el viaje de su vida por el Caribe... Vale, los españoles no somos unos sobrados en todo, pero... ¿el viaje de su vida? ¿En serio?

Si de algo puede presumir España es de ser uno de los países más turísticos del mundo. ¿De verdad hay quien piensa que no puede disfrutar de un viaje en condiciones (y de las buenas) sin cruzar la frontera?

Basta echar un vistazo a esta lista de destinos elaborada por Expedia.es y que nada tienen que envidiar a los que suelen llevarse la palma en las clasificaciones internacionales. Todos prometen.

1. Viajar a Extremadura vs. Japón

Cerezos del Valle del Jerte en Cáceres.
Cerezos del Valle del Jerte en Cáceres.

Quien busca cultura manga, no encontrará mucho de eso por tierras extremeñas. Ahora, ¿quién no ha querido instagramear los hermosos cerezos en flor de Japón? No hace falta irse tan lejos: el Valle del Jerte (Cáceres<9 es de sobra conocido por su floración. Además, se puede aprovechar la visita para darse un baño en las más que sorprendentes piscinas naturales de la Garganta de los Infiernos, especialmente en la zona de Los Pilones. ¿Onsen? No, estos baños son mucho más refrescantes. Y,, para seguir presumiendo, hay quien los compara con la piscina del Diablo de Zambia o la Laguna Azul de Islandia. Casi nada...

2. Ir a Andalucía vs. Australia

Playa de Tarifa, en C&aacute;diz.
Playa de Tarifa, en Cádiz.

Así de primeras, habrá quien piense: ¿qué tendrá que ver la una con la otra? Pues mucho. Por abreviar, si a Australia la bañan dos océanos, aquí entre el Atlántico y el mar Mediterráneo tampoco pueden quejarse. Es más, la diversidad de playas puede ser incluso mayor en Andalucía. El surf no es cosa de Almería... ¡como mucho, el esnórquel! Todo el mundo sabe que la meca española del buen surfista está al otro lado, en Tarifa (con permiso de varios rincones del norte peninsular, que también). ¿Y esos arenales inmensos de Huelva que sacan los colores a los de las Antípodas? Quien dice playas, dice también desiertos. ¿El desierto rojo? Bah, Almería tiene Tabernas, el único desierto en toda Europa. ¿Dónde se habrán rodado más westerns?

3. Visitar Galicia vs. California

El puente de Rande sobre la ría de Vigo.
El puente de Rande sobre la ría de Vigo.

Llueve, el agua está fría y nunca hace sol. En el mundo de los tópicos turísticos, este sobre Galicia es sin duda uno de los más extendidos. ¿De dónde viene entonces su tan famoso sobrenombre Galifornia? De su comparación con el cielo gris londinense no será. Para descubrirlo basta con aventurarse en un road trip al más puro estilo californiano por las rías Altas y Baixas: aquí las playas son arte, como las de las Catedrales (Lugo); historia, como la de Arealonga (Lugo); e imanes del surf, como la de Doniños (A Coruña). También es posible visitar la famosa Alcatraz gallega en la isla de San Simón (Pontevedra) y hasta sentir que cruzas la inmensa ría de Vigo a través del Golden Gate. El interior no se queda atrás, y de hecho quizás marque más la diferencia: ¡aquí desiertos, pocos! ¿Dónde se ha visto uno verde?

4. País Vasco vs. Croacia

San Juan de Gaztelugatxe, en Bermeo (Bizkaia).
San Juan de Gaztelugatxe, en Bermeo (Bizkaia).

Que Croacia es paradisíaca y está de moda es así. Tampoco hay que quitarle méritos, pero ¿alguien ha pensado en el País Vasco como alternativa? Igual que con Galicia, el tópico del tiempo echa a muchos para atrás, pero es solo eso: un tópico. Basta pensar en las puestas de sol que regala Mundaka (Bizkaia), la magia que se respira en las playas de Lekeitio (Bizkaia) o los paseos por la más que popular playa de la Concha (Donostia). Vale, que muchos también van a Croacia por Juego de tronos. Y, sí, ahí se han rodado muchas escenas. Pero ¿aún hay gente que no sabe que Jon Nieve, Tyrion y Daenerys también se han dejado ver por Bizkaia y Gipuzkoa? Hacen falta pocos filtros para presumir en Instagram de haber llegado a Rocadragón. Lo único necesario es dirigirse a Bermeo y coger el barco rumbo a San Juan de Gaztelugatxe. Y para seguir con la ruta, no hay que olvidarse de Barrika (Bizkaia) o Zumaia (Gipuzkoa). Ya puestos, hay que conocer todo el juego de tronos vasco, ¿no?

5. Viajar a Canarias vs. América Latina

Fuerteventura
Fuerteventura

¿Qué pueden tener en común las Islas Canarias con casi todo un continente? El acento exótico puede dar pistas, pero los tiros no van por ahí, sino por sus paisajes. De hecho, no hace falta cruzar el Atlántico para perderse entre bosques húmedos que quitan el hipo, como el del parque nacional de Garajonay (La Gomera). ¿Que lo que interesa es ir a Galápagos para viajar al centro de la Tierra? La Cueva de los Verdes en Lanzarote permite entrar en el fondo de la tierra ¡a través del tubo de lava más largo del mundo! Y todo esto sin haber mencionado siquiera sus más que conocidas playas, ¡perfectas para tirarse a la bartola casi cualquier día del año!

Las comparaciones son odiosas pero algo habrá que hacer la próxima vez que alguien venga vendiendo viajes paradisíacos al extranjero: España tampoco se queda atrás. Siempre sin olvidar que esta es solo una selección y que hay muchísimos destinos nacionales más que podrían engrosar esta lista.

La lista de pueblos más bonitos de España