La surrealista situación que podría darse en la final de Eurovisión

Como gane Islandia, se lía.
Islandia, durante uno de los ensayos en Eurovisión 2021.
EUROVISION SONG CONTEST
Islandia, durante uno de los ensayos en Eurovisión 2021.

El coronavirus hizo imposible celebrar el Festival de Eurovisión de 2020 y este año, a horas de la final, sigue poniendo las cosas difíciles al certamen.

Este mismo jueves se ha conocido que el representante de Países Bajos y ganador en 2019, Duncan Laurence, no actuará en la final tras dar positivo en coronavirus. Además, por otro positivo, el grupo Daði & Gagnamagnið, que representa a Islandia, no actuará en la segunda semifinal de este jueves ni, en caso de clasificarse, en la final del sábado.

Los miembros de la delegación de Islandia se habían puesto la vacuna de Janssen antes de viajar a Róterdam, según informó la televisión islandesa RUV, aunque la inoculación de la vacuna no exime del contagio del virus ni de la posibilidad de transmitirlo a otros.

Para solventar situaciones de este tipo, los países han grabado actuaciones en vídeo para poder ser emitidas en lugar de sus actuaciones en directo. Esta es la original puesta en escena de la canción de los islandeses, 10 years:

La paradoja que puede darse en la final, en el caso de que Islandia llegara a ella y resultara ganadora, es que no podría producirse la situación habitual: que el ganador de la última edición —Laurence, en aislamiento— le entregue el trofeo —al neerlandés se lo dio en su día la israelí Netta, anterior vencedora—.

Cabe pensar que la organización tendrá preparados planes B para que salga alguien a representar a los países afectados por casos positivos de coronavirus, pero algunos tuiteros han fantaseado con la idea de “NADIE entregando el premio a NADIE”.

Sí parece probable que Islandia pase la criba de la segunda semifinal y entre en la final, aunque más difícil tiene resultar ganadora. Según resume la web Eurovision World, las casas de apuestas dan como vencedora a Italia, seguida por Malta, Francia, Suiza y Ucrania.

Captura de pantalla de Eurovisionworld.com
EUROVISION WORLD
Captura de pantalla de Eurovisionworld.com

Islandia aparece en un honroso sexto puesto. España no sale tan bien parada; Blas Cantó con su Voy a quedarme figura como 28º de 33. Solo supera a Estonia, República Checa, Polonia y Georgia.

Las reacciones a su primer ensayo no fueron muy positivas y Twitter se llenó de memes a costa de la escenografía, diseñada por Marvin Dietmann. En su actuación le acompaña una luna gigante de siete metros de diámetro, que no convenció demasiado, y menos cuando de lo que habla la canción es del fallecimiento de la abuela del cantante por covid-19.

La final de Eurovisión, que se celebra en Róterdam (Países Bajos) se podrá ver este sábado 22 de mayo desde las 21:00 en La 1 y RTVE.es. También se podrá seguir en El HuffPost e iremos contando todo lo que ocurra en directo en nuestra cuenta de Twitter.

Las 12 pifias de España en Eurovisión