INTERNACIONAL
07/04/2021 11:02 CEST | Actualizado 07/04/2021 11:29 CEST

Nunca un "¿ehm?" dijo tanto: la reacción de Von der Leyen ante este gesto machista

El líder turco Erdogan sólo tenía preparadas dos sillas para la visita europea, y la presidenta de la Comisión fue relegada a un sofá lateral. Su reacción lo dice todo.

A ellos les faltó quitarse los zapatos y desabrocharse la corbata al sentarse. Ella, mientras tanto, los miraba de pie y estupefacta al ver que en la sala, y frente a las banderas de Turquía y la Unión Europea, sólo había dos asientos preparados.

Este fue el panorama que se encontró este martes Ursula Von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, en su visita a Turquía, a la que fue acompañada del presidente del Consejo Europeo, Charles Michel. Ambos fueron recibidos por el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, pero los dos no fueron tratados por igual. 

Al llegar a la sala donde los tres permanecerían algo más de tres horas reunidos, Michel y Erdogan fueron directamente a sentarse a las dos sillas que había dispuestas para la reunión. Erdogan incluso se quitó la mascarilla y Michel estiró las piernas. Von der Leyen sólo alcanzó a decir un “¿ehm?” y a gesticular con las manos para señalar que no entendía lo que estaba ocurriendo.

Finalmente, y ante la inacción de los hombres (incluido el belga), Von der Leyen se sentó en un sofá apartado de las sillas centrales, y utilizado normalmente para asesores de los políticos. 

“A la presidenta no le hizo gracia”

“A la presidenta no le hizo gracia”, contó a Efe una fuente cercana en referencia al gesto de Erdogan (y del propio Michel, que tampoco se inmutó). 

Precisamente, Von der Leyen aprovechó el encuentro para tratar de que Turquía rectifique tras su retirada del Convenio de Estambul, el principal acuerdo internacional de lucha contra la violencia machista. “Creemos que la retirada no es el gesto correcto en este momento, y en ningún momento, porque el Convenio protege a mujeres y niños”, señaló la presidenta en la rueda de prensa posterior a la reunión. “Es un tema en el que nunca nos cansaremos de insistir, porque obstaculiza el progreso, y esperamos otro enfoque de Turquía. No hemos podido convencer, pero instamos a que reconsidere su postura”, dijo.

Por su parte, Michel destacó que los ejes centrales del viaje a Ankara eran la cooperación económica, el control de la migración y la mejora de relaciones con Turquía. (Sin mencionar los derechos de las mujeres).

No era ‘protocolo’

Y por si alguien todavía piensa que en la sala presidencial sólo había dos sillas colocadas por “protocolo”, la hemeroteca de Twitter se ha encargado de desmentirlo, recordando que en otras ocasiones se dispusieron tres sillones en la parte central. Pero, claro, sus ocupantes eran señores, no señoras.

Photo gallery Así son los mensajes que recibimos en 'Feminismos' See Gallery