TENDENCIAS
26/04/2019 07:30 CEST

Imaginarte la cara de tu pareja podría ser la clave para desestresarte

Para relajarte en un momento estresante, pensar en tu pareja es tan efectivo como tenerla a tu lado.

WESTEND61 VIA GETTY IMAGES

La próxima vez que te encuentres en una situación estresante (corriendo para llegar a tiempo al avión o a punto de reunirte con tu jefe), respira hondo y piensa en tu pareja. Quizás te sirva para relajarte.

Según un nuevo estudio publicado por la Universidad de Arizona, visualizar el rostro de tu pareja es a veces tan útil a la hora de gestionar la respuesta cardiovascular de tu organismo al estrés como tener a tu pareja a lado.

Para realizar el estudio, publicado en la revista Psychophysiology, se solicitó a 102 participantes con pareja que realizaran una tarea estresante: sumergir un pie en 8 centímetros de agua helada durante cuatro minutos.

“Era una prueba 100% segura, solo que un poco incómoda, dependiendo de la tolerancia al frío de cada persona”, resume el doctorando Kyle Bourassa, cabeza de la investigación, en declaraciones a la edición estadounidense del HuffPost.

Antes de sumergir el pie, se dividió a los participantes aleatoriamente en tres grupos: en el primero, la pareja de cada participante estaba sentada en la misma sala en silencio; al segundo grupo se le pidió que cada participante pensara en su pareja (ausente) como fuente de apoyo durante la prueba; en cuanto al tercer grupo, el grupo de control, se le pidió que pensaran en su día durante el experimento. Tampoco estaban presentes sus parejas.

Bourassa y su equipo midieron la tensión arterial, el ritmo cardíaco y la variabilidad del ritmo cardíaco de los participantes antes, durante y después.

Descubrieron que quienes habían contado con la presencia de su pareja (grupo uno) registraron un menor cambio de tensión arterial por el estrés del agua helada que los miembros del grupo de control, a los que les habían pedido que pensaran en su día.

Por su parte, los que simplemente pensaron en su pareja (grupo dos) mostraron una tensión arterial comparable a la del grupo uno.

 
En momentos de estrés, imaginarte a tu pareja es un recurso psicológico beneficioso para la tensión arterial
 

Dicho de otra forma: para relajarte en un momento estresante, pensar en tu pareja es tan efectivo como tenerla a tu lado. (El ritmo cardíaco y la variabilidad del ritmo cardíaco tampoco varió entre los dos grupos).

“La investigación sugiere que durante momentos de estrés, imaginarte a tu pareja es un recurso psicológico beneficioso para la tensión arterial”, explica Bourassa.

“Las investigaciones previas descubrieron que pensar en la pareja era psicológicamente beneficioso, pero este estudio va más allá y sugiere que también tiene beneficios para la salud”, explica.

Así, se recomienda pensar en la cara de la pareja como una sesión personalizada de meditación.

¿Y los solteros qué?

Los lectores solteros pensarán que todo esto es muy bonito, pero que no les sirve de nada a ellos. Tal y como señala Bourassa, pensar en cualquier persona por la que sientas cariño es una técnica infalible para combatir el estrés.

Piensa, por ejemplo, en la meditación del cariño que practican muchas personas. En este tipo de meditación, en un momento determinado tienes que concentrarte en tus seres queridos, ya sea tu pareja, tu hijo, tus padres, tu mejor amigo o incluso tu perro.

Visualizarlos aunque sea durante un minuto puede ser tu billete de salida de una situación estresante

Este artículo fue publicado originalmente en el ‘HuffPost’ Estados Unidos y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.

Photo gallery Tatuajes de parejas (FOTOS) See Gallery

ESPACIO ECO