Preocupa la situación de los incendios en Ourense y en Ayón de Moncayo (Zaragoza)

La Región de Murcia ha informado a última hora de este sábado que el fuego de Jumilla ha sido estabilizado.
Uno de los focos del incendio de Añón de Moncayo.
Uno de los focos del incendio de Añón de Moncayo.
Europa Press News via Getty Images

España ha vivido este sábado un nuevo día con graves incendios por culpa de las altas temperaturas. Los más preocupantes se han producido en el municipio zaragozano de Añón de Moncayo y en el municipio murciano de Jumilla.

A última hora de la tarde, tras recibir la ayuda de la Unidad Militar después de las 400 hectáreas calcinadas, el incendio de Jumilla se ha dado por estabilizado y los medios aéreos han comenzado a retirarse hasta mañana, según ha informado la Región de Murcia.

Se complica la situación en Añón de Moncayo (Zaragoza)

El incendio forestal declarado en Añón de Moncayo ha obligado a evacuar la residencia de ancianos del municipio zaragozano de Vera de Moncayo, después de que se haya desalojado a los vecinos de Añón, Alcalá y una urbanización próxima a la zona afectada.

Por otra parte, se ha desalojado de manera voluntaria a la población de Vera de Moncayo, así como al cierre al público del Monasterio de Veruela, ubicado en este término municipal, en torno a las 17.30 horas debido a la proximidad de las llamas, según han informado desde la Diputación de Zaragoza.

Se ha solicitado la intervención de la Unidad Militar de Emergencias (UME), y colaboran en las labores cuatro cuadrillas terrestres, tres autobombas, un hidroavión, dos BRIF del Ministerio para la Transición Ecológica y para el Reto Demográfico (Miteco).

Más de 400 hectáreas calcinadas en Jumilla (Murcia)

Aunque la situación ha mejorado, se mantiene en el operativo cierta prudencia debido a la posible afección del cambio de los vientos y la tormenta que se espera en la zona.

El área afectada se mantiene en 400 hectáreas, de las que 180 pertenecen a la Región de Murcia (Jumilla) y 220 a Castilla La Mancha (Hellín). Las Brigadas forestales y de bomberos continúan perimetrando la zona afectada.

Unas noventa personas se mantendrán esta noche trabajando en la zona con catorce autobombas, tres vehículos nodriza y un buldócer.

Continúan las labores de extinción en Jódar (Jaén)

Efectivos del Plan de Emergencia ante el Riesgo de Incendios Forestales en Andalucía (Plan Infoca) han informado este sábado que continúan las labores de remate y liquidación para extinguir el incendio declarado en el paraje Las Altarillas en Jódar (Jaén) el pasado 4 de agosto.

El Infoca ha explicado a través de su cuenta de Twitter que en ocasiones, los incendios continúan en el interior de los árboles, o sus raíces, que continúan combustionando lentamente en su interior, “de ahí la importancia de las labores de remate y liquidación”.

Los efectivos dieron el pasado lunes 8 de agosto el fuego por controlado. La superficie alcanzada por las llamas, con diferente grado de afectación, se mantiene en unas 650 hectáreas de pinar y matorral.

Los seis fuegos de Galicia siguen sin variaciones

Un nuevo incendio, que empezó este sábado a las 16,50 horas en la parroquia de Pentes, en A Gudiña (Ourense), ha arrasado ya alrededor de 20 hectáreas. De ello, ha informado la Consellería do Medio Rural, que constata que también permanece activo el gran incendio resultante de la unión de los fuegos de Laza y Chandrexa de Queixa, tras quemar unas 2.100, según las mediciones provisionales.

En todo caso, en su último parte, con datos recogidos hasta las 19,30 horas, el departamento autonómico reitera que este incendio está “prácticamente perimetrado” y “evoluciona favorablemente hacia su estabilización”. El conselleiro do Medio Rural, José González, remarcó en esta jornada que se estaban refrescando puntos calientes.

De los incendios que informa Medio Rural, los de 20 hectáreas o más, los fuegos de A Gudiña y Laza son los dos que están activos en Galicia, después de que sobre las 20,50 horas de este viernes se diesen por estabilizado el registrado en O Irixo y por controlado el de Boborás.

El fuego de O Irixo, que se inició en San Cosmede de Cusanca, ha calcinado 680 hectáreas; mientras que el de Boborás, que empezó en la parroquia de Astureses, ha quemado alrededor de 120 hectáreas, según las estimaciones provisionales del departamento que dirige José González.

Incendios en Galicia