INTERNACIONAL
02/06/2020 20:51 CEST

Joe Biden carga contra Trump por las protestas: "Las últimas palabras de Floyd resuenan en todo el país"

Cree que el presidente está más interesado en el poder que en los principios

JIM WATSON via Getty Images

Las protestas de Estados Unidos siguen estando en el punto de mira mundial. Mientras la mitad del país ha decretado toque de queda y el presidente amenaza con sacar el ejército a la calle, el candidato demócrata a la Casa Blanca ha tomado también partido.

Joe Biden, ha marcado distancias con su futuro rival y actual presidente, Donald Trump, al criticar sus mensajes durante las protestas por la muerte de George Floyd y ha asegurado que las últimas palabras de este joven afroamericano deberían ser “una llamada de atención” a todo el país.

Biden ha recordado durante un discurso en Filadelfia las últimas palabras de Floyd, que bajo la presión ejercida por un policía en Mineápolis sobre su cuello durante su arresto afirmó: “No puedo respirar”. Estas palabras, ha añadido, “no murieron con él”, sino que “resuenan en todo el país”, convertidas ya en consigna de una ola de movilizaciones sin precedentes recientes.

“Es una llamada de atención a todo el país, a todos nosotros”, ha dicho Biden, en un discurso ya como candidato ‘de facto’ a la Casa Blanca en el que ha abogado por un líder “que pueda unir”. “Yo no traficaré con el miedo y la dimisión. No alentaré las llamas del odio”, ha prometido el que fuese ‘número dos’ de Barack Obama durante ocho años.

Así, Biden se ha comprometido a “curar las heridas raciales que se han extendido desde hace demasiado tiempo por este país” y a “no usarlas con fines políticos”, sin “culpar a otros” de responsabilidades que competen al presidente. “Nunca olvidaré que este trabajo no va sobre mí”, ha agregado.

Críticas a la foto con la Biblia

Trump no ha escatimado críticas contra los manifestantes y ha abogado por reprimir las protestas con dureza, recurriendo a la Guardia Nacional e incluso a las Fuerzas Armadas si fuese necesario. A sus palabras se ha sumado en las últimas horas una controvertida fotografía, Biblia en mano, ante la iglesia de Saint John’s en Washington.

Biden ha emplazado a Trump abrir la Biblia “de vez en cuando” ―“aprendería algo”, ha dicho― y ha considerado que se puede perdonar el hecho de “creer que el presidente está más interesado en el poder que en los principios, más interesado en servir a las pasiones de sus bases que a las necesidades de las personas a las que debe proteger”, según NBC News.

El exvicepresidente también ha afirmado que Trump debería abrir la Constitución para consultar la Primera Enmienda, recordando que todo ciudadano tiene derecho a concentrarse pacíficamente y pedir a al Gobierno que responda a sus peticiones. “Esa noción esencial ha construido este país. Señor presidente, esto es Estados Unidos”, ha agregado.

Aunque ha advertido de que “no hay lugar para la violencia” en este tipo de movilizaciones, también ha considerado “inaceptable” que sean las propias fuerzas de seguridad quienes “aumenten” dicha violencia.

Hartos de esperar

Desde el movimiento Black Lives Matter y otros convocantes de las protestas han repetido una y otra vez que están hartos de esperar. Como Biden, otros candidatos como los Clinton u Obama han prometido acabar con la discriminación racial, pero el racismo estructural sigue presente tanto en la sociedad como en instituciones y líderes políticos.