NOTICIAS
26/08/2021 22:08 CEST | Actualizado 27/08/2021 10:02 CEST

La artista Lolita Watson y otras exalumnas de un colegio de Vigo acusan de abuso sexual a su director

El mismo que en 2019 fue reconocido como vigués distinguido.

Thanit Weerawan via Getty Images
Mujer contra los abusos sexuales en la campaña internacional del MeToo.

“Bueno es hora de hacer este vídeo”. Así comienza la artista gallega Lolita Watson a relatar uno de los episodios más difíciles de su vida, el momento en el que sufrió abuso sexual por parte del director de su colegio cuando tenía 10 años.

En el vídeo, que ya supera las 140.000 reproducciones en Instagram, acusa al exdirector del colegio Labor de Vigo, Sergio S.C., de haber abusado sexualmente de ella y ser la primera persona a la que tuvo que besar en la boca.

Watson recuerda que el exdirector del centro fue nombrado en 2019 vigués distinguido y ha rectificado que debería haber sido nombrado “vigués pedófilo”.

A raíz de la publicación, han aparecido una lluvia de comentarios en la red, algunos de ellos firmados por otras mujeres que aseguran haber sufrido experiencias similares.

“Somos muchas las que hemos vivido situaciones parecidas con ese señor… Gracias Lauren, al fin alguien abrió la veda”, señala una de ellas.

El relato

En su vídeo explica que tras matricularse en el Colegio Labor, el entonces director se ofreció a darle clases particulares de matemáticas, lo que hacían cuando en el colegio no quedaban más que ellos dos y el personal de limpieza.

“Yo entraba en su despacho, me ofrecía una chocolatina, me sentaba en su silla especial, me decía que yo era especial, y poco a poco fue calentando el terreno hasta que quedábamos en su propia casa, que estaba dos pisos más arriba”, señala la cantante.

Una vez allí, le tocaba el pelo, los brazos y las piernas, según su relato, y le pedía que se sentase en su regazo.

Con la confianza, el director terminó invitándola a su casa que estaba en el segundo piso del propio centro y la dejaba ver la televisión tumbada en el sofá. En cierta ocasión, Watson cuenta que el director comenzó a dibujarla en el sofá y cuando le enseñó los dibujos, ella comprobó que en ellos estaba desnuda, por lo que empezó a ponerse nerviosa y quiso irse, pero comprobó que la puerta estaba cerrada con llave.

“Entré en pánico”, relata antes de contar que empezó a amenazar al director con comenzar a gritar, por lo que él finalmente abrió la puerta.

Sin embargo, antes de dejarla ir, le llevó por unos pasillos del centro y terminó apretando su cuerpo contra la pared, le tocó las caderas y la besó.

“Desde entonces no quise ir a esas clases”, relata Lolita Watson, quien señala que cuenta este capítulo de su vida para que “la gente abra los ojos” y para que “a este señor” se “le recuerde como realmente fue”.

Cuando Watson se lo contó a su madre fueron a denunciarlo en la secretaria del colegio y no hicieron nada y ella abandonó el centro.

Desconocimiento en el colegio

Al revuelo causado por el vídeo ha reaccionado la dirección del Colegio Labor con un comunicado en el que asegura que “nunca se había tenido conocimiento ni información alguna sobre estos supuestos hechos indebidos, ni tampoco sobre otros similares a los relatados en estos días por medio de las redes sociales”.

El Colegio Labor advierte que su comunicado respecto a estos “presuntos hechos indebidos acaecidos hace 20 o más años” no implica “reconocimiento de la realidad de tales hechos, respetando al máximo la dignidad y honorabilidad de todos los implicados”, pero asegura que abrirá una investigación interna para aclararlos, así como que adoptará medidas “a presente y futuro” para que conductas así no se produzcan nunca en el centro. 

TERRITORIO PARADORES