VIRALES
20/05/2019 12:07 CEST

La emocionante carta de una madre de una niña con discapacidad: "Quiero equidad en esta sociedad"

Lleva más de 2.000 firmas ya.

EFE

Lorena Calvo Ferrándiz, la madre de una niña de Ponferrada de 4 años llamada Alejandra que tiene una “discapacidad visual”, ha publicado una petición en Change.org con el objetivo de cambiar el colegio al que ha sido inscrita su hija. La carta está firmada por la pequeña.

“Me llamo Alejandra, y tengo una discapacidad visual cerebral, epilepsia y además tengo un retraso madurativo severo y un trastorno de comunicación”, empieza la petición, que está dirigida al director provincial de Educación de León.

(VER LA CARTA COMPLETA AQUÍ)

Los padres de Alejandra buscan que les dejen elegir libremente el centro escolar en el que formarse para poder ir a uno que está cerca de su domicilio y que, como cuenta, es “líder para niños con diversidad funcional auditiva y con trastornos de comunicación”.

En cambio, y como no presenta problemas de motórica, asegura que quieren obligar a la pequeña a ir a un colegio a 8km de su casa sin tener un transporte que la lleve, solo porque ahí hay Auxiliar Técnico Educativo (ATE). Además alega que en caso de que no quieran ponerle uno en el colegio al que desea ir, ya tiene uno facilitado por los servicios sociales: “Ya está yendo conmigo a la Escuela Infantil Municipal de Ponferrada y me ayuda mucho”.

Sobre el fisioterapeuta, explica que han renunciado por escrito. “Voy a mi terapeuta desde pequeña y hago muchas terapias y yo pienso que el colegio no es una terapia, sino un sitio donde socializar y desarrollarme como persona, para poder ser una más en la sociedad y que mi vida sea lo más normalizada posible”, añade en la petición. 

También cita a la Convención Internacional de los Derechos de las Personas con Discapacidad, que afirma que hay que facilitar la inclusión de las personas: “Tengo derecho a que mis padres puedan elegir libremente el centro que consideren más adecuado para mí, y que este centro esté cerca”.

La petición concluye con una sentencia firme y contundente: “Quiero equidad en esta sociedad y quiero que se me incluya de un modo justo. Quiero que los papeles y la burocracia sirvan para incluir, no para excluir... Señor Director Provincial, cuando baje al parque y no conozca a nadie ¿tengo que irme a 8km de mi casa?”.