TENDENCIAS
03/06/2019 17:45 CEST

La frase que Colin Farrell tuvo que repetir 56 veces en una película por estar borracho

El rodaje de 'Minority Report', con Steven Spielberg, no fue fácil.

Getty Editorial

La juerga y la falta de sueño le jugaron una mala pasada a Colin Farrell y también a Steven Spielberg, que se tuvo que armar de paciencia con el actor en el rodaje de Minority Report (2002). El intérprete tuvo que repetir una escena infinidad de veces. 56 tomas que, contra todo pronóstico dadas las condiciones, le valieron el aplauso de la crítica y del público.

Tal y como ha confesado el protagonista de Langosta en una entrevista publicada por The Mirror, el trabajo fue un despropósito. “Fui un desastre”, ha admitido. Pronunciar “estoy seguro de que todos han comprendido la metodología paradójica fundamental del delito previo” fue un calvario. Esa fue la frase que recordará para toda la vida.

Farrell había celebrado la noche anterior su 25 cumpleaños y no escatimó en excesos. De hecho, pidió ausentarse en el set al día siguiente, pero no le concedieron su deseo. No era la primera vez que hacía algo así, pero si la primera que le complicó el trabajo hasta hacerle repetir una toma tantas veces. 

Después de esta experiencia, el irlandés decidió entrar en una clínica para rehabilitarse a la que tuvo que volver tiempo después: “Había estado borracho o drogado desde los 14 años. Durante mucho tiempo disfruté de esas cosas. Tenía una tolerancia muy alta a algunas drogas durante años”. Tenía un bajo estado de ánimo que le hacía beber sin freno hasta las cinco de la mañana.

A día de hoy, todavía recuerda ese momento de la película dirigida por Spielberg con “ansiedad”. La producción estaba valorada en 100 millones de dólares.  

Photo gallery Películas hechas con Lego See Gallery

ESPECIAL PUBLICIDAD