BLOGS
03/04/2021 09:04 CEST | Actualizado 03/04/2021 09:04 CEST

La globalización del año 1000

Entrevista con la historiadora Valerie Hansen.

Valerie Hansen
La historiadora Valerie Hansen.

Asociamos el año 1000 a poco más que un miedo irracional al fin del mundo. La creencia en el apocalipsis y los cultos milenaristas son solo una parte muy sesgada de la historia; la cara oculta de este relato sale a la luz gracias a historiadoras como Valerie Hansen, que acaba de publicar El año 1000: cómo los primeros exploradores iniciaron la globalización (Paidós, 2021). En efecto, si queremos conocer el fenómeno globalización, no podemos empezar con Colón, sino mucho antes. Aquí mostramos algunas evidencias de aquella primera etapa globalizadora:

ANDRÉS LOMEÑA: Su libro parece una respuesta al eurocentrismo que hay en torno al poco conocido año 1000.

VALERIE HANSEN: Ese es precisamente el objetivo del libro. Si pensamos en el año 1500, parece como si todo el mundo que viajaba a nuevas tierras fuera europeo (españoles y portugueses, en particular) y el impulso de conseguir nuevos bienes fuera único en Europa. Ese es el motivo por el que los historiadores hablan tanto sobre España y Portugal durante la Era de los Descubrimientos.

Mi libro muestra que las personas cruzaron los océanos bastante antes de 1500, desde los nórdicos (que son europeos, obviamente) a través del Atlántico Norte, a los chinos que iban a Oriente Medio a través del Océano Índico o los polinesios que navegaban por el Pacífico… todo en torno al año 1000.

P: Sostiene que las sagas islandesas y nórdicas contendrían ciertas verdades históricas. ¿No es eso fiarse demasiado de algunos relatos supuestamente históricos?

R: La evidencia arqueológica de los nórdicos en el noreste de Canadá es indiscutible. Cosas como un alfiler de bronce, un afilador o una herrería son pruebas totalmente convincentes de que los nórdicos consiguieron llegar a Norteamérica cerca del año 1000. Las sagas islandesas encajan bien con la evidencia arqueológica, pero incluso si se decide prescindir de la evidencia textual, las pruebas arqueológicas son suficientes para confirmar la presencia de los nórdicos.

En cualquier caso, la arqueología no lo es todo. Tal y como digo en mi libro, las personas se sorprenden con frecuencia al darse cuenta de que los arqueólogos descubrieron hace poco el que podría ser el primer cuerpo de la batalla de Hastings en 1066. Sabemos de sobra por los documentos que la batalla tuvo lugar, aunque no tengamos evidencias arqueológicas concluyentes, al menos de momento.

P: En aquella época, religiones como el maniqueísmo terminaron extinguiéndose. ¿Hay alguna hipótesis para la desaparición de algunas de esas religiones? 

R: Cuando los jefes tribales y otros dirigentes forjaron alianzas más grandes (protopaíses) se dieron cuenta de que necesitaban una religión poderosa para unir a la gente y con frecuencia se convirtieron a las religiones de sus vecinos más poderosos. El año 1000 presenció una ola de conversiones al cristianismo, el islam, el hinduismo y el budismo. El príncipe Vladímir es particularmente interesante porque consideró y finalmente rechazó el islam, el judaísmo y el cristianismo antes de elegir la religión ortodoxa del Imperio Bizantino.

P: Colón no creó nuevas redes de caminos, solo conectó las rutas europeas con las americanas. No cabe hablar de rutas de la seda, pero sí del comercio con chocolate y aves.

R: Así es. El motor económico de la América precolombina, al igual que en el resto del mundo, fue el comercio. Los mayas cambiaban el chocolate y los guacamayos (o sus plumas) por turquesa de lo que ahora es Nuevo México. También cambiaban oro y otros metales con los pueblos del sur en la actual Colombia y Panamá.

P: Dedica muchas páginas al comercio en China y otros países asiáticos. ¿Qué me puede decir de la esclavitud en aquellas regiones durante aquella época?

R: Creo que la esclavitud existió en todas las partes del mundo en casi todos los periodos. Lo que mucha gente encuentra sorprendente del periodo cercano al año 1000 es que los mercados de esclavos de Bagdad, Constantinopla (actual Estambul) y El Cairo vendieran esclavos que venían de África, pero también del norte y este de Europa y de Asia Central. La palabra esclavo (slave) deriva de la palabra eslavo (Slav) porque muchos eran de Europa del Este.

P: Su próximo libro podría tratar sobre el año 1000 antes de Cristo o sobre el año cero. Ideas para darle no me faltan…

R: Estoy pensando en escribir algo más actual: una historia del comercio asiático y del Océano Índico entre el año 1000 y 1840, cuando los europeos derrotan a China en la guerra del Opio y empieza un nuevo orden internacional.