NOTICIAS
05/07/2019 09:16 CEST | Actualizado 05/07/2019 10:08 CEST

La (incalificable) respuesta de Kyrgios tras pegar un pelotazo en el cuerpo a Nadal

Sucedió en una subida a la red del español.

MOVISTAR

El australiano Nick Kyrgios cuestionó en rueda de prensa por qué tenía que disculparse con Rafael Nadal al lanzarle una pelota al cuerpo durante su partido de segunda ronda.

En un momento del encuentro, en una subida a la red del español, Kyrgios lanzó una pelota al cuerpo del balear, este puso la raqueta como pudo, perdió el punto y se quedó esperando la disculpa del australiano, que no llegó. 

 

″¿Por qué debería disculparme? ¿le golpeé? Le dio con la raqueta gané el punto. No me importa. No tengo por qué disculparme”, explicó Kyrgios, quien este jueves cayó ante Nadal en cuatro sets ante Nadal.

Sobre el español, dijo irónicamente, que el tiempo que se toma entre los puntos “es muy poco” y que la mejor cualidad de Nadal es que disputa cada punto y nunca da uno por perdido.

Kyrgios también fue crítico consigo mismo y aseguró que pese a no ser el más profesional del mundo, es capaz de competir ante los mejores.

“No tengo entrenador. No entreno suficiente. No voy suficiente al gimnasio, pero salgo ahí y le compito a los mejores del mundo”, afirmó.

Además, ante las declaraciones de Nadal, que dijo que potencialmente puede ser un ganador de Grand Slam, Kyrgios apuntó que tiene mucho “que mejorar para llegar a ese nivel” y que no cree que en estos momentos pueda optar ello”.

Nadal entierra su pesadilla

Cinco años después de sufrir una amarga derrota en el All England Club, el español Rafael Nadal enterró una pesadilla que guardaba en su mochila al derrotar al australiano Nick Kyrgios por 6-3, 3-6, 7-6 (5) y 7-6 (3) y avanzar a la tercera ronda de Wimbledon.

Entonces, Kyrgios contaba 19 años, y era invitado especial del torneo. En la Central, mismo escenario de este jueves, puso aquel uno de julio su nombre en el estrellato al ganar a Nadal por 7-6(5), 5-7, 7-6 (5) y 6-3, aplastándole con 37 saques directos.

Cinco años después, librando entre tanto cinco batallas más y con 3-3 en su balance de enfrentamientos, el balear se mantuvo en calma, soportó tranquilo las dejadas de su rival, sus golpes entre las piernas y saques de “cuchara”. También sus 29 “aces” y discusiones con el juez de silla.

Nada perturbó su esquema de juego, y a pesar del virtuosismo ocasional de Nick, y de sus geniales toques en la red, Nadal ganó el choque en tres horas y 4 minutos, hablando en la pista solo con sus golpes y levantando el puño cuando, enrabietado, sacó de su pecho toda la emoción contenida, propia de un gran duelo.

Photo gallery Nadal hace historia en Roland Garros See Gallery
Photo gallery El sufrimiento de Rafa Nadal See Gallery
Photo gallery Así ha cambiado Rafa Nadal See Gallery