POLÍTICA
02/10/2019 17:32 CEST | Actualizado 02/10/2019 18:14 CEST

La Junta Electoral Central ordena a Torra retirar todos los lazos en 48 horas

Los jueces advierten al presidente catalán de que si no cumple enfrentará sanciones administrativas o penales.

Getty Images
El presidente catalán, Quim Torra, junto a la pancarta en defensa de los políticos presos.

La Junta Electoral Central (JEC) ha ordenado este miércoles al presidente de Cataluña, Quim Torra (JuntsxCat), que retire las esteladas y lazos amarillos de cualquier edificio público que dependa de la Generalitat. Los jueces le han dado un plazo de 48 horas y le advierten de que enfrentará sanciones administrativas o penales en caso de que no cumpla, ya que se trata de “un incumplimiento de la obligación de neutralidad de los poderes públicos”.

Torrá deberá informar a la Junta cuando cumpla la orden. El organismo le recuerda que ya se pronunció sobre esta cuestión en varias ocasiones antes de las elecciones generales del 28 de abril y rechaza las alegaciones presentadas por el presidente catalán.

El dirigente catalán deberá adoptar todas las medidas necesarias para retirar de los edificios públicos “banderas esteladas, lazos amarillos u otros de análogo significado, fotografías de candidatos o políticos, así como pancartas, carteles o cualquier otro símbolo partidista”.

La Junta Electoral Central también pide que las fuerzas de seguridad vigilen permanente los espacios públicos de la Generalitat para que ninguno de esos símbolos se vuelvan a colocar durante el periodo electoral de cara a las elecciones generales del 10 de noviembre.

La portavoz del Comité Ejecutivo de Ciudadanos, Lorena Roldán, ha aplaudido la decisión de la JEC y ha advertido al presidente de la Generalitat que su partido no va a dejar de defender la neutralidad de las instituciones.

El pasado viernes, Torra se vio obligado a quitar del Palau de la Generalitat la pancarta en defensa de los políticos presos por el procés tras la orden del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC). El presidente catalán recurrió dos días antes la decisión y se escudó en la libertad de expresión para no hacerlo.

Los abogados de la Generalitat consideran que esa pancarta es “una manifestación política” y pideron al TSJC que suspendiera la orden de retirada. Torra la comparó con otras “manifestaciones de tipo político amparada por la libertad de expresión”, como los carteles contra la devolución de los “papeles de Salamanca” que exhibió el Ayuntamiento de esta localidad. O con otros a favor de los refugiados, como el que colgó la exalcaldesa de Madrid Manuela Carmena cuando capitaneaba el consistorio de la capital. 

Torra deberá personarse el próximo 18 de noviembre ante los jueces también por desobedecer la instrucción de la Junta Electoral y no haber retirado la pancarta con el lazo amarillo durante la campaña de las elecciones del 28 de abril.

Entonces, el presidente comentó en Twitter que se se someterá a ese juicio por haberse mantenido “firme” en su compromiso con la libertad de expresión. “Una vez más, no podemos ceder a la involución democrática que promueve el Estado Español”, dijo.

Also on HuffPost
Photo gallery Segundo aniversario del 1-O See Gallery