BLOGS
01/05/2019 10:12 CEST | Actualizado 01/05/2019 10:12 CEST

La lucha contra la desigualdad, prioridad para CCOO

NurPhoto via Getty Images

Este Primero de Mayo el objetivo principal para CCOO es impulsar medidas contra la desigualdad y la precariedad. Lo es porque siguen aplicándose las políticas de austeridad pese a que llevamos varios años de crecimiento económico y produciendo, desde mediados de 2017, más bienes y servicios que antes de la crisis.

Sin embargo, tenemos la segunda tasa de paro de Europa, la mayor tasa de temporalidad, una creciente rotación en los contratos temporales y también indefinidos. Las nuevas formas de trabajo “mercantilizado” a través de las plataformas digitales, o la “subasta a la baja” en las que demasiadas veces se ha convertido la subcontratación empresarial, componen el mapa de la inestabilidad y la incertidumbre vital de millones de personas trabajadoras.

Igualmente tenemos un nivel de presión fiscal casi 8 puntos (en términos de PIB) menor que la media de la UE, lo que es un serio lastre para desarrollar políticas de cohesión social, de fortalecimiento de servicios públicos y de impulso de la economía. Todo ello en un contexto de profunda transformación productiva, a caballo de una globalización mal gobernada y un proceso de digitalización que transformará millones de empleos, y puede generar una brecha de desigualdad en función de cómo se acceda al conocimiento y la adquisición de competencias de forma dinámica.

Siguen aplicándose las políticas de austeridad pese a que llevamos varios años de crecimiento económico.

España necesita recomponer un contrato social, roto por la gestión “austericida” de la crisis y que explica en buena parte el proceso de desafección social que hemos vivido en general en Europa, así como en otras partes del mundo. Esto pasa por una corrección de las reformas estructurales pensadas para la devaluación interna del país. Y pasa por reconstruir un modelo de protección social que aborde materias estratégicas como las pensiones, las prestaciones de desempleo o las políticas activas de empleo, desde una suficiencia fiscal necesaria para distribuir equitativa y eficazmente la riqueza. 

El compromiso de CCOO con este escenario de recuperación de derechos y adaptación del país a los complejos retos que tenemos por delante, es total. La coyuntura política puede ser favorable si las fuerzas de izquierdas tienen la altura de miras de llegar a acuerdos estratégicos, que afronten los problemas y las incertidumbres de la mayoría social. Afortunadamente, el tripartito de derechas y su propuesta reaccionaria para España ha sido derrotado en las elecciones. Pero la mejor vacuna para evitar esta tentación “trumpista” es la lucha contra la desigualdad, así como abordar los retos socioeconómicos desde las lealtades compartidas y la responsabilidad pública.

 

Unai Sordo Calvo es secretario general de CCOO.

Síguenos también en el Facebook de El HuffPost Blogs

SOMOS LO QUE HACEMOS